El estrés te empobrece sin que te des cuenta. La sociedad maneja altos niveles de estrés. Especialmente a raíz de la pandemia de Covid-19, afectando nuestra salud mental y física, pero también nuestras finanzas personales.

La pandemia no solo ha traído frustración, incertidumbre y sufrimiento; sino también recortes salariales, despidos, pérdidas de seres queridos, vecinos, conocidos. Y para una buena parte de la población combinar el trabajo con el hogar; la escuela de los hijos o simplemente el encierro ha disparado sus niveles de estrés.

Yahoo Noticias comparte algunas formas en las que el estrés puede afectar directamente tu billetera, de acuerdo con GoBankingsRates.

Gastar dinero para ‘resolver’ el estrés

Si sientes que ir de compras o simplemente gastar dinero desde casa te hace sentir mejor cuando estás demasiado estresado, no estás solo, pero sí estás en un error.​​​​​​​

Esto solo va a darnos una efímera sensación de alivio; pero inmediatamente aumenta nuestros niveles de estrés cuando vemos el impacto en nuestras finanzas. Y nos sentimos mal por actuar de manera impulsiva.

Acumular más deudas

Tratar de liberarse del estrés gastando dinero puede conllevar no solo a un desequilibrio en tus finanzas del mes; sino convertirse en un problema a largo plazo si continúas gastando y te endeudas.

«Cuando las personas exhiben estrés adicional, no siempre usan su mejor juicio; y usan sus tarjetas de crédito para comprar cosas que realmente no necesitan. Esto puede crear un ciclo de uso de tarjetas de crédito para pagar las tarjetas de crédito; lo que solo terminará empeorando las cosas», explica Sara Weand, terapeuta de ansiedad en Estados Unidos.

LEE TAMBIÉN:   Cómo protegerte de las aplicaciones acosadoras

Aunque suene a cliché, aquí ayuda mucho recordar que el dinero no puede comprar la felicidad; y ocuparse de identificar la raíz del estrés para poder tratarlo.

Hábitos costosos y nocivos para la salud

Las compras compulsivas son solo uno de los peligrosos parches que le ponemos al estrés. Muchas personas, en su lugar, eligen beber alcohol, fumar o apostar cuando se sienten demasiado estresados; lo que se convierte en un círculo vicioso nocivo en más de un sentido.

Estas ‘soluciones’ no solo te harán gastar dinero, sino que dañarán tu salud; y, en muchos casos, pueden conducir a un problema de adicción. Nuevamente, tanto un problema serio de salud como el tratamiento de una adicción impactarán tus finanzas personales.

Dejar de ahorrar dinero

Estar bajo mucho estrés puede llevarte a cambiar ciertos hábitos que creías parte de tu vida; entre ellos ahorrar un poco de dinero cada vez que recibes tu pago. La necesidad de comprar para sentirte mejor te puede llevar a saltarte este paso; y usar el dinero en cosas que realmente no necesitas y no te van a ayudar.

Convertir esto en una práctica recurrente puede afectar tus objetivos de ahorro a largo plazo y tu estrés solo aumentará con el estado al que llegue tu cuenta de ahorro y la sensación de fracaso en las metas que te habías trazado.

Bajo rendimiento en el trabajo

Si algo puede bajar drásticamente tu productividad y tu concentración en el trabajo es el estrés; y esto puede tener un saldo muy negativo. Estar bajo una gran cantidad de estrés puede consumir toda tu energía; y, si la producción y la calidad de tu trabajo caen, puedes perder ese aumento por el que te habías estado esforzando; necesitar un tiempo libre sin salario o incluso perder tu empleo si la situación se prolonga.

LEE TAMBIÉN:   5 claves para Innovar hacia un negocio del futuro con cultura organizacional

«Para alguien que está experimentando mucho estrés durante largos períodos de tiempo, termina viviendo en un modo de ‘crisis’ constante; lo que no permite que el sistema nervioso parasimpático los devuelva a la línea de base», dijo Weand.

«Esto puede contribuir a su capacidad para trabajar de manera eficaz; ser productivos e incluso puede dar lugar a acciones disciplinarias en su lugar de empleo, debido a un desempeño laboral deficiente».

Accidentes evitables

La mala calidad del sueño o el insomnio son síntomas frecuentes de un estrés alto, y además de afectar tu concentración, tu energía y tu capacidad de juicio y toma de decisiones, también puede ponerte en una situación peligrosa.

Tener un accidente a causa de esto o sufrir alguna lesión puede llenarte de facturas médicas y, además, apartarte de tu trabajo o provocarte algún padecimiento crónico.

El estrés te empobrece sin que te des cuenta

Foto: Cortesía

Fuente: Yahoo Noticias

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »