En este momento estás viendo El álamo más grande del mundo se está desintegrando

El álamo más grande del mundo se está desintegrando

El álamo más grande del mundo se está desintegrando. La colonia de Pando en Utah, Estados Unidos, las más grande del mundo, se está desintegrando como resultado del sobrepastoreo.

El gigante temblón, en lo profundo de los bosques del centro de Utah, parece una franja apretada de álamos. Y es considerada en gran medida una planta gigantesca que la convierte en el mayor ser vivo del mundo.

Ahora, este organismo de 40.000 álamos temblones que proceden de la misma raíz, se está fragmentando como resultado del sobrepastoreo.

En concreto, un nuevo estudio identificó las formas en que «el bosque de un solo árbol» se está fracturando en individuos más pequeños. Actualmente esa colonia cubre más de 430.000 metros cuadrados, refiere el portal DW.

Pando: sistema de raíces compartido

La colonia de Pando se trata en realidad de un grupo de tallos genéticamente idénticos con un sistema de raíces compartido. Y por tanto constituye un único organismo.

Actualmente, ciervos y el ganado, que mastican los nuevos brotes de los árboles, impiden que los árboles moribundos sean reemplazados. No obstante, esta amenaza parece ser más una consecuencia de la intervención humana.

«Para el ojo inexperto, parece que los ciervos y el ganado son los villanos aquí. Pero ambas especies están muy manipuladas por los humanos», dijo a Vice Paul Rogers, ecólogo de la Universidad Estatal de Utah; que publicó un estudio reciente sobre el Pando en desintegración en la revista Conservation Science and Practice.

LEE TAMBIÉN:   Shutterstock presentó su primera herramienta de IA

Vallado: esfuerzo humano tiene el efecto contrario

Tras analizar 64 parcelas en la zona, Rogers descubrió que estos animales no son los culpables de su agotamiento. Más bien, los esfuerzos del gobierno por eliminar depredadores como osos y lobos en Utah, Montana y Wyoming han desequilibrado el sistema natural.

Así, el nuevo estudio señala que el vallado diseñado para mantener alejados a los animales no ha tenido pleno éxito en sus objetivos. Por lo que, para preservar a Pando para las generaciones futuras, será necesario un nuevo enfoque.

«Los hallazgos muestran que el Pando, genéticamente uniforme, se está ‘rompiendo’ debido a la herbivoría y al vallado», afirmó Rogers.

«Quitamos los depredadores y elevamos el número [de animales de presa] para que la gente a la que le gusta cazar o ver animales tenga más éxito», agregó. Por desgracia, esto ha dado lugar a un mayor número de ciervos; que están más domesticados y son más sedentarios que los ciervos salvajes abandonados a su suerte. «El exceso de ciervos es un gran problema», advirtió Rogers.

50% del rodal sigue sin vallar

Además de esta alteración, según la nueva investigación, el problema del vallado, por otra parte, también corresponde a falencias en la medida.

Y es que solo 16% de Pando está debidamente vallado. Dentro de esta zona protegida, los álamos jóvenes pueden alcanzar la madurez y sustituir a los árboles moribundos. Sin embargo, alrededor del 50% del rodal sigue sin vallar; lo que significa que el crecimiento en esta zona sigue siendo escaso.

LEE TAMBIÉN:   Arquitectura de hormigón conectada a la naturaleza

Del mismo modo, mientras la mayoría de los nuevos brotes que aparecen mueren sin ser reemplazados; según explica el estudio, la cantidad de luz solar que llega al nivel del suelo aumenta, cambiando la composición y la biodiversidad del organismo.

Vallado divide el Pando en tres secciones

Considerando todos los factores, todo parece indicar que más vallas probablemente no sean la solución. Ya que, según Rogers, el vallado, además, está dividiendo el Pando en tres secciones; cada una de las cuales sigue su propio curso ecológico, en lugar de formar un bosque único y resistente.

«Creo que, si intentamos salvar el organismo solo con vallas, nos encontraremos intentando crear algo parecido a un zoo en la naturaleza»; dice Rogers, quien agrega que los gestores deben intentar controlar la población de animales de pastoreo.

«Aunque la estrategia de vallado es bien intencionada; en última instancia tendremos que abordar los problemas subyacentes de demasiados ciervos y ganado que navegan en este paisaje», concluyó.

El álamo más grande del mundo se está desintegrando

Foto: Cortesía

Fuente: DW

Comentarios

Comenta en Facebook