Energías limpias ganan espacio en Centroamérica y el Caribe

Energías limpias ganan espacio en Centroamérica y el Caribe

Energías limpias ganan espacio en Centroamérica y el Caribe. Además de impulsar su desarrollo socioeconómico, los países tienen como desafío generar energía a través de una matriz cada vez más limpia, segura y diversificada. A la región parece preocuparle la dependencia de fuentes no renovables.

La capacidad instalada en los 12 países de la región para 2017 era de 32,025.93 megavatios. De ese total, 18,284 megavatios (57%) corresponden a combustibles fósiles. Mientras que 13,741 megavatios (42.9%) se generaron con energía renovable.

LEE TAMBIÉN Regiones de Nariño tendrán energía eléctrica generada por paneles solares

Matriz energética y países con mayor dependencia de combustibles fósiles

La matriz energética estuvo distribuida de la siguiente manera: térmica no renovable 10,458.1 (32.6%); hidráulica 7,744.87 (24.2%); derivados del petróleo 3,642.20 (11.4%); térmica 3,074.2 (9.6%); biomasa 1,773 (5.5%); eólica 1,384.1 (4.3%) y carbón 1,109.5 (3.5%).

En menor porción estuvieron la energía solar 892.66 (2.7%), gas natural 669 (2%), geotérmica 637.5 (1.9%), térmicas renovables 524 (1.63%), la combinación de gas natural y fuel 108 (0.3%) y biogas 8.1% (0.02%).

Los países que registraron mayor dependencia de los combustibles fósiles para generar su energía fueron Trinidad y Tobago, con 2,402 megavatios, 99.9% del total de su capacidad instalada. Le sigue Cuba con 6,829 (91.3%). Haití con 282 megavatios, 81.9%. Jamaica con 874 megavatios (85.2%). Nicaragua con 57% y República Dominicana, con 2,100 megavatios (56.9%).

Los datos fueron recopilados a través de los organismos oficiales de cada país y la Organización Latinoamericana de Energía (Olade).

Costa Rica lidera la generación de energía limpia

El país que logró tener un mayor suministro a través de energía limpia fue Costa Rica. Produjo 2,958.2 megavatios, 83.8% de su capacidad energética.

Le siguieron Panamá, con 2,198 (64%). El Salvador, con 1,079 (58.5%). Guatemala, con 2,746 megavatios. Belice tuvo 54% (83.48 megavatios) y Honduras generó 62% (1,596.4 megavatios).

Para Manuel Cabral, presidente de la Asociación Dominicana de Industria Eléctrica (ADIE), una matriz energética diversificada evita la dependencia de una fuente específica de generación, la cual puede crear problemas de desabastecimiento y precios elevados.

El cambio climático, las variaciones de los precios de los combustibles y demás variables exógenas hacen que poseer una matriz energética diversificada sea una meta primordial en los sistemas eléctricos”, asegura Cabral.

RD tiene la matriz de generación eléctrica más diversificada

República Dominicana tiene una de las matrices de generación eléctrica más diversificada de la región. Aunque continúa generando la mayor demanda energética a través de combustibles fósiles, el cambio en el panorama es evidente.

Dos décadas atrás la producción de energía estaba liderada en 88% por derivados del petróleo. El resto lo componían el carbón en 3% y el agua con 9%. Sin embargo, en la actualidad, se han agregado otras fuentes.

En 2017, de los 3,687.7 megavatios instalados, los derivados del petróleo ocuparon 49%. El gas natural siguió con 18%. La energía hidráulica con 17%. El carbón 8%. La combinación de gas natural y fuel 3%. El viento 3% y biomasa 1%.

En los próximos meses el panorama energético de República Dominicana y Panamá tendrán una ruta más amigable con el ambiente. Esto por las nuevas inversiones realizadas por el Grupo InterEnergy.

El holding puso en funcionamiento dos parques solares: Ikakos, en Panamá. Y otro a través del Consorcio Energético Punta Cana Macao (CEPM), en la provincia La Altagracia.

Parque solar la gran alternativa

Con una inversión superior a los $48 millones, InterEnergy inauguró el parque solar fotovoltaico Ikakos. Es el más grande de Panamá, con 138,960 paneles solares Jinko que tienen una potencia nominal de 40 megavatios. La nueva planta solar realizará un aporte anual de 84.58 gigavatios hora a la matriz energética.

Asimismo, con una inversión de $680 millones, el Grupo agregó 85 megavatios a la oferta eléctrica en su área de concesión en el Este de República Dominicana.

En República Dominicana, las primeras inversiones en energía renovable no convencional fueron instaladas entre 2011 y 2012 por CEPM y la Empresa Generadora de Electricidad Haina (EGE Haina). Se construyeron los parques eólicos Quilvio Cabrera y Los Cocos.

Generación de energía renovable

En 2017, los países investigados generaron 105,287.48 gigavatios hora (GWh, siglas en inglés). De ellos 57,410.20 GWh (54.5%) fueron a través de combustibles fósiles y 47,877.27 GWh (45.4%) por energía limpia.

La energía generada con fuente hidráulica fue 29,640.74 GWh. La energía eólica 3,998.90 GWh. La geotérmica 3,684.74 GWh. La biomasa 2,262.25 GWh. La solar 1,547.35 GWh y la térmica renovable 1,444 GWh.

Además, a través del gas natural se generaron 5,299.29 GWh. Por carbón 2,288.71 GWh. Derivados del petróleo 8,065.10 GWh y térmica no renovable 47,056.4 GWh.

LEE TAMBIÉN Iluminación LED: ecoeficiente y duradera

Retos y perspectivas

Manuel Cabral entiende que el principal reto en el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) continúa siendo la gestión y eficiencia de la distribución de la energía.

Este es uno de los pendientes más críticos para caminar hacia su desarrollo y madurez completa y poder abordar la planificación del futuro y lograr que toda la población reciba energía asequible, segura y sostenible”, pondera.

Para mediados de 2020, la ADIE espera la entrada de seis parques de energía renovable, compuestos de 182 megavatios de energía eólica y 113 megavatios de solar.

Energías limpias ganan espacio en Centroamérica y el Caribe

Fuente: El Dinero – República Dominicana

Comments

comments