Falla de San Andrés: por qué preocupa tanto

Falla de San Andrés: por qué preocupa tanto

Falla de San Andrés: por qué preocupa tanto. Cada vez que tiembla en California, la pregunta se repite: ¿está más cerca el “Big One”?

Con el “Big One” se refieren a un terremoto catastrófico que, según los sismólogos, ya debió haber ocurrido.

LEE TAMBIÉN Ingenieros geólogos: los guardianes de la tierra

Vuelven los temores del megaterremoto

Los temores volvieron a desatarse esta semana. Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió la noche del viernes la región sur de California.

Este sismo se registró tan solo un día después del de magnitud 6,4 en la misma zona.

California es propensa a los terremotos. Se ubica sobre una serie de fallas o regiones donde las placas tectónicas se unen.

La mayor de ellas -y la potencialmente más peligrosa- es la falla de San Andrés. Atraviesa el Estado de norte a sur y se extiende a lo largo de 1.300 kilómetros.

La falla delimita la placa norteamericana de la placa del Pacífico. Y es una de las más estudiadas del planeta, ya que casi en su totalidad se encuentra sobre la superficie terrestre.

Sobre ella se asientan los enormes centros urbanos de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de EE.UU. y San Diego. 38 millones de personas viven en sus inmediaciones.

Cuestión de tiempo

La parte media de la falla se rompió hace unos 160 años y la parte norte en 1906. Esta provocó el devastador terremoto de 7,8 que destruyó gran parte de San Francisco en 1906 y dejó más de 3.000 muertos.

LEE TAMBIÉN:   Fedecámaras: 370.000 empresas han cerrado en Venezuela desde 1998

Pero la que más preocupa a los científicos es la sección sur de la falla. En ella no se ha producido un sismo en cerca de 300 años.

Llos registros geológicos indican que es la causante de un gran terremoto con una periodicidad de 150 años. Y en todo ese tiempo ha ido acumulando tensión.

El último gran terremoto que hubo en esa zona data de 1700. Pero no se tienen detalles de cómo ocurrió.

En la Conferencia Nacional de Terremotos celebrada en California en 2016, los científicos advirtieron que la sección sur de la falla de San Andrés está cargada y lista para provocar un gran temblor.

Un gran riesgo

Sismólogos del Geological Survey de Estados Unidos simularon los efectos de un gran terremoto en California.

Uno de sus modelos de computadora asume que el próximo gran evento en la falla de San Andrés será de magnitud 7,8.

Este iniciaría una ruptura en el sur de California cerca del Mar Salton y se dispararía hacia el norte a lo largo de la falla para golpear a Los Ángeles.

Los cálculos más conservadores apuntan a que, de producirse un temblor de esa magnitud, cerca de 2.000 personas morirían y habría más de 50.000 heridos.

Alrededor del 1% de los edificios en un área de 10 millones de personas colapsarían. Y alrededor de la mitad de las construcciones en la zona tendrían que ser abandonadas.

LEE TAMBIÉN:   Falleció Germán Bannen: Premio Nacional de Urbanismo de Chile

Los daños materiales superarían los$200.000 millones.

Sistema de alerta

La viabilidad de las comunidades después de un evento así, depende de la preparación.

En California, gran parte del enfoque en la planificación se ha reflejado en las normas de construcción.

Tras el terremoto de San Francisco en el norte de California se introdujeron nuevas regulaciones, obligando a que se reforzaran estructuras construidas con concreto. Muchas de ellas albergan escuelas y hospitales.

En 2014, la alcaldía de Los Ángeles propuso una normativa similar.

A principios de este año comenzó a funcionar ShakeAlert LA. Es un sistema de alerta temprana de terremotos similar al que existe en países con alta actividad sísmica como Japón o México.

Se trata de una aplicación móvil que avisa a los residentes del condado de Los Ángeles hasta 40 segundos antes de que se produzca un temblor de magnitud 5 o superior. Esto no solo ayuda a alertar a la población, sino también a las autoridades.

Para los expertos, la cuestión no es si la falla de San Andrés se quebrará en el sur de California, sino cuándo lo hará.

Falla de San Andrés: por qué preocupa tanto

Fuente: Semana – Colombia

Comments

comments