La importancia de la luz en la arquitectura

La importancia de la luz en la arquitectura

La importancia de la luz en la arquitectura. ¿Qué es la luz? La luz es el alma de un diseño en la arquitectura.

La luz nos permite saber dónde estamos y ver lo que nos rodea, percibirlo. Pero más allá de exponer cosas para ver y sentir, la luz modela esos objetos para realzar lo visual. Y ayudarnos a definir el mundo físico.


Iluminación en la arquitectura

La luz nos ayuda a redefinir las relaciones de las personas con el medio ambiente y consigo mismas.

Aunque ella no puede tocarse, sí puede ser percibida a través de una interpretación sensitiva. La luz crea sensaciones emocionales y es susceptible de ser diseñada.

La iluminación aporta un valor emocional en la arquitectura, creando experiencias para quienes disfrutan los espacios en la que ella fue utilizada adecuadamente.

Bien sea natural o artificial, el uso de la luz busca resaltar las texturas, los colores y las formas en un espacio, y de esta manera ayudar a que la arquitectura logre su verdadero propósito.

Equilibrio entre luz y arquitectura

Para crear un equilibrio exitoso entre la luz y la arquitectura, hay que tomar en cuenta tres aspectos fundamentales:

1 Estética.
2 Función.
3 Eficiencia.

Es en el aspecto estético en el que diseñadores y arquitectos se enfocan más, pues buscan crear un impacto emocional sobre los usuarios.

¿Cómo les gustaría que las personas se sintieran al caminar por esos espacios bien iluminados?



Su función es la parte más racional de la luz, pues más allá de sus efectos estéticos, sirve para que las personas puedan ver sin tropezarse o chocar. Los espacios deben estar bien iluminados, de modo que los usuarios se sientan seguros al caminar. Poder ver el piso y las paredes que nos rodean, crea una sensación de tranquilidad.

Actualmente, la eficiencia tiene que ver con aspectos ecológicos, pues la idea es aprovechar la luz al máximo, evitando el mal uso de ella y limitando su desperdicio.

Espacio, luz y orden

La iluminación debe ser, al mismo tiempo, espectacular y eficiente. Para tal propósito se recomienda emplear la más avanzada tecnología como es el uso de luminarias tipo LED.

Le Corbusier alguna vez dijo, “Espacio, luz y orden. Esas son las cosas que los hombres necesitan tanto como necesitan pan o un lugar donde dormir”.

LEE TAMBIÉN:   Paralizada la producción de gasolina en la refinería Cardón

Por otro lado, la luz natural permite que en la arquitectura exista una mayor armonía entre el exterior y el interior, entre la naturaleza y el ser humano.

La percepción de un espacio está directamente relacionada con la forma en la que la luz se integra en este.

Lo que vemos, experimentamos y cómo interpretamos los elementos en un espacio, es influenciado directamente por la forma en que la luz interactúa con nosotros. Y con el entorno.

Las sombras juegan un papel importante en un proyecto arquitectónico, pues le aportan un toque dramático y enfatizan la luz. El movimiento de las formas depende de una fuente de luz que les dé estabilidad.

El arte de tocar con los efectos de la luz pertenece a la arquitectura

A medida que el sol hace su tránsito de Este a Oeste, las sombras proyectadas transmiten la sensación del transcurrir del tiempo. Si se logra un uso correcto de las sombras, estas pueden resultar agradables a la vista, de lo contrario, pueden destruir un ambiente.

Étienne-Louis Boullée dijo, “el arte de tocar con los efectos de la luz pertenece a la arquitectura”. Pues dependiendo de cómo esta sea usada, puede transformar un espacio, creando sensaciones agradables o desagradables, sublimes o misteriosas. Puede proporcionar sensaciones de amplitud o hacer el ambiente más pequeño o, simplemente, resaltar aspectos que nos interesen dentro de este.

Pero fundamentalmente, la luz permite que los espacios sean más agradables, cómodos, habitables y más visibles.

Hay modelos en la arquitectura contemporánea que han hecho uso de la luz de manera magistral.

