Emprender un negocio en Venezuela es cuesta arriba

Emprender un negocio en Venezuela es cuesta arriba. Emprender o abrir un nuevo negocio en Venezuela se ha vuelto cuesta arriba para los microempresarios. El pago impuestos, la deficiencia en los servicios básicos, el bajo poder adquisitivo y falta de financiamiento; son algunos de los factores que influyen e impulsan el crecimiento de la informalidad en el sector. Sobre todo, comercial.

«Es bastante cuesta arriba y difícil establecer un establecimiento comercial en Venezuela por diferentes razones. La primera es por la cantidad de impuestos fiscales y parafiscales que se pagan. Se estima que entre 60% y 70% de sus ingresos va al pago de los impuestos»; afirmó Gustavo Valecillos, presidente de Consecomercio al sitio HIspanopost.

Al respecto, recalcó que la política fiscal del Ejecutivo nacional «no tiene incentivo para la actividad económica»; ni para los comerciantes de vieja data ni para los nuevos emprendedores.

Cae la capacidad de consumo

Asimismo, señaló que la segunda razón por la que es poco rentable mantener un emprendimiento responde a la baja capacidad de consumo de los ciudadanos. «Es evidente que los venezolanos no están recibiendo un ingreso acorde con las circunstancias del país», dijo Valecillos.

En tanto que el tercer factor desfavorable es la deficiencia de los servicios públicos y la intermitencia en el suministro de combustibles. «Realmente consideramos inviable comenzar un negocio en Venezuela y que sea rentable», agregó.

Cuestionan los “excesivos tributos”

Por su parte, el presidente de la Cámara Venezolana de Franquicias (Profranquicias), Ricardo Antequera; señaló que «la tensión fiscal nunca es un buen aliado del crecimiento económico. Además atenta de manera directa contra el crecimiento comercial».

A su juicio, el excesivo pago de tributos municipales, fiscales y parafiscales es «especialmente agresivo contra la pequeña y mediana empresa; que es el sector donde se mueven fundamentalmente los actores vinculados con el emprendimiento y las franquicias como emprendimiento de segundo nivel».

Antequera enfatizó que preocupa que no haya una revisión fiscal que invite a reducir la carga impositiva para los comerciantes. Y que «al contrario, siguen surgiendo amenazas de nuevos impuestos».

Si quieres leer la nota completa, ingresa a Hispanopost.

Emprender un negocio en Venezuela es cuesta arriba

Foto: Cortesía

Fuente: Hispanopost