Guayana ofrece alternativa para desplazar el modelo económico extractivista. Hay que pensar en Guayana como una región que puede ofrecer una alternativa económica sustentable que impulse un cambio político y desplace el modelo económico extractivista. El planteamiento lo hizo el vicerrector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) núcleo Guayana, Arturo Peraza.

Aseguró que hay desarrollar una alternativa de oportunidad económica que desplace la extracción de oro que se impone al sur del estado Bolívar y en toda Venezuela. Eso es parte del trabajo que debe gestar la universidad como institución.

Las propuestas del académico surgieron en el foro Guayana Sustentable 2020. Este contó con la participación del decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCAB, Ronald Balza. Y Francisco Javier Velasco, representante del Observatorio de Ecología Política.

El vicerrector sostiene que el cambio en Venezuela no nace de un punto estrictamente político. A su parecer, nace de un movimiento económico lo suficientemente importante como para generar un cambio político. “Un modelo que reemplace la extracción minera, especialmente aurífera”.

Peraza advirtió que la sociedad venezolana ha girado hacia un modelo económico extractivista que impone violencia, pobreza y miseria. Es decir, que la sociedad venezolana abandonó los modelos de progreso y modernidad.

Y por eso, plantea generar la fuerza necesaria para convencer a la sociedad de que el modelo del Arco Minero del Orinoco creado en 2016, es insostenible desde el punto de vista económico, social, cultural y político. Dichas propuestas deben salir desde la academia y otros sectores.

LEE TAMBIÉN:   Alertan de un calentamiento acelerado del planeta

Repensar el modelo

Debemos convencer a la población de la insostenibilidad y del perjuicio que a ellos mismos les causa el modelo extractivista”, resaltó.

Evidenciar la relación de explotación y pobreza del modelo económico extractivista es fundamental para imponer modelos amigables con la preservación del ambiente, la biodiversidad, la cultura, sustentados en la creatividad, el emprendimiento y el trabajo.

Necesitamos repensar el modelo, pensarnos como región, conectarnos con un proceso de desarrollo de toda la región amazónica”, dijo.

Planteó pensar en tres modelos culturales de desarrollo socioeconómico distintos: la ciudad, modelos de desarrollo agrícola y una convivencia con los modelos de desarrollo de los pueblos originarios.

Peraza señaló que lo que sucede en la Amazonía venezolana tiene un alcance global porque involucra el conflicto medioambiental, la violación sistemática de derechos humanos y la trata de personas. Implica además nuevos modelos de pobreza y explotación laboral. Y también mafias globalizadas y locales, sino que tienen enlaces nacionales y alcance internacional.

Alternativas de sostenibilidad

Las nuevas alternativas de sostenibilidad que necesitan abrirse camino en Venezuela deben partir de las particularidades de las regiones. Y para ello, se debe evitar pensar en un desarrollo uniforme, puntualizó el representante del Observatorio de Ecología Política, Francisco Javier Velasco.

Ronald Balza, es decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCAB. Y sostiene que se debe promover cuanto antes, un debate democrático y la nulidad inmediata del AMO.

También señaló que debe haber un proceso de reconversión laboral de la población minera hacia otras posibilidades que generen empleo. Así como otras actividades que tengan que ver con el cuidado ambiental.

LEE TAMBIÉN:   Arquitectura mexicana en Madrid: Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe
Guayana ofrece alternativa para desplazar el modelo económico extractivista

Fuente: Correo del Caroní

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »