Jamás cometas este error mientras negocias una oferta de trabajo

Jamás cometas este error mientras negocias una oferta de trabajo

Negociar una oferta de trabajo es complicado. Está el tema del sueldo, pero también de las prestaciones y los horarios, y el hecho de tener tantos detalles que poner sobre la mesa puede dar espacio para muchos errores. Pero según David Wiacek, coach profesional de carrera certificado, hay un error en particular que puedes cometer cuando estés negociando una oferta laboral que es mucho peor que cualquier otro y es no saber lo que vales, y por ende no pelear por ello.

“El error más común que veo entre mis clientes (sobre todo entre los principiantes y de nivel medio, pero también en algunos puestos altos) es llegar desde un lugar de miedo o desesperación que suele resultar que se vendan más bajo de lo que deberían, o que se menosprecien a sí mismos y pidan menos dinero del que merecen” dijo.

Y claro que si cometes el error de no conocer tu valor, “pones la balanza en favor de la empresa, lo que resulta en un menor salario” explicó Wiacek.

Entonces, ¿por qué tanta gente comete este error? “El miedo suele desprenderse de la desesperación, de decir ‘odio mi trabajo y necesito uno nuevo, así que me conformaré con cualquier salario que me ofrezcan sin pestañear’. Y lo que es peor, algunos candidatos usan su salario anterior como vara para medir su nueva oferta laboral, pero si tu antigua empresa pagaba menos de lo que vales, entonces ese nuevo sueldo sigue siendo un detrimento” dice Wiacek.

Pero no te preocupes, puedes evitar este error fácilmente, porque como en todo, la negociación del salario es una habilidad que puedes perfeccionar.

Primero, descubre lo que vales.

Puedes usar esta herramienta de Glassdoor para obtener un estimado preciso de lo que otros profesionales en tu ramo ganan. Ahora haz una lista de las cosas que aportas y que aumentan tu valor más allá de lo que dicta la industria.

“Mucho de mi trabajo con los clientes se enfoca en hacerlos pensar de manera objetiva sobre el valor que agregan a una empresa. En las entrevistas y durante todo el proceso de contratación, debes hacer énfasis en lo que puedes mejorar de manera intangible, sobre todo porque ya lo has hecho en el pasado” dice Wiacek.

Si logras demostrar tu valor durante el proceso, la negociación del salario será mucho más fácil.

Luego, ¡practica el arte de negociar!

Con la práctica desarrollarás seguridad y confianza. Y “mostrar que eres una persona asertiva que pelea por lo que considera justo, y que has hecho una buena investigación de mercado y conoces tu valor, es algo atractivo en sí mismo.” Explicó Wiacek. “La asertividad es una forma de seguridad, y las empresas quieren contratar empleados seguros de sí mismos y determinados. Esta habilidad te traerá todo tipo de éxitos, tanto hacia dentro como hacia fuera de la empresa”.

Si ya te vendiste por menos y no negociaste bien tu salario, no todo está perdido. Sí, claro que será complicado dar marcha atrás y pedir más dinero, pero “no hay una regla que diga que no se puede” dijo Wiacek, quien sugiere una re negociación diciendo “Después de considerar cuidadosamente las implicaciones de este puesto y lo que aprendí a través del proceso de contratación junto con una investigación que he hecho en la industria, puedo decir que ofrezco mucho más valor a tu empresa y que considero que valgo tanto $”.

Y si por algo la empresa no puede darte más presupuesto, puedes negociar otras prestaciones. “Entonces puedes agregar una semana adicional de vacaciones, o flexibilidad en los horarios o trabajo remoto” dijo Wiacek.

FUENTE: Entrepreneur/Glassdoor

Comments

comments