En Venezuela el agua es un detonante del descontento popular

En Venezuela el agua es un detonante del descontento popular

En Venezuela el agua es un detonante del descontento popular. Desde comienzos de marzo, los apagones masivos han afectado al bombeo de agua. Se agravan así los problemas de suministro.

Los especialistas atribuyen el colapso a la falta de mantenimiento de las instalaciones. Mientras que el gobierno afirma que la falta de agua es producto de ataques de Estados Unidos y de la oposición contra la infraestructura eléctrica.

LEE TAMBIÉN Venezuela emigra y con ella sus patógenos

Oferta de agua inferior a la de hace 20 años

El ingeniero Manuel Pérez Rodríguez, director general de la Fundación Movimiento por la Calidad del Agua, explica que “como no tenemos saneamiento de las aguas, las cloacas no son objeto de una depuración adecuada. En consecuencia tenemos ríos, lagos, lagunas y mares contaminados con aguas servidas”.

Según el especialista, las plantas no tienen la capacidad para producir agua potable como se requiere.

No se hacen inversiones ni mejoras y la población crece. La demanda crece, pero la oferta sigue siendo la misma o quizás menor. Aquí tenemos una oferta de agua inferior a la que teníamos hace 20 años”.

Estima que es muy difícil saber cuántas personas tienen realmente acceso al agua en Venezuela. Hay al menos tres variables que lo determinan: la de calidad, la de continuidad y la de presión.

Ninguna zona del país recibe suministro de agua los 7 días de la semana

Para él, ninguna zona es correctamente suministrada siete días a la semana. A esto se suma el hecho de que los cambios de presurización deterioran aún más las tuberías.

LEE TAMBIÉN:   Inflación acumulada en 7 meses se ubica en 1.579%

Parte de los ciudadanos financian su acceso al agua a través de la perforación de pozos. Esta es una solución paliativa, pero resaltó que realmente en Venezuela lo que hay son grandes problemas estructurales.

Hay que hacer grandes obras de ingeniería que no se ejecutaron en los últimos 20, 25 años. Esto trajo el colapso de este servicio público, pero también de las comunicaciones, de la electricidad, del saneamiento del agua, el saneamiento ambiental, las vías de comunicación. Tenemos un país que se está cayendo a pedazos por falta de inversión y mantenimiento”.

Se calcula que el sistema de bombeo de agua para surtir a toda Venezuela consume 10% de toda la electricidad que se genera en el país.

Más de cuatro semanas después del gran apagón nacional, el sistema eléctrico venezolano sigue sin estabilizarse. Esto mantiene en vilo también el restablecimiento del suministro de agua.

En Venezuela el agua es un detonante del descontento popular

Fuente: RFI – Francia

Comments

comments