Factores que modelan las ciudades del futuro

Factores que modelan las ciudades del futuro

Factores que modelan las ciudades del futuro. Para 2050, la población mundial superará los 10 mil millones de personas. Esto convertirá a las ciudades superpobladas en uno de los problemas más urgentes del presente.

El análisis de datos, la inteligencia artificial, el desarrollo en transporte y el rápido avance de nuevas tecnologías transforman nuestras necesidades como sociedad. Y modelan el cómo diseñamos, construimos y habitamos el entorno construido.

Este es el contexto en el que se llevó a cabo la Conferencia Arquitectura del Futuro, comisariada por el arquitecto Dmytro Aranchii, con sede en Kiev, Ucrania.

Tecnologías disruptivas que configuran el futuro de la industria

Con el tema ‘Lo inevitable: las tecnologías disruptivas que configuran el futuro de la industria AEC’, es la conferencia europea más grande sobre tecnologías emergentes.

Y debatió sobre cómo las diferentes profesiones y tecnologías están configurando el futuro de la arquitectura.

Desde ciudades futuristas y casas compartidas hasta la arquitectura extraterrestre.

Entre sus participantes estaban Foster + Partners, Zaha Hadid Architects, GENSLER, Woods Bagot, Arup, Rat[Lab], AI SpaceFactory y HASSELL.

Hong Kong . Image Courtesy of Soledad Sambiasi

Hong Kong . Image Courtesy of Soledad Sambiasi

Satisfacer las necesidades humanas

El principal desafío es de diseñar nuevos espacios o incluso modernizar los existentes. Las necesidades humanas cambian muy rápido. Pero aún más rápido cambian las tecnologías que soportan y configuran nuestra interacción con otros y con el entorno.

El diseño orientado al ser humano y las metodologías experimentales son los principales caminos explorados al discutir las ciudades del futuro.

La combinación de ambos crea una perspectiva holística interdisciplinaria. Identifica las necesidades humanas que deberán abordarse, combinándolas con las tecnologías y datos disponibles para ayudarnos a diseñar un futuro competente y sostenible, tanto en el ámbito construido como en el virtual.

Se identificaron 7 consideraciones relacionadas con la arquitectura que están dando forma al diseño de las ciudades del mañana:

1. Cambio climático

MCC Carbon Clock. ImageCO2 budget

MCC Carbon Clock. ImageCO2 budget

El cambio climático es uno de los asuntos más urgentes a tener en cuenta cuando se habla de futuras ciudades.

Los edificios y la construcción representan 38% de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía a nivel mundial.

La perspectiva más simple e impactante a considerar: el edificio más sostenible es el que nunca se construye.

La restauración por sobre la demolición es una tendencias a tener en cuenta. Ahorra dinero y tiempo, y disminuye el impacto en las emisiones de carbono al eliminar los procesos de construcción y demolición.

La eficiencia energética en los edificios es otra forma de reducir las emisiones de CO2.

La industria está pasando por una transformación catalizada principalmente por BIM. Metodología que integra todo el ciclo de vida del entorno construido y, más recientemente, el Internet de las cosas (IoT).

En pocas palabras, las redes de sensores y los sistemas de gestión de edificios rastrean todo tipo de datos. También proporcionan información profunda sobre el rendimiento en tiempo real y predicen posibles problemas, entregando datos para actuar.

El control de temperatura, el monitoreo de energía, el consumo de agua y el rendimiento en tiempo real se registran y procesan, haciendo que los edificios respondan de forma inmediata a nuestras propias interacciones y necesidades.

Mario Bodem comparte una perspectiva muy perspicaz sobre la industria de la fabricación de cemento. El cemento como producto se ha disparado en un 300% desde 1990. En gran parte debido al desarrollo en China.

Junto con el daño ambiental que genera la fabricación de cemento por si sola representa 8% de las emisiones mundiales de CO2.

2. Tecnologías disruptivas

Hong Kong Skyscrapper. Image Courtesy of rat[LAB]

Hong Kong Skyscrapper. Image Courtesy of rat[LAB]

La Cuarta Revolución Industrial se desarrolla rápidamente.

La digitalización de las interacciones humanas aumenta a un ritmo exponencial. Así como el plazo en el que las personas adoptan nuevas tecnologías disminuye.

La digitalización de la industria de la construcción es hoy una de las mayores oportunidades de inversión mundial. La planificación urbana, la arquitectura y el diseño están hoy dentro de las áreas que más pueden afectar el futuro de la humanidad.

El Internet de las cosas (IoT), el diseño regenerativo y paramétrico, la inteligencia artificial, robótica, impresión 3D, big data y realidad virtual son solo algunas de las nuevas herramientas con las que los arquitectos cuentan para cambiar su forma de pensar, diseñar y construir las ciudades del futuro.

El papel del arquitecto tendrá que pivotar, abrazando la colaboración multidisciplinaria y adoptando nuevas tecnologías en sus flujos de trabajo para abordar esta nueva interfaz de oportunidades.

Las tecnologías disruptivas se aplican a problemáticas de todas las escalas. Desde planificación urbana paramétrica, hasta productos más centrados en el ser humano. Como pueden ser sistemas de iluminación diseñados para cambiar cada pocos minutos, simulando condiciones reales de luz natural.

Anja Ehrenfried, Directora General de Citythinking, compartió “Planificación inteligente paramétrica (PSP)”. Es un software basado en algoritmos desarrollado para crear diseños flexibles y eficientes, optimizado para diferentes escenarios y tipologías urbanas que se espera que formen el futuro.

3. Nuevos materiales de construcción

Courtesy of AI SpaceFactory

Courtesy of AI SpaceFactory

Todas las consideraciones crean un terreno fértil para la innovación en nuevos materiales de construcción y tecnologías de producción digital.

La forma más inteligente de abordar este problema es reutilizando.

En lugar de devastar bosques, playas y riberas, deberíamos reutilizar nuestros propios desechos reciclando e implementación de economías circulares.

Algunas de las opciones más interesantes aquí incluyen materiales plásticos a base de desechos, materiales absorbentes de CO2 (como CLT), materiales renovables y biomecánica.

3D printing process. Image Courtesy of AI SpaceFactory

3D printing process. Image Courtesy of AI SpaceFactory

La impresión 3D también abre una perspectiva interesante. Permite la creación de nuevos materiales con prestaciones mejoradas. Y optimiza la cantidad de material utilizado en la construcción.

En el caso del hormigón, puede reducir el uso hasta en 40%.

Este exceso se produce porque no hay penalización por el diseño excesivo. Esto alienta a diseñadores e ingenieros a sobredimensionar a favor de la seguridad y la estética, por sobre la eficiencia del material.

4. Densidad urbana

Shanghai Tower, China. Image Courtesy of GENSLER

Shanghai Tower, China. Image Courtesy of GENSLER

Crecer en altura, en niveles subterráneos o en densidad fueron algunas de las opciones analizadas. Hay posturas muy variadas sobre en qué dirección debería crecer la ciudad.

Helen Taylor (Woods Bagot) y Rachel Cooper (Arup) se unieron para explorar sótanos profundos como el futuro de la ciudad. La densidad y el crecimiento de la población han resultado en la necesidad de cavar en profundidad, así como en construir alto.

A través de su proyecto más reciente, The Londoner, comparten cómo cavar un sótano de 35 metros de profundidad en el centro de Londres. Y albergan servicios como cine, salón de baile y restaurantes. Estos pueden funcionar mejor, debido a las condiciones térmicas y acústicas que proporciona el subsuelo.

Lukasz Platkowski, Director de Diseño de GENSLER, participó en el diseño de uno de los edificios más altos del mundo (Shanghai Tower, China).

Presenta la visión actual del espacio de trabajo de GENSLER, que propone edificios medianos a altos. Su configuración genera una transición entre la granularidad horizontal de ls arquitectura residencial y el lenguaje vertical de la arquitectura comercial.

El resultado es un lenguaje híbrido. Los edificios altos se desarticulan horizontalmente, creando relaciones espaciales más ricas. Y a su vez aumentan la cantidad y calidad de las interacciones entre las personas, permitiéndoles conectarse y colaborar en espacios diseñados para fusionar el estilo de trabajo con el estilo de vida.

5. Big Data y comportamiento humano

Courtesy of Woods Bagot

Courtesy of Woods Bagot

Las ciudades futuras son ciudades inteligentes y operarán como un gran ecosistema basado en datos.

