La Inteligencia Artificial volvió la ciencia ficción en realidad

La Inteligencia Artificial volvió la ciencia ficción en realidad

La Inteligencia Artificial volvió la ciencia ficción en realidad. Hace tres semanas, una célula de mamut de hace 28.000 años pudo ser revivida. Esto habilitaría a tener animales extintos entre nosotros.

En febrero, en China, se “editaron” embriones humanos. Y hasta se anunció que un grupo de científicos pudo revertir el flujo del tiempo.

LEE TAMBIÉN La inteligencia artificial será más accesible

Y la ciencia ficción se volvió realidad

En el evento Innovación organizado por LA NACION en el hotel Four Seasons en Buenos Aires, Sebastián Campanario, licenciado en Economía, periodista y autor de títulos entre los que se destaca “La revolución senior”, habló de cómo los distintos fenómenos que se presentaban en las películas y la literatura de ciencia ficción se volvieron realidad.

Vivimos un presente de ciencia ficción en el que temáticas de ese género se vuelven moneda corriente en nuestros días“, destacó.

En este punto, detalló cómo el desarrollo de la Inteligencia Artificial se convirtió en una “enorme avenida de cambio“.

Pasaron 20 años desde que una computadora jugó y ganó una partida de ajedrez contra el mejor jugador del mundo, Gari Kaspárov.

Hoy, AlphaGo Zero es una Inteligencia Artificial que pudo ganar sin una sola partida de aprendizaje.

La Inteligencia Artificial hace factible la programación lineal y centralizada

Lo que logra la Inteligencia Artificial es hacer factible la programación lineal y programación centralizada. Estas investigaciones nos hablan de cómo la Inteligencia Artificial nos va a permitir modelos híbridos entre el libre mercado y la ingeniería centralizada“, explicó Campanario.

Llevado a los negocios, citó el concepto ideado por el futurista Marcelo Rinesi que habla de “la pornografía de la innovación” y “efecto statu quo“.

LEE TAMBIÉN:   La Inteligencia Artificial le devolvió la visión a Rufo Chacón

Las empresas lo que hacen es tomar la parte espectacular de la innovación, que habla de un fenómeno guiado, con estereotipos. Pero hay cuestiones que cambian y, finalmente, no lo hacen realmente“, señaló.

A pesar de que muchos de los avances tecnológicos que vivimos fueron representados en películas como “Volver al futuro” o “2001 Odisea al espacio”, no se reflejan los avances sociales.

Por ejemplo, cuando Marty McFly llega a la sociedad del futuro no ve a parejas del mismo sexo caminando libremente por la calle.

Cuando uno ve las películas hay una sobrepresencia de cambios tecnológicos y una subrepresentación de cambios culturales. Los cambios sociales son los más difíciles de predecir“, apuntó.

Y bromeó: “Ahora se estrena Blade Runner, película que transcurre en diciembre de 2019. Tenemos seis meses para poner de moda las hombreras“.

Innovar en el manejo del tiempo

Y si se quiere innovar, además de materia gris es necesario contar con tiempo. Así lo dijo Martina Rua, periodista especializada en innovación. Y el celular y sus apps son hoy una gran distracción, un arbolito navideño en el bolsillo.

Pero hay dos superpoderes que, según ella, se pueden cultivar: hacer foco en un mundo de distracciones y saber qué priorizar.

Hay que ir hacia una productividad equilibrada. Esas son las personas que trabajan cada vez mejor. Hay que usar el tiempo de manera que nos dé sentido. Cuando les preguntan a las personas que están a punto de morir de qué se arrepienten dicen que de haber trabajado demasiado, de no haberse animado a expresar sentimientos y de no haber pasado el tiempo con amigos y familia. Esto alarga la vida“, concluyó.

La Inteligencia Artificial volvió la ciencia ficción en realidad

Fuente: La Nación

Comments

comments