• Home »
  • Tecnología »
  • Estas son las 10 predicciones de Steve Jobs sobre el futuro de la tecnología que se han hecho realidad, y 2 en las que no ha acertado
Estas son las 10 predicciones de Steve Jobs sobre el futuro de la tecnología que se han hecho realidad, y 2 en las que no ha acertado

Estas son las 10 predicciones de Steve Jobs sobre el futuro de la tecnología que se han hecho realidad, y 2 en las que no ha acertado

Ocho años después de la muerte de Steve Jobs, su nombre sigue presente en las discusiones sobre cómo evolucionará la tecnología y hacia dónde se dirige.

Desde 1976, cuando cofundó Apple, Jobs dirigió una revolución de los microprocesadores, con una visión que se extendió a los teléfonos, tablets, distribución de música, aplicaciones y todas aquellas cosas sin las que no podemos imaginar nuestra experiencia de usuario del siglo XXI.

Leer más: wp.me/p6HjOv-1xG

Además de por sus productos pioneros y revolucionarios, Jobs ha sido destacado por predecir el futuro. Después de todo, como dice una de sus citas favoritas, “La mejor manera de predecir el futuro es inventarlo”.

No obstante si echamos la vista atrás, aunque muchas de las predicciones de Jobs resultaron acertadas, otras estaban fuera de lugar. Aquí verás 10 de sus mayores vaticinios, así como dos sorprendentes fallos.

La gente utilizará los ordenadores en casa, en su tiempo de ocio.

En 1985, Steve Jobs le dijo a la revista Playboy que el uso de ordenadores se extendería a los hogares. En ese momento, se utilizaban principalmente en empresas, colegios y algún que otro pionero que trabajaba desde casa.

Un año antes, el 8% de los hogares estadounidenses tenía ordenador, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

En el año 2015, esta cifra había aumentado hasta el 79%.

Tal y como predijo Jobs, los ordenadores son una fuente de recreación para millones de personas, ya sea viendo películas y TV, jugando o enviando mensajes a amigos.

Estaremos todos conectados a través de los ordenadores.

En la misma entrevista, Jobs explicó que el argumento más convincente para que las personas compraran un ordenador para su casa sería “vincularlo a una red nacional de comunicaciones”.

Hizo estos comentarios cuatro años antes del trabajo pionero de Tim Berners-Lee para desarrollar lo que se convirtió en la World Wide Web, y cinco años antes de que la primera página web se publicara online.

Vea también: wp.me/p6HjOv-1tW

Es mucho más rápido llevar a cabo todo tipo de funciones como “cortar” y “pegar” con la ayuda de un ratón.

Antes de que Jobs lanzara su ordenador Lisa en 1983, la mayoría de ellos venían con instrucciones complejas para utilizar el teclado. Cuando Jobs presentó su ratón, explicándole a Playboy que “señalar es una metáfora que todos conocemos”, simplificó todas esas funciones, incluso para aquellos con poca habilidad en computación.

Treinta y cinco años después, el ratón es algo imprescindible en la informática, e incluso se ha vuelto un poco pintoresco gracias a los avances de la tecnología de pantalla táctil, popularizados en teléfonos y tablets por parte de Apple y otras compañías.

Habrá acceso a Internet en todas partes.

En una entrevista de gran alcance con la revista Wired en 1996, Jobs profetizó que los consumidores de todo el mundo podrían acceder a Internet y utilizarlo.

LEE TAMBIÉN:   Taxis voladores y otros inventos impensados que ya son realidad

Puede que ya hayamos llegado a la época de depender del móvil para el acceso a Internet, pero Jobs supo ver que el acceso a la red llegaría a todo el mundo.

A partir de abril de 2019, se estima que 4.400 millones de personas en todo el mundo utilizarán Internet. Eso es alrededor del 56% de la población mundial y el 81% del mundo desarrollado.

Puede que no tengamos que gestionar el espacio de almacenamiento de archivos.

Mucho antes de que todos empezáramos a almacenar fotos, vídeos y datos en la nube de Apple o en Google Drive, Jobs hizo hincapié en la necesidad de proporcionar a los clientes formas de prescindir del almacenamiento.

Jobs le dijo a la revista Wired en 1996 que: “[Gestionar el espacio es] muy importante para el escritorio de nuestro ordenador. Y esto puede desaparecer. Es posible que no tengamos que administrar nuestro espacio. A lo mejor en poco tiempo, no hay mucho que almacenar”.

Agregó: “No almaceno ningún archivo más, de verdad. Uso mucho el correo electrónico y la web, y con ambos no tengo que gestionar el espacio. De hecho, mi forma favorita de recordarme lo que tengo que hacer es enviarme un correo electrónico. Ese es mi almacenamiento”.

La estrategia de Apple ha sido la idea de “convertir un ordenador increíble en un libro”.

En 1983, la mayoría de los ordenadores eran cajas grandes y pesadas utilizadas en laboratorios y talleres.

Pero, en un discurso en la Conferencia Internacional de Diseño en Aspen, Jobs tuvo una visión de algo mucho más manejable. Habló de “un ordenador increíblemente genial en forma de libro que puedes llevar contigo y que puedes aprender a utilizar en cinco minutos”.

En una entrevista con Newsweek’s Access al año siguiente, añadió: “Siempre he pensado que sería realmente maravilloso tener una pequeña caja, una especie de pizarra que pudieras llevar contigo”.

