La razón por la que todos necesitamos un Life Coach

La razón por la que todos necesitamos un Life Coach

Ya sea subiendo en la escalera corporativa o abriéndote camino como emprendedor, hay algo que funciona desde todos los ámbitos: todos necesitamos algo de ayuda. Vivir tu mejor vida, tanto laboral como profesional, requiere de auto-reflexión con una intención real y de desarrollo personal continuo. Sin embargo, incluso cuando estamos en nuestro mejor momento, todos tenemos puntos ciegos que evitan que veamos el panorama completo de nuestras vidas y de los pensamientos, hábitos y comportamientos que pueden afectar nuestro crecimiento. Lo mismo aplica para nuestros amigos y familia. Aunque los que nos aman pueden tener las mejores intenciones, por lo general no tienen el discernimiento para analizar correctamente y ofrecernos consejos realizables. Entonces, ¿a quién podemos recurrir para evaluarnos y darnos consejos sin prejuicios? Aquí es donde entra un Life Coach.

Lea también: wp.me/p6HjOv-2EB

La gente exitosa no le deja su progreso a la suerte, sino que lo toman por los cuernos. Contratar a un Life Coach es un gran ejemplo de cómo aquéllos que buscan crecimiento profesional y personal pueden hacerse cargo de la visión que tienen para sus vidas. De hecho, algunos de nuestros líderes favoritos han hablando públicamente sobre el valor del coaching. Por ejemplo, tanto Oprah Winfrey como Bill Gates han sido citados alabando su experiencia con el Life coaching. Winfrey lleva mucho tiempo trabajando con la coach Martha Beck, diciendo “El coaching te ayuda a frenar el ruido mental que todo el tiempo te está diciendo que no eres lo suficientemente bueno.” Por su lado, Gates ha dicho que “Todo el mundo necesita un coach. Todos necesitamos gente que nos retroalimente. Así es como mejoramos”.

Todo el mundo necesita un Life Coach

Según Elizabeth Arboleta, Life Coach certificada y terapeuta profesional, “Todo el mundo necesita un Life Coach porque hay poder en otra persona, un profesional, que refleja lo que dices y ves para abrir tu mente, identificar tus puntos ciegos, motivarte a descubrir y apoyarte para ponerte en acción”.

LEE TAMBIÉN:   5 tips indispensables para mejorar tu lenguaje corporal

El coaching va más allá de ponerte objetivos y reportar el progreso, explica Arboleda: “A través del coaching respaldo a mis clientes en cambios y transformaciones, y defiendo su grandeza, su genialidad y su poder”.

Desde sentirte atorado en la vida hasta embargarte en proyectos creativos y transiciones laborales, un Life Coach es la mitad de un equipo de dos personas comprometidas con tu evolución. Aunque algunos coaches, como Arboleda, ofrecen servicios terapéuticos adicionales para ayudarte a identificar tus bloqueos mentales y creencias limitantes, el objetivo principal de un Life Coach es ayudarte a que tú mismo diseñes y pongas en práctica una visión específica para tu vida. Colaborando con pasos realizables, tú y tu Life Coach irán más allá de la mentalidad para crear acciones y prácticas que transformarán tu vida para que pase de estancada a estelar.

Aquí abajo puedes aprender tres formas específicas en las que el trabajo con Life Coach puede enriquecer tu vida:

1. Identificación de objetivos y prioridades

Para muchas personas, el problema no es la falta de ambición sino la falta de claridad. Cuando estamos atrapados en el día a día, solemos terminar persiguiendo una visión de éxito que alguien más nos dio, en lugar de ir tras algo que nosotros creamos con una intención. No nos sorprende entonces que tantas personas pasen su vida entera haciendo lo que consideran “correcto”, como ir a la universidad, conseguir un trabajo, formar una familia, sólo para levantarse un día y darse cuenta de que no son felices.

LEE TAMBIÉN:   Las habilidades blandas, nuestras mejores aliadas en tiempo de crisis

Cuando trabajas con un Life Coach, empiezas a conectar profundamente contigo mismo, permitiéndote diseñar y crear la vida que quieres basándote en tus propias expectativas y estándares. Como Arboleda explica: “A través de esa conexión es que puedes elegir lo que es para ti el equilibrio y lo que quieres empoderar en tu vida que se alinee con esa idea de equilibrio”.

Para ti, eso puede ser convertirte en un emprendedor de tiempo completo, iniciar un negocio o embarcarte en un proyecto de pasión creativa en tu tiempo libre. Un Life Coach te ayuda a conectar contigo mismo para identificar y priorizar esos nuevos objetivos de forma que tengan sentido para ti.

2. Cultivo y transición hacia una nueva identidad

Además de objetivos y proyectos específicos, los Life Coaches son una gran ayuda en momentos de transición. Desde cambios laborales hasta cambios personales como un divorcio, un Life Coach puede ayudarte a seguir anclado a ti mismo dentro de estos cambios. Parte del por qué los cambios son tan difíciles es que retan las historias que nos hemos creado para nosotros mismos. ¿Quién soy si no soy empleado de esta empresa? ¿Quién soy fuera de este matrimonio o de esta relación? Este tipo de dudas pueden ser difíciles de enfrentar solos, pero un Life Coach puede ayudarte a reformular tu narrativa personal de forma que puedas empoderarte para un nuevo capítulo.

3. Apoyo y alianzas

Puede que lo más importante sea que los Life Coaches son una fuente de apoyo y confort. La comodidad viene no de ser apapachado, sino de ser retado con amabilidad para lograr tus objetivos con valentía, convicción y responsabilidad. Arboleda dice: “Yo veo el coaching como una alianza abierta y completa entre el cliente y el coach, una sociedad en la que la autenticidad, la conexión y la intimidad son claves para el éxito de la relación”.

LEE TAMBIÉN:   5 formas de usar el contacto visual en una junta para obtener lo que quieres

Como con cualquier otra alianza, ambos socios deben hacer su parte. Un coach no está ahí para servirte ni para arreglar tu vida; un buen coach refleja el potencial de su cliente para ayudarlo a expresar su brillo interior y hacer que se manifieste como una realidad.

Vea también: wp.me/a6HjOv-2vW

Al reunirse una vez por semana, los clientes y coaches generan una relación continua en la que el cliente se puede recargar para sentirse respaldado a través de las diferentes fases de su vida. Porque después de todo, somos mucho más de lo que dicen nuestros puestos que somos.

FUENTE: Entrepreneur/Luis Garcia

Comments

comments