• Home »
  • Opinión »
  • Francisco Contreras: aproximación microeconómica de la leve recuperación de Venezuela
Francisco Contreras: aproximación microeconómica de la leve recuperación de Venezuela

Francisco Contreras: aproximación microeconómica de la leve recuperación de Venezuela

Francisco Contreras: aproximación microeconómica de la leve recuperación de Venezuela. El gobierno ha perdido eficacia en la asfixia regulatoria como mecanismo de control económico, político y social del país. Esto ocurre por la insuficiencia de recursos derivados de la extracción de rentas del petróleo. Así como de otras fuentes no renovables del subsuelo. Ya no puede sostener la gobernanza asistencialista.

La asfixia regulatoria se flexibiliza, pero se mantiene con suficientes recursos.

Flexibilidad de la asfixia regulatoria

Primero, a través del ejercicio de poder discrecional arbitrario. Este permite al gobierno y sus aliados un contexto bajo el cual pueden manipular el marco regulatorio en su favor y en detrimento del resto de la sociedad.

Segundo, mediante regulaciones para recrear comportamientos en la gente. Que favorecen el trasvase de valor económico desde la sociedad hacia quienes ejercen el gobierno y sus aliados.

Tercero, por medio de la apropiación de información privilegiada. Ella ofrece condiciones de ventaja en la toma de decisiones para quienes gobiernan y sus aliados.

El gobierno, para proveerse de recursos, se ha visto obligado a moderar la asfixia regulatoria. Dando oportunidad para que los mecanismos autorreguladores del mercado se activen desde la adversidad.

Es importante distinguir la noción anti frágil en lugar de la llamada resiliencia del sistema.

Reaprendizaje a partir de las limitaciones

No se trata de una capacidad fundada en alguna fortaleza la que origina la leve recuperación que observamos. Es el aprendizaje de los agentes económicos a partir de sus limitaciones frente a la hostilidad del entorno. Esto le ha permitido transformarse en diferentes y mejores.

LEE TAMBIÉN:   Demanda mundial de crudo caerá este año a niveles de 2013: AIE

La fragmentación de los factores democráticos y del propio gobierno ha dejado exhaustos, agotados y en el descrédito a quienes sostienen posiciones radicales y extremistas.

Tanto al interior del país como fuera del mismo, hay un escenario favorable para el logro de acuerdos. Y para flexibilizar las sanciones que pesan sobre el país.

El pronóstico de leve recuperación depende de la liberación de las fuerzas productivas acompañadas de un marco regulatorio que alivie los fallos del mercado. Y evite además los efectos secundarios perversos de la política económica.

Barreras a nivel de base productiva para una fuerte recuperación económica

Nos referiremos a la infraestructura sobre la cual se asientan las actividades de los sectores agrícola-animal, explotación forestal y minería. Las de los sectores de transformación y las de los sectores de servicios.

Los sectores de servicios tienen una limitada capacidad de respuesta. Esto por la precariedad en las comunicaciones, en la generación, transmisión y distribución de fluido eléctrico y logística de aprovisionamiento.

Sin embargo, salvo el tema eléctrico, pueden ser resueltos en 18 meses para alcanzar el nivel existente a 2012.

Las capacidades del sector agrícola-animal enfrentan las mismas barreras que las del sector servicios para asegurar una respuesta equivalente a la del 2012 antes de 2 años.

Como cada sector acumula impactos con efecto multiplicador sobre los demás resulta bien difícil que el sector de transformación pueda recuperar sus capacidades más allá de 35%.

Actualmente las empresas que sobreviven lo hacen entre 10% y 15% de su capacidad instalada.

LEE TAMBIÉN:   Casa de tierra compactada que reduce a la mitad las emisiones de CO2

La puesta a punto en la industria es compleja por la descapitalización sufrida: talento humano, mantenimiento productivo y obsolescencia involuntaria.

Durante estos últimos 30 días hemos observado pérdida de eficiencia logística debido al congestionamiento por volumen, por averías de vehículos en carreteras y por una mayor demanda de combustibles ante una precariedad en puntos de reabastecimiento y bajo nivel de oferta.

La evidencia nos indica que son las PYMES las que mejor han respondido a la coyuntura levemente expansiva. Y son las que también tendrán una mejor capacidad de respuesta para 2020.

Francisco Contreras: aproximación microeconómica de la leve recuperación de Venezuela

Comments

comments