Ingeniería robótica al servicio de la medicina

Ingeniería robótica al servicio de la medicina

Ingeniería robótica al servicio de la medicina. Una mano robótica podría permitir a los médicos diagnosticar y tratar con mayor precisión a personas del otro extremo del mundo. Pero las tecnologías disponibles no son lo suficientemente buenas como para igualar la experiencia que supone estar en persona en el lugar.

Unos investigadores informaron en la revista Science Advances que diseñaron y produjeron una piel electrónica inteligente. Así como una mano robótica médica capaz de evaluar datos de diagnóstico vitales.

Ambos utilizan un semiconductor gomoso recién inventado que permite una gran movilidad del portador.

Cunjiang Yu, es profesor asociado de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Houston. Y coautor del trabajo. Dijo que indiscutiblemente, el material semiconductor gomoso podría escalarse fácilmente para su fabricación.

Electrónica gomosa blanda y elástica

De manera que el ensamblaje interfacial y los dispositivos electrónicos gomosos sugieren un camino hacia la electrónica gomosa blanda y elástica. Y también hacia los sistemas integrados que imiten la suavidad mecánica de los tejidos biológicos, más bien adecuados para una variedad de aplicaciones emergentes.

Sin duda alguna, el también investigador principal del Centro de Superconductividad de Texas en la UH, enfatiza que la piel inteligente y la mano robótica médica son dos aplicaciones potenciales, creadas para ilustrar la utilidad del descubrimiento.

Los autores del trabajo incluyen a Ying-Shi Guan, Anish Thukral, Kyoseung Sim, Xu Wang, Yongcao Zhang, Faheem Ershad, Zhoulyu Rao, Fengjiao Pan y Peng Wang. Todos ellos afiliados a UH. Los coautores, Jianliang Xiao y Shun Zhang, están afiliados a la Universidad de Colorado.

LEE TAMBIÉN:   Perú quiere construir una urbe en medio del desierto

Los semiconductores tradicionales son quebradizos. Y su uso en electrónica ha requerido adaptaciones mecánicas especiales. Anteriormente, los semiconductores estirables tenían sus propios inconvenientes, incluyendo una baja movilidad del portador, igualmente los complicados requisitos de fabricación.

Nanotubos de carbono metálico

Asimismo, Yu y sus colaboradores informaron el año pasado que la adición de cantidades diminutas de nanotubos de carbono metálico al semiconductor gomoso de P3HT mejora la movilidad del portador. Ello rige el rendimiento de los transistores de los semiconductores.

Es por ello que el nuevo método de fabricación escalable para estas nanopelículas y el desarrollo de transistores totalmente gomosos representa un importante paso adelante.

La producción es simple, dijo. Un material semiconductor disponible en el mercado se disuelve en una solución y se deja caer en agua, donde se extiende. El disolvente químico se evapora de la solución, lo que resulta en una mejora de las propiedades del semiconductor.

Es una nueva forma de crear películas compuestas de alta calidad, dijo, permitiendo la producción consistente de semiconductores totalmente gomosos.

Además, el rendimiento eléctrico se mantiene incluso cuando el semiconductor se estira 50%, informaron los investigadores. Pero la capacidad de estirar la electrónica gomosa en 50% sin degradar el rendimiento es un avance notable. Mientras que la piel humana, dijo, puede ser estirada solo en 30% sin desgarrarse.

Ingeniería robótica al servicio de la medicina

Fuente: Noticias de la Ciencia

Comments

comments