• Home »
  • Arquitectura »
  • La arquitectura parece incapaz de comprometerse con los cambios que ocurren en las ciudades
La arquitectura parece incapaz de comprometerse con los cambios que ocurren en las ciudades

La arquitectura parece incapaz de comprometerse con los cambios que ocurren en las ciudades

La arquitectura parece incapaz de comprometerse con los cambios que ocurren en las ciudades. El arquitecto y cineasta colombiano Liam Young explora los espacios entre el diseño, la ficción y el futuro.

Desde su experiencia, participó en el Bogotá Audiovisual Market, donde aseguró que “es esencial la relación entre la arquitectura y lo audiovisual“.

Arquitecturas tradicionales parecen incapaces de compromoterse con los cambios

-¿Cómo nació su pasión por la arquitectura y el cine?

-Originalmente me formé como arquitecto en Australia. Y debo decir que me siento cada vez más frustrado por la forma en que las arquitecturas tradicionales parecen incapaces de comprometerse con los cambios que realmente están ocurriendo en las ciudades.

Así que empecé a buscar diferentes formatos y medios que pudieran explorar y participar de manera significativa en esta evolución.

Y ahí fue cuando comencé a hacer películas sobre cómo la tecnología está cambiando nuestras vidas.

Tecnologías cambian la narración de las cosas

-¿Qué tan importantes son las nuevas tecnologías en la arquitectura y el mundo audiovisual?

-Lo que estamos viendo es que las tecnologías realmente están cambiando la narración de las cosas.

Quiero decir, lo que está sucediendo en la industria de los efectos visuales es que las técnicas del cine y las técnicas de los videojuegos, o la realidad virtual, se están juntando. Y ahora las casas de posproducción y los estudios utilizan las mismas herramientas.

Todos los mecanismos o entornos que actualmente se encuentran atrapados en las pantallas comienzan a ser explotados en el mundo real.

LEE TAMBIÉN:   Aumenta producción de petróleo y gas en Colombia

La arquitectura tradicional está en decadencia

-¿Cómo ve la escena de la arquitectura en el mundo actual?

-La arquitectura, como una decepción tradicional, está realmente en crisis.

Las fuerzas que solían definir las ciudades que los arquitectos planeaban tenían cierto grado de control.

Ahora es casi irrelevante. Lo que está definiendo nuestro mundo son las experiencias políticas, tecnológicas, las redes, los sistemas de autonomía, las redes interactivas.

Y si la arquitectura no se mantiene al día y no vuelve a lo que era antes, va a ser cada vez más irrelevante, está en decadencia.

Escuchar historias exclusivamente latinoamericanas

-¿Qué van a ver los asistentes en esta edición del BAM?

-Creo que un evento como BAM es realmente emocionante, porque reúne en un espacio a otras voces diversas en la narración de historias.

Así que estoy emocionado de venir. Normalmente estoy en Los Ángeles.

Y para mí es muy apasionante estar en BAM porque escucho historias exclusivamente latinoamericanas, que normalmente no cuentan en los medios de comunicación tradicionales en Estados Unidos. Es enriquecedor escuchar todas esas voces diferentes.

Conectar a estudiantes de arquitectura con el diseño

-¿Cuál es la relación actual entre la arquitectura y el mercado audiovisual?

-En este momento la relación no existe en absoluto y creo que eso es problemático.

Así que creé un programa de maestría en Los Ángeles, diseñado para conectar a los estudiantes con la arquitectura y el diseño.

O incluso con la industria del entretenimiento, porque considero que tenemos un papel muy importante que desempeñar en la filmación del entretenimiento.

LEE TAMBIÉN:   Ciudades inspiradoras para el diseño

-¿Cuál es su opinión sobre el mercado audiovisual en Colombia?

-No he escuchado mucho en realidad, así que no tengo mucho que decir. Pero un evento como este es realmente emocionante y llamativo, así que estoy muy abierto a aprender un poco más sobre estos aspectos para tener una opinión más clara.

… pronto podremos vivir experiencias cinematográficas de la misma manera que ocupamos nuestras casas, nuestros espacios y nuestras calles.

La arquitectura parece incapaz de comprometerse con los cambios que ocurren en las ciudades

Fuente: El Espectador

Comments

comments