• Home »
  • Opinión »
  • Francisco Contreras: La degradación entrópica de la economía asistencialista en Venezuela
Francisco Contreras: La degradación entrópica de la economía asistencialista en Venezuela

Francisco Contreras: La degradación entrópica de la economía asistencialista en Venezuela

Francisco Contreras: La degradación entrópica de la economía asistencialista en Venezuela. La ley de la entropía de la física también aplica a la economía. Es decir, a la materia organizada en macroestructuras utilizables para producir, la cual se degrada en cada fase de transformación dando lugar a desperdicios que nunca son completamente recuperables.

No hubo siembra del petróleo

Luego del 18 de octubre de 1945, el “Programa de Febrero de 1936” tuvo un cambio importante que se tradujo en el abandono del principio de “siembra del petróleo” de Adriani Mazzei y Uslar Pietri.

Se sustituyó por una aproximación dominantemente asistencialista, que llevó al máximo la degradación de un recurso no renovable de importancia estratégica mundial.

Un recurso inerte en el subsuelo se transformaba en acumulación de capital con impactos multiplicadores de mejora en la producción. La generación de valor económico se concibió al recurso como extracción pura y simple de renta.

El “asistencialismo” permitió la mejora de los ingresos de la gente mediante subsidios y masivas importaciones. Pero en su condición de impacto directo sobre el consumo no permitía la reproducción del patrimonio perdido.

A quienes fueron displicentes con la ley de la entropía no les importó que las transformaciones de la materia, no fueran indefinidamente sostenibles.

Ese maldesarrollo económico dependía de reservas limitadas, de energía fósil no renovables, de altos precios y de materiales que deben extraerse de la corteza terrestre.

Sin embargo, el retorno económico podía justificar su aplicación en forma de acumulación de capital. Cuyo uso no se agota una sola vez, sino a lo largo de su vida útil. Es parte del problema de estos tiempos: cómo administrar un desperdicio parcialmente recuperable.

LEE TAMBIÉN:   Cómo crear una cultura empresarial preparada para el cambio digital

En Venezuela la degradación entrópica se llevó a su máxima expresión. La extracción de rentas en forma asistencialista se agotó con el consumo. Y peor, la gobernanza populista impedía la absorción completa por filtración en fuga de capitales. Esto dejó al país con una fuerte descapitalización de un recurso patrimonial.

Las estimaciones de la pérdida alcanzan $640.000 millones. De esos, $160.000 corresponden a la IV República. Y $480.000 al socialismo del siglo XXI.

El mercado cambiario bajo incertidumbre

Hay un mar de fondo en la política gubernamental si interpretamos que tiene el propósito de contener la inflación y la erosión cambiaria. La emisión de dinero aumenta a 13% cuando el promedio mensual anterior era de 78%. Igualmente hay una contención de la liquidez monetaria.

Todo le iría bien de no ser por la resaca depresiva. Por la disparidad del poder adquisitivo de Venezuela con respecto al mundo. Por la asfixia regulatoria. Por las sanciones no específicas que pesan sobre el país.

Francisco Contreras: La degradación entrópica de la economía asistencialista en Venezuela

Comments

comments