Fallas en el Guri ocasionan pérdida de más de 800 megavatios. La pérdida de más de 800 megavatios, daños considerables y no cuantificados aún en la infraestructura eléctrica y más tinieblas sobre el futuro económico del país y del propio suministro de energía, es el resultado del primer apagón nacional de 2019. Es el cuarto más grave en los últimos 17 años.

Una falla en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, en Guri, apagó la luz en 21 de las 23 entidades del país por más de 100 horas continuas. Y desencadenó tres grandes interrupciones, previo incendio en uno de esos, 20 días más tarde. El progresivo deterioro del sistema eléctrico por falta de mantenimiento y corrupción, sumado a la impericia de los operadores, dio inicio al episodio más oscuro del servicio.

LEE TAMBIÉN Caracas queda excluida del racionamiento eléctrico

Retroceso operacional de 60 años

«Es un ataque terrorista», dijo el ministro de Energía Luis Motta Domínguez, destituido posteriormente, al referirse a la avería del complejo que suministra 70% de electricidad a todo el país.

La única certeza que aducen los expertos es que Venezuela sufrió un retroceso operacional inédito 60 años después de construirse la inmensa represa del bajo Caroní.

Al «quemarse» buena parte de la potencia termoeléctrica, le quedaron al país 2.000 megavatios de poca confiabilidad para funcionar.

No existen por ahora señales de cambio de dirección, de acuerdo con información técnica. Unas 12 turbinas de 20 se encuentran en malas condiciones. Esto complicaría la operación del sistema 765 kilovoltios.

LEE TAMBIÉN:   Cantv: cómo reportar averías telefónicas y de Internet

Antes del apagón, la capacidad de suministro era de 10.400 megavatios frente a una demanda de 12.000 megavatios. Las cifras se desplomaron.

Sistema de transmisión al rojo vivo

Se tenía que restringir el servicio en aproximadamente 1.600 megavatios. Eso no se hizo y pusieron el sistema de transmisión  al rojo vivo, es decir, operado a límites por encima de lo indicado. Ocurrió entonces el apagón como jamás ha ocurrido«, expresa el ingeniero José Aguilar, especialista  y consultor internacional en el tema eléctrico.

El problema, dice, sobreviene por no saber operar la contingencia. O porque los operadores no estaban capacitados para asumir la situación.

Una recuperación del sistema desde 0 megavatios se aprende simulando el ejercicio. «Es  una maniobra altamente crítica, pero poco frecuente. Sin embargo, algo salió mal«.

También pudo suceder que los procedimientos no estaban actualizados para las condiciones del sistema. Al intentar seguir algunos pasos no fue posible ejecutarlos por el daño, puntualiza.

Aguilar pone sobre la mesa los escenarios a falta de información oficial. Sin embargo cree que «todo el sistema es recuperable y siempre lo será«.

No hay mucho tiempo para recuperar el SEN

El problema es que no hay mucho tiempo. Todas las fallas registradas pueden ser reparadas. Algunas  tomarán más de 30 días. El temor que tengo es que puedan ya estar en una falla catastrófica. Pueden arreglar en tres semanas los tres autotransformadores (AT) del Guri que se dañaron, y así obtener de nuevo el sistema 765 de la casa de máquinas 2, desde Caurachi hasta Macagua y dar electricidad a la mayoría del país. El país quedaría en niveles de una fecha anterior a la del 7 de marzo, del primer apagón. El problema está en el sistema térmico que está disminuido y necesita de 70 días por lo menos para mejorarlo«, informa Aguilar.

La recuperación requeriría una inversión de $15 millardos, si no existe un nuevo daño  «catastrófico«, de acuerdo con sus cálculos.

LEE TAMBIÉN:   Forbes: estas son las cinco carreras que demandarán más profesionales

Si ocurre, exigirá no solo el doble, sino además dos años más de espera para que fabriquen un transformador altamente especializado. Es un traje a la medida que no existe en EEUU, ni Canadá, ni en Brasil, ni en Francia, donde utilizan similares sistemas de 765 KV.

Para el experto la intervención de Corpoelec solo busca «una parálisis organizacional que puede conducir a más errores«.

El riesgo de otro gran apagón continúa, alertó.

Fallas en el Guri ocasionan pérdida de más de 800 megavatios

Fuente: Diario 2001

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »