La casa de Gustave Eiffel en Argentina que se convirtió en museo

La casa de Gustave Eiffel en Argentina que se convirtió en museo

La casa de Gustave Eiffel en Argentina que se convirtió en museo. ¿Cómo llegó a Argentina una casa creada por el ingeniero más reconocido del mundo, el francés Gustave Eiffel? El proyectista de la torre que lleva su nombre en París.

¿Cómo se instala en uno de los barrios con más afición cultural de la ciudad de Córdoba? ¿Y un siglo después abre sus puertas como espacio cultural gracias a la intervención de los vecinos?

LEE TAMBIÉN El gran arquitecto olvidado: Fernando Higueras

La casa de Gustave Eiffel en Córdoba abre sus puertas al público, Cortesía de Amigos de Casa Eiffel

Cortesía de Amigos de Casa Eiffel

La torre Eiffel y el dique de San Roque

La relación de Eiffel con Córdoba comienza por su vínculo con el ingeniero Carlos Cassafousth, a quien conocía desde la École Polytechnique de París.

Gustave llegó a Argentina con el objetivo de participar en la Exposición Industrial a comienzos del 1900. También se reencontró con Cassafousth, quien ya había finalizado la imponente obra del dique San Roque.

Mi torre y el dique San Roque son las obras más importantes del mundo en este momento, pero mi torre no es productiva y el dique sí”, llegó a decir Eiffel.

Cortesía de Amigos de Casa Eiffel

Obras de Eiffel en Argentina

Gustave Eiffel expandió su obra a muchos otros países del mundo luego de la realización de la torre Eiffel. Argentina fue uno de ellos. En Córdoba hay dos molinos que fueron presentados en su momento en la Exposición Rural, dos viviendas y la icónica vuelta al mundo que se encuentra en el Parque Sarmiento.

Cortesía de Amigos de Casa Eiffel

Las casas llegaron a Argentina en 1917 desde Francia. Eran enviadas por la compañía de Eiffel. De las dos que arribaron a Córdoba, una de ellas actualmente se encuentra en el interior cordobés en la ciudad de Villa María. La otra en la capital provincial en el tradicional barrio de San Vicente.

Cortesía de Amigos de Casa Eiffel

Las viviendas se caracterizan por ser prefabricadas. Una metodología innovadora en esa época proveniente de la corriente del hierro y cristal. Eran enviadas desde Europa y ensambladas en Córdoba.

La cubierta es de chapa a dos aguas, y las envolventes laterales de planchas de hierro prensado con cámaras de aire intermedias para la aislación térmica, las aberturas de madera se atornillan a los muros.

LEE TAMBIÉN Diseño a mano: un oficio subestimado

La instalación de la casa en la calle San Jerónimo en el barrio San Vicente no es un detalle menor. Posiblemente es una de las causas por las que actualmente pudo abrir sus puertas al público.

Cortesía de Amigos de Casa Eiffel

San Vicente: un barrio – pueblo

El Barrio San Vicente es de los primeros que se formaron en la ciudad luego de las setenta manzanas fundacionales. Surge a fines del siglo XIX con la llegada del ferrocarril, que permitió que la ciudad se expandiera formando barrios que se consolidaron como “barrios-pueblo”.

Fueron concebidos así por ser urbanizaciones que rodeaban el centro histórico. Al encontrarse fuera de los límites que componían el río Suquía y la Cañada poseían autonomía propia, con infraestructura, mercados quintas, entre otros.

El barrio San Vicente particularmente se caracterizó por la población obrera, debido a la instalación de las primeras industrias. Pero lo más característico del barrio es el sentido de pertenencia que poseen sus vecinos, vinculado con la vasta identidad cultural e histórica que se hace evidente en su radio, biblioteca y eventos culturales.

Cortesía de Amigos de Casa Eiffel

Visitas guiadas y centro cultural

La casa Eiffel de Barrio San Vicente fue siempre una propiedad privada. A partir de distintas gestiones se buscó expropiarla como bien cultural de la ciudad pero nunca se logró. Se encontraba en estado de abandono ya que sus propietarios no la habitan, y su deterioro era cada vez mayor.

Agustín Castro, vecino de la vivienda, apreciaba el interés que poseían los visitantes del barrio que realizan visitas guiadas por la casa. Por voluntad propia comenzó a limpiarla como proyecto personal, invitando a los vecinos que quisieran sumarse a colaborar.

La iniciativa fue celebrada y apoyada por varios vecinos que a partir de reuniones propusieron la posibilidad de recuperar la casa para eventos musicales, danzas y otros que el barrio ya posee en su amplia cartilla cultural.

Cortesía de Amigos de Casa Eiffel

Asociación Civil Amigos Casa Eiffel

Así fue como una simple iniciativa personal se tradujo en la conformación de la Asociación Civil Amigos Casa Eiffel. A partir de amplias gestiones y colaboraciones ad honorem lograron abrir la casa para ser visitada los viernes y fines de semana.

A partir de instituciones y órganos vecinales fue que se pudo recuperar una joya arquitectónica para el público. Si bien continúa siendo propiedad privada y los vecinos no hacen ocupación de esta, se puede recorrer y participar de distintos eventos culturales.

La casa de Gustave Eiffel en Argentina que se convirtió en museo

Fuente: Plataforma Arquitectura – Chile

Comments

comments