La razón por la que los tips no te ayudarán a administrar tu tiempo

La razón por la que los tips no te ayudarán a administrar tu tiempo

Una confesión: Cuando empecé a escribir este artículo, tuve que detenerme unas cuantas veces y luego volver a empezar. Las palabras no fluían, así que lo dejé y me fui al gimnasio.

Lea también: wp.me/p6HjOv-2C1

Dos horas después, mis pensamientos empezaron a fluir, casi como magia.

Si me hubiera aguantado y obligado a mi mismo a articular las ideas, hubiera sido tiempo perdido.

Porque en mis trece años como emprendedor he aprendido que ir en contra de mis tiempos productivos sólo produce resultados a medias. Mejor, espero a sentirme fresco, alerta y creativo.

Claro que nunca faltan las apps para ayudarme a organizar mi calendario, pero no sirven de mucho si no soy consciente de los momentos en los que estoy a mi máxima capacidad.

En su esclarecedora historia para el Harvard Business Review, el profesor de gestión y emprendimiento Erich C. Dierdorff señala que “usar una aplicación, sin las habilidades previas para administrar el tiempo, es poco probable que produzca resultados positivos”.

Todos hemos tenido momentos como el descrito arriba: iniciar un proyecto demandante y darte cuenta de que simplemente no tienes energía para hacerlo. Podríamos esforzarnos y forzarnos a hacerlo, creyendo que estamos haciendo el mejor uso de nuestro tiempo. Pero, ¿valió realmente la pena la calidad del trabajo realizado, considerando el dolor que se necesitó para hacerlo?

Muchos hemos intentado con diferentes herramientas para administrar nuestros días, pero la realidad es que no hay mejor truco o tip que pueda ayudarnos a acomodar nuestro tiempo que el simple hecho de conocernos a nosotros mismos. Afortunadamente, es una habilidad que puede perfeccionarse y desarrollarse.

Una mejor administración del tiempo tiene que ver con ser estratégico

La administración del tiempo ha demostrado ayudarnos a organizar nuestras vidas personales y profesionales, llevándonos a mayores niveles de bienestar y desempeño laboral.

Según Dierdorff, la gente que puede aprovechar su productividad usa tres habilidades clave para tener una administración exitosa del tiempo:

LEE TAMBIÉN:   Pon aprueba tus ideas antes de empezar un negocio

Son realistas sobre el tiempo y están conscientes de que es un recurso limitado.

Organizan sus objetivos y agendas para usar su tiempo de manera efectiva.

Son flexibles y capaces de ajustarse a las interrupciones, cambiando sus prioridades cuando es necesario.

Imagina que tuviste que desvelarte cuidando a tu hijo enfermo, y en tu calendario de la siguiente mañana aparece que tienes que trabajar en un reporte importante durante 90 minutos. El problema es que tus pensamientos van a estar enredados, entre la falta de sueño y lo que sea que se te cruce por la mente, que honestamente no siempre es lo más correcto.

Al final, no vas a haber escrito tu mejor reporte.

En lugar de obligarte a ti mismo a seguir esa agenda rígida, ser flexible y realista con respecto a tu energía te permitiría tener un mejor rendimiento.

Todo se reduce a escucharte a ti mismo.

Un poco de auto-consciencia hace toda la diferencia
“La auto-consciencia es nuestra capacidad para separarnos de nosotros mismos y examinar nuestros pensamientos, motivos, historia, guiones, acciones, hábitos y tendencias” — Stephen Cover

Como fundador de JotForm, una empresa con más de 150 empleados y 5.3 millones de usuarios, preservar la valiosa capacidad mental ha sido esencial para tomar buenas decisiones. Al final, la piedra angular de mi crecimiento se ha reducido a tomar conciencia de mis ritmos naturales y trabajar con ellos (un proceso que requiere mucha prueba y error para hacerlo bien).

Pero entender en qué momento estoy a mi máxima capacidad es sólo la mitad de la ecuación para ser efectivo. “La auto-consciencia es inútil sin una habilidad igualmente importante: la auto-administración”, escribe Jennifer Porter, algo que ella define como demostrar un comportamiento más productivo. Me emociona ir a la oficina todos los días cuando puedo canalizar mi energía productiva hacia trabajo creativo.

LEE TAMBIÉN:   5 formas de usar el contacto visual en una junta para obtener lo que quieres

Aquí una (mini) guía -sin mentiras- para administrar el tiempo:

Aprovecha tus momentos de mayor productividad

Lleva un diario personal en el que registres tus actividades y evalúes el nivel de energía que tuviste mientras las hacías. Esto no tiene que ser una tarea que te consuma demasiado tiempo, inténtala durante una semana y pon atención a los momentos en los que te sientes más brillante. Dierdorff recomienda fraccionar nuestro día normal en tres o cuatro periodos y calificarlos del más al menos productivo. Esto también te permitirá ser más realista a la hora de evaluar la cantidad de tiempo que crees que te toma hacer algo versus la cantidad de tiempo que realmente te toma.

Observa tus niveles de energía, y planea acorde a ellos

Del mismo modo que no deberías forzar un trabajo más creativo después de quedarte despierto cuidando a tu hijo enfermo, también es importante que permitas flexibilidad para reprogramar cuando surja lo inesperado. Si esa junta matutina tardó más de lo que habías planeado, evita empezar un proyecto importante después. No tiene caso obligarte a engancharte activamente con una carga de trabajo en esos momentos. Mejor opta por tareas más pequeñas y que requieran menos energía, como trabajo administrativo o responder correos.

Date espacio para una pausa

La relajación promueve el pensamiento creativo, y darle a tu mente la oportunidad de vagar libremente contribuirá más a tu trabajo que obligarte a trabajar todo el día. Una parte vital de la administración exitosa del tiempo es permitir estos momentos de recuperación. También hay evidencia que muestra que incluso las pequeñas distracciones de una actividad pueden mejorar dramáticamente nuestra capacidad para enfocarnos en esa tarea durante periodos de tiempo prolongados.

Vea también: wp.me/a6HjOv-2vW

Respeta y honra tu tiempo de descanso

En la competitiva fuerza laboral actual, muchos de nosotros sentimos la tentación de glorificar el ajetreo 24/7, intentando exprimirle cada gota de jugo al día. Pero contrario a lo que dice Gary Vaynerchuk, CEO de la empresa de marketing digital VaynerMedia, yo no recomiendo a los fundadores trabajar 18 horas sin descanso. Me gusta pensar que una de las cosas que nos distingue en JotForm es nuestra dedicación por mantener un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Por esta razón, yo motivo a mi equipo a poner atención a sus horas más productivas, y a honrar el tiempo que pasan fuera de la oficina, quitando Slack de sus teléfonos y utilizando todos sus días de vacaciones.

LEE TAMBIÉN:   La importancia del empleado en tiempos de crisis

No sé qué es lo que va a funcionar para todos, pero sí sé esto: no hay app o truco que pueda reemplazar el hecho de escuchar, reconocer y respetar tus necesidades.

FUENTE: Entrepreneur/Aytekin Tank

Comments

comments