Guía urbanística para luchar contra el Covid-19

Guía urbanística para luchar contra el Covid-19. Los esfuerzos para frenar la propagación del coronavirus están impulsando intervenciones de diseño creativas y que salvan vidas en las grandes ciudades.

En los últimos meses hemos visto la reutilización de edificios, contenedores de transporte como instalaciones médicas u hospitales hinchables.

Ahora, en muchos países se está activando la vida social en las calles. Y los urbanistas tienen mucho trabajo para mantener un equilibrio entre el nuevo concepto de “distanciamiento social” e ideas que combinen esfuerzos, creatividad y recursos en la lucha contra el virus.

El nuevo urbanismo tendrá que cambiar muchos conceptos tradicionales para proteger a los ciudadanos; y, aquí, es donde entra una nueva guía urbanística publicada por NACTO (National Association of City Transportation Officials).

El manual denominado “Streets for Pandemic Response and Recovery“, es una guía de estrategias urbanísticas – es el primer manual serio que hemos visto – para adaptar y rediseñar los viales frente al distanciamiento social que protegerá al peatón.

Streets for Pandemic Response and Recovery

¿Qué tiene de particular este documento? En realidad, es un recurso que recopila prácticas emergentes que se están utilizando en ciudades de todo el mundo; e incluye información adaptable sobre la reestructuración del diseño de calles para dar una respuesta rápida y de recuperación ante el COVID-19.

El documento ofrece tanto tratamientos concretos de respuestas rápidas y basadas en el diseño, como ejemplos prácticos de actuaciones urbanísticas para ayudar a las ciudades a actuar de forma responsable y equitativa mientras se trabaja para transformar el entorno construido.

Y toca ver algunos de los aspectos más destacados.

Es tiempo de una distancia física, pero sin perder el equilibrio

A medida que la primera ola de la pandemia se desvanece, las políticas vuelven a concebir las calles como espacios públicos y su deber es ayudar a las personas a reunirse de una manera segura, pero, sin perder la perspectiva de que un vial mal diseñado es peligroso frente al tránsito rodado.

Marcar distanciamientos en los viales ¡sí!, pero sin dejar de perder el razonamiento y la perspectiva que la mayoría de ciudades del mundo están diseñadas para los vehículos, y, por lo tanto, el elemento “débil” en la ciudad, es el peatón.

Como urbanistas que estructuramos las ciudades y el transporte, nuestro trabajo no es volver a los patrones injustos, peligrosos e insostenibles del pasado. Estamos ante una nueva oportunidad para ayudar a dar forma a un futuro mejor”.

Las calles que creamos hoy, proporcionarán la base para una recuperación en los años venideros.

Necesidad de unos principios básicos de recuperación

Las ciudades deben establecer principios para guiar las inversiones económicas y la toma de decisiones. Los principios de cada ciudad deben ser basados en el contexto local, la historia y la necesidad, y deberían ser compartidos públicamente:

Apoyar primero a las personas más vulnerables.

Ampliar y apoyar el espacio público para garantizar el distanciamiento social.

Las ciudades deben dar prioridad al transporte publico seguro, bicicletas y recorridos peatonales.

Apoyar las economías locales.

Transparencia en la comunicación de las acciones, abiertas y frecuentes, así como rapidez de ejecución.

Actúa ahora y adaptarse con el tiempo. Diseñar protocolos de corrección que permitan a las ciudades responder más rápido y mejor.

Una respuesta ante la evolución

Las calles evolucionarán durante la crisis. Con circunstancias tan cambiantes por la pandemia y el número de infectados (subidas y bajadas), debemos estar preparados para poder cambiar las estructuras viales de forma rápida.

Una nueva visión de las aceras

Uno de los elementos urbanísticos que más va a cambiar en las ciudades, serán las aceras. Ya no solo tienen que ser amplias por el distanciamiento social, sino también tienen que transformarse en espacios dónde hacer cola ante los negocios locales, esperar el transporte público, etc. Sin perder la seguridad tradicional y a un coste económico razonable.

El documento relata diferentes fichas donde se localizan situaciones habituales reales en ciudades de todo el mundo y donde se analiza el contexto con puntos clave.

El entender y ver cómo están actuando en otras ciudades del mundo nos puede ayudar a practicar actuaciones más certeras en nuestras urbes.

Guía urbanística para luchar contra el Covid-19

Fuente: Ovacen

Comentarios

Comenta en Facebook

Salir de la versión móvil