Gusanos de seda modificados genéticamente producen tela de araña

Gusanos de seda modificados genéticamente producen tela de araña. Un equipo de científicos chinos consiguió que gusanos de seda modificados genéticamente elaboren hilo de seda de araña. Además, este es seis veces más resistente que el kevlar, la fibra sintética usada para fabricar chalecos antibalas.

Según el sitio DW, el estudio fue publicado en la revista Matter. Y demuestra una técnica para fabricar una alternativa ecológica a las fibras sintéticas comerciales como el nailon.

Actualmente, la seda de gusano es la única fibra de seda animal comercializada a gran escala. Según los autores, gracias a estos gusanos de seda modificados genéticamente, será posible «una comercialización a gran escala y de bajo coste».

Seda de araña: alternativa atractiva y sostenible

Las fibras sintéticas liberan microplásticos al medioambiente y suelen producirse a partir de combustibles fósiles. Estos generan emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso, la seda de araña en una alternativa atractiva y sostenible.

Pero copiar a la naturaleza no está exento de dificultades. Los procesos desarrollados hasta ahora para tejer seda de araña artificial han tenido dificultades. Aplicar a la seda una capa superficial de glicoproteínas y lípidos que la ayuden a resistir la humedad y la exposición a la luz solar; una «capa de piel» antienvejecimiento que las arañas aplican a sus telas.

Los gusanos de seda modificados genéticamente plantean una solución a este problema. Porque recubren sus propias fibras con una capa protectora similar.

Algunas aplicaciones

«La seda de araña es un recurso estratégico que urge explorar», afirma Junpeng Mi; primer autor del estudio e ingeniero médico de la Universidad de Donghua (China).

Lea también:   Identifican área del cerebro que responde a las amenazas

«El rendimiento mecánico excepcionalmente alto de las fibras producidas en este estudio es muy prometedor en este campo. Este tipo de fibra puede utilizarse como sutura quirúrgica; atendiendo a una demanda mundial que supera los 300 millones de intervenciones anuales», subraya Mi.

Además, las fibras de seda de araña podrían utilizarse para crear prendas más cómodas; tipos innovadores de chalecos antibalas; y podrían tener aplicaciones en materiales inteligentes, el ejército, la tecnología aeroespacial y la ingeniería biomédica, explica Mi.

Edición genética

Para tejer seda de araña a partir de gusanos de seda, Mi y su equipo utilizaron la tecnología de edición genética CRISPR-Cas9. Y cientos de miles de microinyecciones en huevos fecundados de gusanos de seda para modificar el ADN de los gusanos; e introducirle genes de araña.

Aunque las microinyecciones plantearon «uno de los retos más importantes» del estudio; el equipo supo que la edición genética había tenido éxito cuando observaron que los ojos de los gusanos de seda brillaban en rojo bajo el microscopio de fluorescencia.

También los investigadores necesitaban realizar modificaciones de «localización» en las proteínas de la seda de araña transgénica; para que interaccionaran adecuadamente con las proteínas de las glándulas de los gusanos de seda y garantizaran que la fibra se hilara correctamente.

Gusanos de seda modificados genéticamente producen tela de araña

Foto: Cortesía KIM TAYLOR/NPL/MINDEN PICTURES

Fuente: DW