Gilberto Morillo: Fondos Soberanos de Riqueza (Parte 2)

Gilberto Morillo: Fondos Soberanos de Riqueza (Parte 2)

Gilberto Morillo: Fondos Soberanos de Riqueza (Parte 2).

Ingeniero Gilberto Morillo

Ingeniero Gilberto Morillo

Manejo y distribución de los recursos

Hay varios temas de discusión sobre el manejo de los fondos soberanos de riqueza.

La mayoría son controlados enteramente por los gobiernos de los países involucrados.

Hay quienes abogan por un manejo casi independiente del Estado, pero es una meta difícil de alcanzar.

LEE TAMBIÉN Gilberto Morillo: Fondos Soberanos de Riqueza (Parte 1)

Manejo de los activos

Las fórmulas propuestas se basan en juntas elegidas por los parlamentos, la ciudadanía, las universidades y otros mecanismos más o menos independientes y que, en teoría, representarían mejor los intereses del ciudadano.

En algunos países, aunque la administración del fondo depende del gobierno, la distribución de las ganancias es definida por lineamientos sancionados por el poder legislativo o algún órgano de alto nivel de representación popular.

El otro tema es el manejo de los activos.

Los Bancos Centrales tienden a invertir en papeles de alta calidad y por lo tanto de muy bajo rendimiento.

Los fondos tienden a colocar sus recursos en instrumentos de mayor riesgo y ganancias. La mayoría invierte en las bolsas de valores de países desarrollados.

El Fondo Noruego controla más del 1% de las acciones que circulan en los principales centros bursátiles de occidente.

La distribución, es el tema más álgido. En Alaska hay un pago anual a los residentes. Mientras en Noruega el fondo sirve de amortiguador del fisco que afronta el pago de pensiones.

LEE TAMBIÉN:   Petrolera Anadarko extraerá gas en Mozambique

Se podría decir que hay dos tendencias: pagos a individuos o pagos al fisco.

Propuestas en Venezuela

El tema de los Fondos Soberanos de Riqueza ligados al petróleo se ha ventilado bastante en nuestro país.

El Instituto de Estudios Superiores de Administración patrocinó la edición de un libro escrito por los profesores Pedro Luis Rodríguez y Luis Roberto Rodríguez donde plantean la creación de un Fondo Patrimonial de los Venezolanos.

Recoge la idea de direccionar la mayor parte de los ingresos provenientes de la explotación de los hidrocarburos a un fondo. Y que las regalías, un tercio del impuesto sobre la renta y los dividendos de las petroleras estatales lo nutran.

La administración planteada sería prácticamente independiente del Estado, dependería de una junta administradora. Proponen un sistema de cuentas individuales que pueden usarse para ciertos fines como salud y educación.

El gran tema se centra en quitar al gobierno el control de los ingresos que provienen de la explotación de los recursos naturales.

Se plantean referendos para aprobar la creación del fondo y su funcionamiento, para dotarlo de una base legal independiente al ente.

Leopoldo López y Gustavo Baquero en su libro Venezuela Energética recogen estas propuestas.

Los conceptos de democratización de los recursos provenientes de la explotación de los hidrocarburos y el manejo independiente del Estado son principios adoptados en el texto.

Perspectivas

Los venezolanos aspiran que su riqueza petrolera se traduzca en bienestar para la población y en protección a los más vulnerables: niños, enfermos, ancianos y otros.

LEE TAMBIÉN:   Realidad aumentada de Google repone la llegada del hombre a la Luna

Un elemento indispensable para generar un fondo de ahorros es que haya un período de grandes ingresos fiscales.

Venezuela disfrutó de holgura fiscal desde los años 20 del siglo pasado.

El dictador Gómez canceló la deuda externa que arrastraba la República desde tiempos de la independencia.

El Estado pudo acometer obras grandes y pequeñas sin capital privado, préstamos o aportes fiscales del ciudadano.

Se pagaron generosas remuneraciones a empleados públicos y la educación y la salud gratuitas estaban al alcance de todos.

Cuando por efecto del crecimiento demográfico, la fuerte inmigración y las crecientes demandas de la población los ingresos comenzaron a ser insuficientes, se señaló a la dirigencia política como responsable.

Pero aunque en parte ha habido muy malos manejos sobre todo en los últimos 20 años, la crisis era inevitable con ese ritmo de gastos.

La vía para crear un fondo de ahorro es, en primer lugar, reducir el tamaño del Estado. Y que muchas de sus funciones pasen al sector privado o las comunidades, como los servicios públicos, educación y salud, entre otros.

Con la apertura de la economía a la inversión se reactivará el aparato productivo y el comercio, así como el sector servicios.

Con las contribuciones fiscales de esa economía en crecimiento se buscará equilibrar las cuentas públicas.

Una vez alcanzada la estabilidad, podrán diseñarse esquemas para el ahorro que permitan apoyar a sectores de la población que lo requieran por su edad, condición de salud o necesidades de educación para el trabajo.

LEE TAMBIÉN:   Crean obra lumínica en patio central del Monte de Piedad

Mientras se llega a esto se debe seguir estudiando el tema de los Fondos para su futura implementación.

****

El autor es ingeniero en el área de petróleo y energía y trabaja para el Grupo Orinoco.

Redes sociales: @gamorillo en Twitter y FB

Correo glmorillo@yahoo.com

Gilberto Morillo: Fondos Soberanos de Riqueza (Parte 2)

Comments

comments