En este momento estás viendo Este es el tipo de trabajador que toda empresa quiere

Este es el tipo de trabajador que toda empresa quiere

Este es el tipo de trabajador que toda empresa quiere. Sin lugar a dudas, la manera en que interactúas en tu entorno laboral es decisiva para el éxito profesional. Los sicólogos han estudiado desde hace mucho tiempo el llamado “estilo de reciprocidad” y determinando qué tipo de empleados suelen ser los más productivos y eficaces.

En su libro ‘Give and Take: A Revolutionary Approach to Success’, (Dar y recibir: un enfoque revolucionario para el éxito), el psicólogo organizacional y profesor de Wharton Adam Grant determinó tres estilos clave de reciprocidad:

1.- Los recibidores.

2.- Los igualadores.

3.- Los donantes.

Dados estos nombres, no es demasiado difícil adivinar cuál es el más codiciado por los empleadores, refiere Yahoo Noticias.

Las características de cada perfil

Los recibidores, según Grant, ven el mundo como una carrera competitiva. Asumen que nadie más se ocupará de ellos y por tanto siempre priorizan sus propios intereses. Pueden optar por ayudar a otros estratégicamente, pero solo cuando obtienen más beneficios que costos.

En cambio, los igualadores funcionan a nivel “ojo por ojo”. Cuando alguien les hace un favor, lo devuelven en la misma medida, y cuando ayudan a alguien, esperan lo mismo a cambio.

Pero los donantes se enfocan en los demás más que en ellos mismos. Prestan mucha atención a lo que la gente necesita de ellos, ya sea tiempo, ideas o tutoría. Este tipo de empleado es más bien una rareza en el lugar de trabajo, según Grant, y en cualquier campo, los encontrará cerca de la cima de su carrera profesional. Suelen convertirse en ingenieros más eficientes o en vendedores con mayores ingresos que los recibidores e igualadores.

LEE TAMBIÉN:   Olas de calor serán muchísimo peor en 2023

Además, han aprendido a obtener ayuda cuando la necesitan y son hábiles tanto para recibir como para dar. «Los donantes exitosos son tan ambiciosos como los recibidores y los igualadores», escribe Grant en su libro. «Simplemente tienen una forma diferente de perseguir sus objetivos».

Donantes demasiado generosos

Sin embargo, otro estudio encontró un grupo significativo de donantes agrupados en el extremo opuesto. Eran los trabajadores menos productivos, los fracasados, al menos a los ojos de sus compañeros.

Según Grant, a estos desventurados donantes les resultaba incómodo solicitar favores o ayuda. Dieron y dieron hasta que el pozo se secó. En otras palabras, eran “demasiado buenos”.

Bill Sanders, experto en trabajo y negociación y CEO de Mobus Creative Negotiating, una empresa de consultoría y capacitación corporativa, recuerda en un artículo para CNBC el caso de un joven agente de viajes que era brillante y trabajador, pero que siempre se quedaba corto en sus cifras de ventas.

¿El motivo?

Era compulsivamente generoso con los posibles clientes, dándoles astutos consejos gratuitos (que estos tomaron para reservar online, por su cuenta, en vez de usar sus servicios). Como resultado, tanto el agente como su agencia sufrieron.

La clave para ser donante… y no morir en el intentoPor tanto, para ser un donante exitoso, debe ser un buen negociador. El regateo requiere el don de su tiempo y energía para superar el proceso y mantenerse enfocados en metas a largo plazo.

Por el contrario, las donaciones o ayudas indiscriminadas pueden ser perjudiciales, incluso entre socios estratégicos.

LEE TAMBIÉN:   Noruega concederá bloques de prospección petrolera

Tener en cuenta las buenas técnicas de negociación o de establecimiento de acuerdos puede ayudarlo a convertirse en un donante exitoso.

Este es el tipo de trabajador que toda empresa quiere

Fuente: Yahoo Noticias

Comentarios

Comenta en Facebook