Francisco Contreras: el dominio mediático de lo coyuntural

Francisco Contreras: el dominio mediático de lo coyuntural

Francisco Contreras: el dominio mediático de lo coyuntural. En Venezuela existe una inclinación mediática en la presentación de los problemas económicos de manera coyuntural.

Es más fácil explicar y comprender lo aparentemente razonable a partir de los hechos tal como se presentan, que adentrarse en la explicación causal más profunda y esencial.

Bajo esa premisa no hay tiempo para la investigación. Es el mundo de acción cuya escala temporal, es el momento y el alcance, una semana.

El análisis sobre la base de esas circunstancias no es lo que mejor sirve para la evaluación prospectiva. Los factores y eventos mencionados constituyen apenas la punta del iceberg; hay un mar de fondo con mayor peso sobre los acontecimientos en el corto, mediano y largo plazo.

Los venezolanos dados a la acción, al efectismo y a lo inmediato no quieren perder tiempo en ello. De esta manera se deja de lado, la otra cara de la realidad, tanto o más importante que la coyuntural.

El recalentamiento global es el problema

El problema no es el del agotamiento de la energía fósil sino el del recalentamiento global.

Los recursos en energía fósil son finitos y agotables. Pero se desconoce el volumen de esos recursos geológicos.

Lo que sí tiene importancia es que lo conocido hoy es la capacidad de absorción de CO2, generado por la quema de energía fósil (gas, petróleo y carbón)

[http://radiofrance-podcast.net/podcast09/rss_10081.xml].

Esa capacidad se estima en 800 millardos de TON, con un nivel de recursos geológicos fósiles de 3.000 millardos TON. Se concluye que el mundo posee tres veces más recursos que lo que puede consumir.

LEE TAMBIÉN:   Festival Internacional de Arquitectura y Diseño de Logroño

En diciembre de 2014, se firmó un importante acuerdo entre China y EEUU sobre la disminución de emisión de CO2.

Este mismo año China hizo un cambio importante en su visión económica. Quiere ser una potencia al estilo occidental y no una fábrica mundial de bienes y servicios.

Si los otros países más desarrollados comparten la misma visión podemos esperar una desaceleración mundial de la demanda de energía fósil.

Otro signo importante, es que la energía fósil seguirá siendo la opción mas barata para los países pobres. El petróleo, el gas y el carbón serán la energía de los países pobres, para quienes el crecimiento en armonía con el medio ambiente es un costoso lujo fuera de su alcance.

Francisco Contreras: el dominio mediático de lo coyuntural

Comments

comments