Trasladando estas palabras al 2019, suena como si estuviera hablando de una tablet, un Kindle o un smartphone que quepa en el bolsillo.

“Será como si hubiera una persona pequeña dentro de esa ‘caja’ que se anticipe a lo que quieres”

En la misma entrevista para Newsweek, Jobs describió los ordenadores como “agentes”, que sepan lo que queremos, almacenen información, interactúen con nosotros y aprendan a anticipar todas nuestras necesidades, convirtiéndose en lo que Jobs llamó “un pequeño amigo dentro de esa caja”.

Veinticinco años después, Alexa y Siri se han convertido en ayudantes digitales indispensables para millones de personas. El romance de Joaquin Phoenix con una asistente virtual con Inteligencia Artificial en la película Ella ya no parece algo propio de la ficción.

LEE TAMBIÉN:   Cómo crear una cultura empresarial preparada para el cambio digital

La gente dejará de ir tanto a la tiendas. Se comprará mucho por internet.

En 1995, Jobs dio un discurso ante la Fundación de los Premios de Tecnología de la Información de Computerworld, donde destacó que el mayor impacto de Internet sería en el comercio. Anticipó cómo Internet permitiría a las pequeñas empresas reducir los costes de distribución y competir con otras más grandes y establecidas al comerciar directamente con el consumidor.

En la actualidad, millones de empresas comercian en Internet, desde pequeños proveedores especializados hasta el gigante de Amazon.

Jobs también predijo el coste de no sumarse al comercio online.

Le dijo a la revista Wired en 1996 que “la gente dejará de ir a muchas tiendas. Comprarán artículos a través de la web. Las grandes empresas que no presten atención al cambio se verán afectadas”.

Ahora, mientras vemos los cierres de tiendas como Walmart y a Amazon acumulando miles de millones en ventas por Internet, no pueden decir que no se les advirtió.

La gente recibirá más información de la que puede procesar.

En 1996, cuando la gente aún experimentaban con el envío y la recepción de sus primeros correos electrónicos, parecía inconcebible que estuviéramos haciendo malabarismos con más información de la que podíamos manejar, a pesar de las advertencias de Steve Jobs sobre la sobrecarga de información, emitidas en su entrevista de la revista Wired en 1996.

Aplicando estas palabras al 2019, la media de veces que un americano mira su móvil es de 52 al día, según una encuesta de consumidores realizada por Deloitte.

‘Los niños recibirán uno de estos a los 10 años’

Una de las predicciones más improbables de Steve Jobs se refería a cómo la tecnología emergente llegaría al mercado juvenil, tradicionalmente reservada para los bolsillos de los adultos.

En su entrevista con Newsweek’s Access, explicó:

“Obtendrías una de estas cosas cuando tenías 10 años, y de alguna manera lo encendías y decías: “¿Dónde estoy?” Y de algún modo señalabas que estabas en California “.

¿Cuánta razón tenía? Un estudio de influence Central informa que la edad media a la que un niño estadounidense recibe su primer teléfono ahora es de 10,3 años.

Pero Jobs no acertó en todos sus augurios. En 1983, dijo: “Creo que se innovará mucho en las áreas de software pero no en hardware”.

El cofundador de Apple, Steve Jobs, con un primer modelo del Macintosh. Eric Risberg/AP Images
Cuando Jobs habló con Playboy en 1983, el mayor rival de Apple en la producción de PC era IBM.

Así que no parecía estar fuera de lugar cuando dijo: “No creo llegue a haber muchas empresas de tercer y cuarto lugar, y mucho menos sexto o séptimo lugar. La mayoría de las nuevas, empresas innovadoras, se centran en el software. Por eso, creo que habrá mucha innovación en las áreas de software pero no en hardware”.

LEE TAMBIÉN:   China acusa a Apple por el conflicto con Hong Kong

En realidad, fue el gigante del software Microsoft quien se superó el pronto, lo que le llevó a un control tan férreo del mercado que el gobierno de los Estados Unidos finalmente lo investigó por su comportamiento anticompetitivo.

Hoy en día, la mayoría de acciones de software se comparten entre tres grandes compañías, Microsoft, Apple y Google, mientras que la batalla por el hardware se libra más lejos entre Samsung, Dell, HP, Acer y otros. Esta es una de las cosas en las que Jobs se equivocó.

Y se equivocó cuando dijo: ‘¿Cambiará la conexión a Internet la vida de millones de personas? No.

Teniendo en cuenta todos los detalles que acertó, es bastante sorprendente que Jobs minimizara tanto el impacto general de toda la tecnología que defendía.

Tal vez intentaba ser modesto cuando le dijo a Wired en1996:

“Internet será muy importante. ¿Va a ser un evento que cambie la vida de millones de personas? No. Quiero decir, tal vez. Pero no es un sí seguro en este momento. Quizás pille a la gente desprevenida”.

“Seguro que no es como la primera vez que alguien vio una televisión. No será tan profundo como cuando alguien en Nebraska escuchó por primera vez una transmisión de radio. No será para tanto”.

Considerando cuántos de nosotros dependemos de la red diariamente para nuestras necesidades comerciales, nuestras interacciones sociales, nuestro entretenimiento, nuestro conocimiento y nuestras noticias, parece que esta fue una predicción en la que Steve Jobs se equivocó.

FUENTE: Business Insider/Caroline Frost

Comments

comments