Titulares

Francia quiere prohibir los vuelos low-cost

Francia quiere prohibir los vuelos low-cost. Viajar por Europa puede ser muy barato. Desde hace años, la proliferación de aerolíneas de bajo costo ha facilitado el desplazamiento por el continente. La gran mayoría de la población tiene acceso a los precios extremadamente asequibles de los billetes de avión.

De esta manera, es habitual encontrar trayectos entre las principales ciudades europeas por menos de $50. Si además el desplazamiento se realiza entre semana o fuera de la temporada alta, las tarifas pueden llegar a $10.

La opción de viajar tan barato propicia que los europeos, tradicionalmente, viajen mucho, porque pueden desplazarse cientos de kilómetros a precios reducidos.

Vuelos baratos a punto de extinción

Sin embargo, esta situación puede estar a punto de cambiar. ¿Los vuelos baratos en Europa están en peligro de extinción? Si depende de Francia, la respuesta es un sí rotundo, refiere una nota de Yahoo Noticias.

Su Gobierno anunció la intención de establecer un precio mínimo para los billetes de avión; y así eliminar la posibilidad de que existan vuelos de bajo coste.

De hecho, el Ministro de Transporte, Clément Beaune, argumentó que en tiempos de crisis ambiental no tiene sentido poder adquirir billetes por $10.

Invitan a toda la UE

La propuesta de las autoridades francesas es que se convierta en un plan de toda la Unión Europea y que los 27 miembros lo apliquen en bloque. Una medida que tendría como objetivo reducir las emisiones a la atmósfera y así contribuir a frenar el cambio climático. Pese a que la iniciativa puede ser positiva para la salud del planeta, lo cierto es que también es muy injusta.

Lea también:   El devastador huracán Beryl y todos los que vendrán a causa del cambio climático

Precisamente esos precios tan asequibles permiten que muchas personas, con recursos escasos, puedan viajar. Una tarifa mínima en los billetes haría inasumibles los costes para todas ellas.

Por su parte, quienes tienen más recursos, simplemente asumirán el nuevo precio y mantendrán sus trayectos. En consecuencia, es una medida que, de prosperar, perjudicaría mucho más a las personas con menos recursos.

La alternativa del tren

Cabe recordar que el pasado 23 de mayo entró en vigor una ley en Francia que elimina los vuelos domésticos mucho más contaminantes; para ser sustituidos por el tren.

Para que el ferrocarril sustituya al avión, se requiere que el trayecto se realice en menos de 2 horas y media. Y que tanto la ida como la vuelta se puedan realizar en el mismo día, permitiendo ocho horas de estancia en el destino.

Es decir, que sea factible ir desde casa y volver en una misma jornada a otro punto de Francia; y que haya tiempo de sobra para realizar todas esas gestiones.

Viajar en tres es más costoso

Una investigación reciente de Greenpeace mostró que viajar en tren suele costar entre dos y cuatro veces más que el costo de hacer ese mismo trayecto en avión. Analizando 112 rutas europeas, descubrieron que en siete de cada diez era mucho más barato recurrir al transporte aéreo.

Los países siguen intentando combatir el cambio climático, pero parece claro que las sociedades tendrán que pagar un precio más alto por sus trayectos. Está por ver si esta propuesta de Francia sale adelante o no; pero ya muestra que la forma de viajar en el futuro puede ser muy diferente.

Lea también:   España presenta el primer motor supersónico de hidrógeno: funciona con gas y todo el mundo lo busca
Francia quiere prohibir los vuelos low-cost

Foto: Cortesía

Fuente: Yahoo Noticias