Inaesin insta al gobierno a reglamentar el teletrabajo. El Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) exhorta al gobierno de Nicolás Maduro a regularizar deberes patronales; así como deberes y derechos de los trabajadores que por distintas circunstancias deben realizar sus labores a distancia.

La pandemia de Covid-19 puso de relieve una realidad que se manifestó en Venezuela por la crisis económica y de servicios públicos: el teletrabajo. La cuarentena impuesta en marzo de 2020 por la emergencia sanitaria dejó a muchos trabajadores temporalmente en casa. Esto ocurrió por no estar entre los sectores priorizados por las autoridades.

Mientras que otros que tenían impedido acudir a su lugar de trabajo, podían cumplir con sus actividades vía online.

En junio de ese año se puso en marcha el esquema 7+7, según el cual durante una semana la cuarentena era radical; menos para las áreas de la salud, comercio y servicios básicos. Y la siguiente flexible, en la que algunos sectores económicos podían sumarse a los priorizados; siempre cumpliendo con los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio.

Así se desprende de una nota de prensa del INAESIN.

Regularizar el teletrabajo

Un estudio realizado por Inaesin, en octubre de 2021, sobre ¿Cómo ha afrontado jurídicamente el Estado venezolano el proceso social de trabajo durante la pandemia?; concluye que es conveniente regularizar el teletrabajo, ya que no existe una normativa específica que aborde la prestación de servicio bajo esta modalidad.

LEE TAMBIÉN:   Empresas podrán controlar frecuencia de anuncios en YouTube

En Venezuela no está regulado propiamente el teletrabajo. “Es una especie del género del trabajo a domicilio».

Según la norma dispuesta en el artículo 226” de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (Lottt): “El ministerio del Poder Popular con competencia en trabajo, cuando considere que la realización de determinadas labores por el sistema de trabajo a domicilio resulte perjudicial a los trabajadores o trabajadoras, podrá, por resoluciones especiales, adoptar las medidas que estime convenientes. Podrá también, cuando el trabajo a domicilio sea consecuencia de nuevos sistemas operacionales derivados del progreso tecnológico; dictar uno o varios reglamentos especiales aplicables a las relaciones laborales correspondientes”, destaca la investigación.

Dado que el Covid-19 es una enfermedad con la que la sociedad tendrá que convivir por mucho más tiempo, es conveniente “regular los deberes patronales; así como los derechos y deberes de los trabajadores bajo esta modalidad. Estableciendo la obligación del patrono de proveer a los trabajadores de los medios tecnológicos idóneos para la ejecución de sus funciones fuera del puesto de trabajo”; sostiene el estudio que incluyó una encuesta a 129 trabajadores mediante un formulario de Google y vía telefónica.

Integridad física y psicológica

Igualmente, resulta necesario tomar en cuenta “la preservación de la integridad física y psíquica de los trabajadores; su derecho a la desconexión digital; los límites a la jornada de trabajo para garantizar el descanso del teletrabajador; y la abstención que deben tener los patronos de dirigir requerimientos a los trabajadores fuera de horario de trabajo”.

LEE TAMBIÉN:   Trabajadores petroleros: industria requiere un cambio estructural

De acuerdo con los resultados de la encuesta, aplicada en los estados Anzoátegui, Bolívar, Carabobo, Distrito Capital, Lara, Miranda, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo y Zulia; 92% de los consultados dijo no tener conocimiento de alguna regulación del teletrabajo en Venezuela.

Independientemente de la pandemia de Covid-19, Venezuela está en una situación precaria; en la que deficientes servicios públicos y escasez de combustible impiden a los trabajadores acudir con regularidad a sus sitios de labores. Por esta razón, Inaesin exhorta a las autoridades a abordar el asunto de manera consciente y establecer reglas para el teletrabajo.

Inaesin insta al gobierno a reglamentar el teletrabajo

Foto: Cortesía INAESIN

Fuente: Con nota de prensa de INAESIN

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »