La frágil ecología del Tíbet

La frágil ecología del Tíbet

Los autores de este análisis sobre el Tibet recomiendan equilibrar el desarrollo del turismo con la sostenibilidad medioambiental. El presidente de la Fundación Ecoagroturismo asegura que el turismo sostenible es la única alternativa para evitar los impactos negativos en la sociedad y los ecosistemas visitados. Los expertos alertan que, si el turismo sigue al mismo ritmo en el Tíbet, la destrucción de su ecosistema será irreparable y no podrá ser recuperado.

En el año 2017, 25.61 millones de turistas procedentes de todos los rincones del mundo visitaron el Tíbet, una cantidad doce veces mayor que hace sólo una década.

El turismo en esta región del mundo no para de crecer, pero esto puede tener consecuencias irreparables para su ecosistema. Así lo advierte un estudio internacional efectuado por expertos del Instituto Noreste de Medioambiente y Recursos Naturales de la Academia China de las Ciencias.

Tíbet: la ecología de las ciudades turísticas

En un trabajo publicado en el Journal of Mountain Science, los científicos encabezados por el profesor Xiaoming Wang concluyen que la ecología de las ciudades tibetanas con economía basada en el turismo es muy frágil y son necesarias medidas de protección a corto plazo para evitar su destrucción. Estas medidas han de buscar equilibrar este desarrollo turístico con la sostenibilidad medioambiental.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores analizaron los componentes del ecosistema tibetano mediante sensores remotos y tecnologías avanzadas de reconocimiento del espacio. Además, recogieron datos de satélites y de estaciones meteorológicas locales.

Para Severino García, presidente de la Fundación Ecoagroturismo, entidad dedicada a promocionar un modelo de turismo sostenible, apoyando las economías locales y difundiendo el patrimonio rural, las conclusiones de este estudio son “muy preocupantes” y manifiestan el daño que pueden hacer políticas basadas en la explotación de los recursos naturales sin control ni criterios de sostenibilidad.

La frágil ecología del Tíbet

Según García, “estamos asistiendo a la creciente oferta de destinos de naturaleza como una nueva forma de hacer turismo.  Sin embargo, esa nueva tendencia “ecoturística” desvela carencias de gestión y como consecuencia una masificación turística que impacta negativamente en la sociedad. Además, pone en riesgo los ecosistemas visitados, tal como apuntan los resultados de este estudio, o los problemas detectados en destinos emergentes como Islandia, o con los recursos naturales y la fauna silvestre de nuestro país”.

Tíbet: El distrito de Bayi, uno de los más visitados del Tíbet

El distrito de Bayi, en el que se ha basado el análisis realizado por los investigadores chinos, es una zona cercana a la capital relativamente accesible, de media altitud y una de las preferidas por los turistas que acuden al Tíbet.

Los resultados del trabajo realizado por los científicos han mostrado que la vulnerabilidad ecológica de este distrito es severa y extrema en el sureste y zona norte central, así como en la región glacial.

En el año 2017, 25.61 millones de turistas procedentes de todos los rincones del mundo visitaron el Tíbet, una cantidad doce veces mayor que hace sólo una década.

La frágil ecología del Tíbet

FUENTE: Ecoticias /

Comments

comments