En este momento estás viendo Guterres: la crisis climática nos está matando

Guterres: la crisis climática nos está matando

Guterres: la crisis climática nos está matando. La salud de la población mundial se encuentra «a merced de una adicción global a los combustibles fósiles».

Así lo advierte el último informe de The Lancet Countdown, reseñado por RT.

Según el estudio, «la dependencia de los combustibles fósiles no solo está socavando la salud mundial debido al aumento de los impactos del cambio climático. Sino que también afecta directamente a la salud y al bienestar humanos a través de los volátiles e impredecibles mercados de combustibles fósiles; de las frágiles cadenas de suministro frágiles y de los conflictos geopolíticos», advierte el estudio.

En consecuencia, millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a la energía necesaria; para mantener sus hogares a temperaturas saludables y conservar alimentos y medicinas.

Cumbre Climática de la ONU COP27

El documento fue elaborado por 99 expertos de 51 instituciones de todos los continentes; justo en vísperas de la Cumbre Climática de la ONU COP27, que se celebrará en noviembre en Egipto.

De acuerdo con el informe, se constata un aumento en las muertes por calor, hambre y enfermedades infecciosas; a medida que se intensifica la crisis climática.

En este contexto, denuncia que los gobiernos siguen dando una mayor prioridad a los subsidios a los combustibles fósiles; antes que a los países más pobres que sufren los efectos del calentamiento global.

Según el texto, 69 de los 86 países examinados inyectaron en 2019 un total de $400.000 millones en combustibles fósiles; con subsidios que superan 10% del gasto nacional en salud de 31 países; y más del 100% en cinco naciones.

LEE TAMBIÉN:   Convite: el país no está preparado para envejecer

Seguridad alimentaria y enfermedades infecciosas

Asimismo, advierte que el cambio climático está afectando a la seguridad alimentaria; reduciendo las temporadas de crecimiento y el rendimiento de los cultivos; empujando a más áreas a la sequía; y agravando el riesgo de desnutrición y el acceso a los alimentos.

También el clima extremo ha extendido el hambre a casi 100 millones de personas; y aumentó las muertes por calor en 68% en poblaciones vulnerables de todo el mundo.

Además, la quema de carbón, petróleo, gas natural y biomasa genera una contaminación; que cuesta la vida a 1,2 millones de personas al año.

Así, revela un impacto de la crisis climática en la incidencia de enfermedades infecciosas. Concluyendo que los períodos en los que la malaria podría transmitirse; se hicieron 32% más largos en las zonas montañosas de las Américas y 15% más largos en África. Mientras, la probabilidad de transmisión del dengue aumentó 12% durante la última década.

Mayor protección

Los autores reclaman una mayor protección para los sistemas de salud, que actualmente hacen frente al coronavirus; el aumento del costo de vida y la dependencia del petróleo y del gas ruso. Asimismo, sostienen que la mejora en la calidad del aire ayudará a prevenir muertes resultantes de la exposición a partículas derivadas de combustibles fósiles.

La crisis climática nos está matando

Pero acelerar el cambio hacia la energía limpia y la eficiencia energética no solo frenaría el cambio climático. Sino que también mejoraría la seguridad energética; reduciría la contaminación letal del aire; e impulsaría los desplazamientos bajos en carbono; como caminar y andar en bicicleta, lo que revertiría en una mejora de la salud, argumenta el informe.

LEE TAMBIÉN:   SVIA: producción de cítricos cayó 65%

Asimismo, estimular la transición a dietas equilibradas y basadas más en vegetales reduciría las emisiones del sector agrícola. Y también evitaría hasta 11,5 millones de muertes anuales relacionadas con la dieta; reduciendo «sustancialmente» el riesgo de enfermedades transmitidas por animales.

«La crisis climática nos está matando», lamentó el secretario general de la ONU, António Guterres, en respuesta al informe. «Está socavando, no solo la salud de nuestro planeta, sino también la salud de las personas en todas partes», dijo.

En su comentario sobre el fatídico pronóstico, concluyó que «la salud humana, los medios de subsistencia, los presupuestos familiares; y las economías nacionales están siendo golpeados a medida que la adicción a los combustibles fósiles se sale de control».

Guterres: la crisis climática nos está matando

Foto: Cortesía

Fuente: Actualidad.rt

Comentarios

Comenta en Facebook