Actualmente se registra cada interacción y conjunto de condiciones de cada punto. Y varias compañías utilizan estos datos para extrapolar y proyectar diseños más inteligentes que se adapten mejor a las necesidades humanas.

Algunos de los aspectos más importantes de la ciudad que se están analizando incluyen índices de caminabilidad, accesibilidad, usos mixtos, niveles de uso fluctuantes en diferentes momentos del día y durante diferentes días de la semana.

Buenas ciudades tienen niveles de actividad equilibrados las 24 horas, los 7 días de la semana y nunca deberían tener espacios ‘muertos’.

Y lograr la integración de diferentes culturas y comunidades, un tema urgente que crece cada día más.

6. Co-working y co-living

Courtesy of GENSLER

Courtesy of GENSLER

La salud humana y el bienestar psicológico pueden mejorarse y optimizarse mediante el uso de tecnología y datos.

A medida que la población humana se duplique, será fundamental optimizar la calidad de los espacios públicos. Esto permitirá a las comunidades compartir e interactuar en espacios diseñados para la accesibilidad y la diversidad.

La calidad de la comodidad en los espacios de trabajo y la vivienda se medirá a través de sensores. Ellos proporcionan datos en tiempo real sobre el bienestar y los indicadores de comodidad primarios: luz natural, niveles de oxígeno e interacción humana.

Por ejemplo, un edificio podría detectar que los niveles de oxígeno son bajos, haciendo que las personas se sientan cansadas o estresadas. Y activaría automáticamente los sistemas de ventilación en respuesta. También podría conectarse a aplicaciones de calendario y exponer sitios que no se están utilizando en tiempo real, optimizando el uso del espacio.

El diseño de interiores también tiene un impacto en la comodidad y la salud. Ganando relevancia a medida que los espacios se hacen más pequeños y más concurridos.

Será necesario desarrollar y poner en práctica una comprensión más profunda de cómo el color, la materialidad, la espacialidad, la iluminación e incluso la decoración afectan el comportamiento humano.

7. Arquitectura extraterrestre

Courtesy of AI SpaceFactory

Courtesy of AI SpaceFactory

La producción de nuevos hábitats en otros planetas es la nueva carrera espacial del siglo XXI.

Visto por muchos como una de las formas más prometedoras para resolver el problema de la sobrepoblación. Muchos otros lo perciben como una aberración.

Compañías como Foster + Partners, HASSELL, AI SpaceFactory están diseñando arquitectura extraterrestre. Y están investigando técnicas de construcción que permiten erigir objetos en condiciones completamente diferentes del entorno de la Tierra.

Living Architecture Lab explora los sistemas vivos. Y desarrolla edificios reconfigurables de forma autónoma con la capacidad de autoorganizarse, autoevaluarse y mejorarse, desafiando el ciclo de vida lineal de los edificios (extracción de materia prima, fabricación, construcción, operación, demolición y eliminación).

Otro ejemplo de arquitectura extraterrestre es AI SpaceFactory. Agencia de diseño arquitectónico y tecnológico multiplanetario que ha desarrollado la primera tipología extraterrestre en altura: MARSHA.

Es una casa de varios niveles y sin pasillos que se erige en la superficie de Marte.

Las estructuras en la Tierra están diseñadas principalmente para la gravedad y el viento. Pero las condiciones marcianas requieren una estructura optimizada para manejar la presión atmosférica interna y las tensiones térmicas.

Este proyecto mantiene una huella pequeña, minimizando las tensiones mecánicas en la base y la parte superior que aumentan con el diámetro.

La estructura alta y estrecha otorga a las personas un punto de vista superior para observar el paisaje. Y la espacialidad responde a las demandas físicas y psicológicas conocidas y anticipadas de una misión a Marte.

El proyecto forma parte del desafío centenario de la NASA. Y es el resultado de la construcción autónoma y la utilización de recursos in situ. Encontrando materiales en la superficie de Marte para construir sus hogares.

Courtesy of AI SpaceFactory

Courtesy of AI SpaceFactory

Courtesy of AI SpaceFactory

Courtesy of AI SpaceFactory

Factores que modelan las ciudades del futuro

Fuente: Plataforma Arquitectura

Comments

comments

LEE TAMBIÉN:   Eficiencia de la producción de petróleo crudo de EEUU