Falta de transporte pone a prueba resistencia de zulianos. En el Zulia desde hace cuatro años el dinero en efectivo desapareció. Para obtenerlo se deben hacer largas colas en las entidades bancarias; o cambiar dólares en físico por bolívares en el llamado “mercado negro”.

Mercado negro que funciona en los mercados populares de Las Pulgas, Curva de Molina y Los Plataneros; y que incluso lleva a los zulianos a recurrir a las redes sociales.

El portal La Patilla, da cuenta que lo que a diario padecen los zulianos para movilizarse de un sitio a otro, ante la indolencia del gobierno regional.

Y es que los zulianos, como gran parte de los venezolanos en todo el país, han tenido que cambiar sus hábitos de transporte. Si antes empleaban transporte público, metro – en las ciudades donde funcionó – e incluso taxis o mototaxis, ahora andan a pies.

La crisis se lo llevó todo

La ausencia de efectivo, la escasez de combustible y la disminución de rutas del transporte público. Esas son algunas de las razones que empujan a los zulianos a caminar kilómetros para poder llegar a sus trabajos; hacer sus diligencias personales o asistir a consultas médicas.

Ante la ausencia de transporte público urbano y privado como taxis, muchos optaron por usar bicicletas, monopatinetas, carretillas e incluso carretas; tal como se hacía para trasladarse en la Venezuela del siglo XVIII.

Quien no tenga acceso a uno de esos medios, entonces le toca caminar para llegar a su destino.

LEE TAMBIÉN:   Cinco alternativas a Whatsapp para chatear

Al ser consultados por LaPatilla, los maracaiberos manifestaron que la calidad de vida ha mermado ante esta situación.

Ejercicios obligados

Tal es el caso de Joaquín Romero, empleado de una reconocida venta de comida al norte de Maracaibo, quien dice haber perdido 25 kilos en año y medio.

“Entre el mal comer y las caminatas no solo he rebajado, sino que he envejecido. El color de la piel me cambió de moreno claro a ‘tostado’. Gracias a Dios en la empresa me financiaron una bicicleta usada que me salió en $80, que aún estoy pagando”, afirmó.

Por su parte, Randy Manzanilla dice que esta situación lo lleva a su infancia, porque todos los traslados los hace en bicicleta como “cuando estaba niño”. “Tengo dos años que no uso transporte público. No tengo efectivo, trabajo 12 horas al día y no me alcanza el tiempo para ir a un banco a hacer cola”, comentó.

Pero los ciudadanos también deben lidiar con los ataques de la delincuencia. En dos ocasiones, a Manzanilla le han robado su bicicleta. Dijo que cada tarde al salir de su casa “se encomienda a Dios”. En promedio, maneja dos horas diarias para ir a su trabajo y regresar a su hogar.

Roy Froyano es otro zuliano que optó por la bicicleta como medio de transporte; pues la crisis de combustible en la región lo obligó a dejar guardado su vehículo. Froyano asegura que a diario recorre entre 20 a 30 kilómetros. “Gracias a Dios tengo bicicleta, si no me tocaría caminar muchísimo”, mencionó.

LEE TAMBIÉN:   América Latina ¿podrá cumplir con la descarbonización?

Un infierno

“El calor siempre ha existido en Maracaibo, pero ahora lo notamos más; pues desde que prácticamente desapareció el transporte público, caminar cuadras y cuadras bajo el sol con temperaturas de 40 grados centígrados no es saludable para nadie. Al mediodía, Maracaibo es un infierno”, expresa Linda Galbán de 60 años.

En tanto que José Romero, de 49 años, para ir a su trabajo camina a diario tres kilómetros desde hace dos años. Su jefe le proporciona 20 millones de bolívares semanales para los pasajes; pero eso no cubre la totalidad de los gastos para trasladarse y él no puede cubrir la diferencia. Por lo tanto, caminar es su solución. Tampoco puede dejar el trabajo porque cómo sobrevive en un país devastado económicamente.

Ante esta coyuntura, la Alcaldía de Maracaibo no da soluciones a través del Instituto Municipal de Transporte Colectivo y Urbano del Municipio Maracaibo (Imtcuma), ente competente en la materia.

“Debido a la crisis presupuestaria, la misma situación país y un largo etcétera, muchos de los empleados del mismo Imtcuma llegan y se van a sus casas a pie”; indicó un fiscal del organismo público que prefirió resguardar su identidad.

Si quieres leer la nota completa ingresa en La Patilla.

Falta de transporte pone a prueba resistencia de zulianos

Foto: Cortesía La Patilla

Fuente: La Patilla

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »