La estrella del baloncesto Magic Johnson comparte 5 lecciones para fabricar el éxito

La estrella del baloncesto Magic Johnson comparte 5 lecciones para fabricar el éxito

Mi amigo Joel Mario, fundador de BioTrust Nutrition, lanzó un nuevo programa, $100 Million Mastermind Experience, en el que reúne a emprendedores e influencers que han logrado generar 100 millones de dólares, reproducciones o seguidores, para enseñarle a los miembros del grupo cuáles son los “secretos” que necesitan saber para hacer crecer su negocio rápidamente. Yo invertí en esto y fue una de las mejores inversiones que he hecho.

Lea también: wp.me/p6HjOv-2FW

Podría escribir un pequeño libro sobre las lecciones que aprendí y me cambiaron la vida, pero hoy quiero compartir cinco de las lecciones de éxito más poderosas e inesperadas que aprendí de Magic Johnson.

He asistido a cientos de eventos, Masterminds y seminarios en los últimos 20 años, pero jamás había visto una presentación tan poderosa y accionable como la que él dio. Y hoy quiero compartir algo de esa sabiduría que aprendí de él para ayudarte a ganar tus primeros millones y construir la vida y el negocio de tus sueños.

1. Conoce el mercado

Cuando Magic se retiró de los deportes y empezó su viaje como emprendedor, su primer paso fue familiarizarse profundamente con su mercado y sus compradores.

No se preocupaba por su oferta o sus canales de ventas o sus anuncios en Facebook, el enfocaba toda su atención, tiempo y energía en aprender todo lo que podía sobre la gente a la que le quería servir. Específicamente, a las minorías estadounidenses.

A través de su investigación, descubrió que este mercado brutalmente desatendido tenía más de 1.3 billones de dólares en poder adquisitivo y le encantaba ir al cine. Así que hizo su primera inversión en un cine y en un centro comercial que estaban operando a la mitad de su capacidad.

Magic se dispuso a trabajar para mejorar el centro comercial, haciéndolo más atractivo para su audiencia objetivo y en unos cuantos meses, el cine ya estaba operando al 100% de su capacidad. Entre él y sus inversionistas ganaron millones de dólares antes de vender esa inversión a la AMC.

Como emprendedor, conocer tu mercado y a tu comprador no sólo es una buena idea, es una receta obligatoria para el éxito. Rétate a duplicar tu investigación de mercado. ¿Qué tan bien conoces a tu audiencia… lo que le duele, sus miedos, sus deseos, hobbies y estilo de vida?

Recuerda que cuando conoces a tus clientes mejor de lo que se conocen ellos mismos, tu negocio crecerá más rápido de lo que imaginaste.

2. Conéctate con el silencio para pensar en grande

Magic tiene tres rituales que usa para pensar en grande y seguir abierto a nuevas oportunidades:

El primero es levantarse a las 4 a.m. y pasar entre 30 y 60 minutos pensando/meditando arriba de la caminadora.

LEE TAMBIÉN:   Las habilidades blandas, nuestras mejores aliadas en tiempo de crisis

El segundo es, después de una semana de muchos viajes por todo el país yendo a juntas y haciendo presentaciones, Magic se guarda en su casa de Laguna Beach para desacelerar, acercarse a la orilla del mar y reflexionar.

Y el tercero es tomarse todo el mes de agosto de cada año para viajar por Europa y experimentar diferentes culturas.

Estos tres rituales le ayudan a ver entre el caos de su vida y a desbloquear las ideas de negocio creativas, como el acuerdo que hizo con Starbucks.

Magic acordó con Howard Schultz que se convertiría en el primer “dueño externo” de una tienda de Starbucks.

Magic puso las tiendas en áreas urbanas, cambió el menú y la atmósfera para atender a su mercado, y pronto sus ubicaciones estaban ganando más por cada cliente ($4,89 dólares) que lo que ganaban las tiendas suburbanas propiedad de Starbucks ($4,59).

¿Cómo lo hizo?

“No nos gustan los bísquets” dijo Magic en nuestro Mastermind, refiriéndose a su status de minoría como afroamericano. “Ni siquiera sabemos lo que son. A nosotros nos gusta el pastel de durazno, así que sacamos los bísquets y metimos el pastel de durazno. Quitamos todas las cosas que no nos gustan”.

Entonces, Magic se dirigió a un hombre blanco de mediana edad que estaba sentado en el Mastermind, y le pidió que se levantara.

“Señor, ¿cuál es su nombre?” Preguntó Magic.

“Gary” contestó mi amigo Gary Watson.

“¿Cuál es su grupo de música favorito?” Preguntó Magic.

“Soy de la vieja escuela” respondió Gary. “Es Aerosmith”.

“Bueno… ¡entonces quitamos a Aerosmith!” dijo Magic con una sonrisa traviesa.

Todos nos reímos. Claramente, Magic había hecho el chiste con anterioridad, pero demostraba la posición de conocer a tu mercado para sacarle el mayor provecho.

Ahora, aquí está la cosa. Magic nunca hubiera tenido esta oportunidad si no se hubiera “desconectado” de la locura y se hubiera conectado con el silencio y la calma para poder pensar en grande. Como emprendedor, es muy fácil dejar que la vida se nos escape. Pasar cada minuto del día apagando incendios, manejando a nuestros equipos y trabajando en nuestro negocio.

Pero tus mejores ideas y avances suelen llegar cuando te alejas del caos y encuentras tiempo para la quietud y la introspección.

Rétate para conscientemente darte tiempo para desconectarte. Aléjate del negocio y de las demandas de la vida cotidiana y date el tiempo de hacer una reflexión en silencio. Te prometo que te sorprenderá lo que vas a descubrir.

3. Júntate con los mejores

El mentor de Magic, el Dr. Jerry Buss, ex dueño de los Lakers de Los Ángeles, le aconsejó conseguir al mejor contador, al mejor abogado y al mejor financiero que pudiera pagar. “Si crees que tú eres el mejor, siempre júntate con los mejores” dijo Magic. “Porque si no vas a terminar pagándolo y regresarás a contratarlos al final”.

LEE TAMBIÉN:   5 formas de usar el contacto visual en una junta para obtener lo que quieres

Y luego dijo algo con lo que concuerdo: “Si quieres dar lo mejor de ti, tienes que dar lo mejor en tus relaciones”.

Tras compartir esto, otro de los asistentes al Mastermind, Dennis Rodman, le pidió a Magic que contara la historia de cómo el Dr. Buss terminó siendo su mentor.

En 1984, después de que los Lakers habían ganado dos campeonatos en los primeros tres años que llevaba Magic en el equipo, el Dr. Buss quería que éste se comprometiera con los Lakers para el resto de su carrera, así que le ofreció a Johnson un contrato, sin precedentes, por 25 años, a $1 millón de dólares por año.

Magic aceptó, con una condición. Le pidió al Dr. Buss que fuera su mentor para los negocios. En las siguientes dos décadas, Buss le enseñó a Magic todo lo que sabía sobre negocios, finanzas, inversiones y networking.

Más tarde, Magic hizo otra movida extraordinaria. Le pidió al Dr. Buss acceso al teléfono de cada persona dueña de los asientos de primera fila en los partidos. Magic llamó a esos 150 acaudalados fans del basquetbol y los invitó a comer.

¿Cuántos crees que aceptaron? Todos, por supuesto. De esas 150 comidas, Magic conoció a 7 millonarios y multimillonarios que se convirtieron en sus mentores.

4. Siempre prepárate de más y llega temprano

Magic estaba agendado para hablar con nuestro grupo a las 12:30 p.m. Llegó a las 11:30 a.m. y nos observó jugar basquet con Rodman, Matt Barnes y otras estrellas (algo que era parte de la “experiencia” en este $100 Million Mastermind Experience).

Esto no fue algo de una vez… Es lo que hace Magic.

Más tarde nos explicó: “Una vez tuve una reunión con Michael Ovitz, el hombre más importante de Hollywood. Llegué a la 1 para una junta a las 2. Siempre llego temprano y siempre voy preparado”.

Magic también llegó a los titulares por llegar una hora antes para reunirse con Lebron James y convencerlo de unirse a los Lakers en cuanto se terminara su contrato con los Cavaliers. Magic tocó a la puerta de James a las 9:01, al minuto de que éste fuera un jugador libre.

La preparación y la rapidez de Magic lo llevaron al éxito, en ese momento y muchas veces después. Imagina lo que este hábito de prepararse y llegar temprano le transmite a las personas con las que se reúne, y lo cómodo que se siente al no llegar corriendo.

LEE TAMBIÉN:   5 tips indispensables para mejorar tu lenguaje corporal

5. Perder no es una opción

“Mi hija juega basquet en la universidad” dijo Magic. “Es defensa. Un día, mi esposa me dijo que fuera a jugar uno a uno con mi hija”.

“Le dije: ‘Amor, me conoces’. Pero ella insistió. Cuando tu esposa te dice dos veces que hagas algo, no discutes. Así que fui a la cancha. El juego llegó a 10. Dejé que mi hija llegar a 9… y luego… le gané”.

Ahora, tan despiadado como esto puede sonar, ganándole a tu hijo en un juego de basquet, la historia revela una parte importante de la mentalidad de Magic, una que es responsable de su éxito: Perder no es una opción.

“Es lo que soy. Soy la persona más competitiva que van a conocer, y no voy a perder”.

Este no sólo es el mantra de Magic en el basquetbol, es su mantra en la vida. Le ha tocado vivir cosas difíciles, pero no ha permitido que esto lo venza.

Cuando le preguntaron qué haría si lo perdiera todo, Magic respondió: “Me levantaría y buscaría qué hacer. Los ganadores ganan. Los ganadores siempre ganan”.

Vea también: wp.me/a6HjOv-2vW

Aplica esta mentalidad a tu vida. Nunca te rindas. Nunca te conformes. Nunca permitas que las circunstancias de tu vida te derroten.

O encuentras un camino o lo haces. Porque si eres lo suficientemente resiliente, persistente e ingenioso, siempre hay un camino.

FUENTE: Entrepreneur/Craig Ballantine

Comments

comments