La búsqueda de la esencia entre el programa y el lugar

Un ejemplo de esto puede ser RCR Arquitectes, ganadores del Premio Pritzker en 2017.

Ellos definen su arquitectura como “la búsqueda de la esencia entre el programa y el lugar”. Es a través de la utilización correcta de la luz y los materiales, que logran que cada espacio revele al usuario su propia personalidad.

Otros arquitectos prefieren jugar con la luz y el color de los materiales. Es decir, con el reflejo del espectro visible de la luz sobre un material.

LEE TAMBIÉN:   El asbesto en la lucha contra el cambio climático

Uso de luces y colores

Los colores de los materiales utilizados también pueden cambiar la atmósfera de un espacio. Para diseñar un ambiente hermoso tanto emocional como estéticamente, el uso del color y la luz de manera conjunta juegan un papel muy importante.

Las Termas de Vals de Peter Zumthor, es un ejemplo de ello. La luz se vuelve casi irreal al combinarla con la oscuridad de los materiales, la piedra, los reflejos en el agua y el vapor. Esta sorprendente combinación crea una atmósfera única.

Jean Nouvel, por su parte, en el Museo del Louvre de Abu Dhabi, hace uso de la luz de una manera más monumental y menos tecnológica. En esta obra Nouvel diseñó una cubierta estructural inspirada en las celosías de la cultura árabe.

Tadao Ando también es un maestro en el uso de la luz. Sus superficies de concreto, simples y neutras, se vuelven suaves gracias al contraste que logra con la luz que utiliza para matizarlos. Tadao usa luz natural para resaltar como un elemento de diseño independiente.

En su obra de la Iglesia de la Luz, la cruz de luz que abre la pared, en contraste con el interior, da la impresión de un infinito.

La luz, según Tadao, da vida a los objetos y conecta el espacio y la forma, esta le aporta a los ambientes luminancia y energía. Es uno de los elementos más vívidos en la arquitectura.

La luz es un elemento esencial a tener en cuenta, pues se ha demostrado que la calidad de la luz en un edificio afecta a las personas.

Calidad de la luz afecta a las personas

Por ejemplo, la luz natural puede ayudar a los pacientes de un hospital a recuperarse. Y los alumnos de la escuela se desempeñan mejor en salones en los cuales esta es utilizada.

En una oficina la satisfacción y la productividad de un empleado pueden verse influenciadas por una iluminación bien diseñada.

Las personas se sienten atraídas mayormente a instalaciones públicas bien iluminadas. Ya sean complejos comerciales o parques. Una buena iluminación mejora el estado de ánimo y la deseabilidad de dichos espacios. Y puede contribuir en gran medida a una sensación de bienestar.

LEE TAMBIÉN:   ¿Se puede viajar más rápido que la luz?

En el caso de la luz artificial también es tal su importancia, que el papel de un especialista en iluminación o diseñador de iluminación es crucial para el éxito de un proyecto.

El diseño de iluminación se ha convertido en una extensión creativa de la arquitectura. El objetivo principal de la iluminación es complementar las formas y colores usados en beneficio de los usuarios.

No puede dejarse de lado la cuestión del costo de la energía y el modo de utilizarla de manera eficiente en un mundo cada vez más necesitado de acciones sustentables.

En cada proyecto debe aspirarse a un resultado con una pequeña huella ecológica y un rendimiento sólido en términos de sostenibilidad y consumo de energía.

Luz: elemento importante en nuestras vidas

En conclusión, la luz tanto natural como artificial, es un elemento importante en nuestras vidas.

Traer luz natural a espacios interiores cambia sus naturalezas cerradas y los convierte en ambientes abiertos, naturales y emocionantes. Esta permite que un espacio luzca más grande y brillante, y su uso correcto influye en el comportamiento de las personas y sus emociones.

La luz puede contribuir para hacernos más felices, aligerar nuestra carga de estrés y mejorar nuestro estado de ánimo.

La importancia de la luz en la arquitectura

Fuente: Noticias Arq

Comments

comments