La revolución de las ciudades verticales, tecnología para tocar el cielo

La revolución de las ciudades verticales, tecnología para tocar el cielo

Pensar en términos de eficiencia y sostenibilidad es parate del desafío implícito en la revolución de las ciudades verticales, que cada día son mas, por cierto. Se calcula que para el año 2050, dos tercios de la población mundial vivirá en ciudades, con todo lo que eso supone. Para garantizar la eficiencia de estas ciudades del futuro y la calidad de vida de sus habitantes, es imprescindible poner la tecnología al servicio de sus necesidades haciendo un uso eficiente de los recursos.

A medida que aumenta la población urbana y la densidad de las ciudades crece, éstas se vuelven más verticales. Desde el año 2000, se ha triplicado el número de rascacielos (edificios de más de 200 metros) y actualmente se encuentran en construcción más de 180 edificios que superarán los 250 metros. Un desarrollo orgánico que concede a los ascensores, en particular, y a las tecnologías de movilidad vertical, en general, un protagonismo innegable en el futuro del urbanismo.

Sin duda, desde la perspectiva de la sostenibilidad global, las infraestructuras urbanas son esenciales, especialmente en lo relativo a energía, edificación y movilidad. Infraestructuras en las que thyssenkrupp ha situado el foco de sus innovaciones. El departamento de I+D de la compañía trabaja para desarrollar soluciones de movilidad encaminadas a liderar la revolución tecnológica de las ciudades del futuro.

Calidad de vida

Con el fin de garantizar la calidad de vida de las personas al mismo tiempo que fomenta la rentabilidad, Thyssenkrupp ya ha puesto en marcha varios proyectos para la creación de los sistemas de tráfico que moverán las ciudades del futuro, mucho más inteligentes y con tecnologías más intuitivas. Motivados por uno de sus objetivos principales, la eficiencia, trabajan para reducir los tiempos de espera y los fallos técnicos, algo más que apreciado en los apresurados entornos urbanos. Actualmente, se pierden más de 190 millones de horas al año por averías en ascensores, un asunto que, para ellos, perjudica gravemente esa eficiencia.

Junto con la claridad de los objetivos que persiguen y los constantes esfuerzos que a ellos dedican, thyssenkrupp demuestra un evidente compromiso con la innovación y la mejora de la movilidad urbana, algo que la convierte en una empresa de elevación líder en el mundo. Una empresa que destaca también por sus excepcionales conocimientos de ingeniería, que no duda en poner al servicio de la búsqueda de un futuro más inteligente, sostenible y, por supuesto, vertical.

Un desarrollo razonable de la movilidad urbana puede favorecer la reducción de los atascos, la contaminación, el estrés y el consumo energético, entre otras cosas, y en Thyssenkrupp lo saben muy bien. Sus sistemas de transporte de pasajeros son seguros e innovadores, y resultan una pieza clave en la tan codiciada eficiencia urbana de las ciudades del futuro, ya sea en la construcción de un nuevo sistema de última generación, o en la modernización de uno ya existente.

Los retos del futuro

En Thyssenkrupp comprenden a la perfección las crecientes necesidades de las ciudades del futuro y se enfrentan al reto de cubrirlas de la forma más segura, cómoda y eficiente posible. La progresiva urbanización y la creciente necesidad de edificios muy exigentes arquitectónicamente requieren soluciones innovadoras, rápidas y con el mayor ahorro de espacio posible. ¿Cuál es la mejor forma de trasladar a los pasajeros en este contexto? Las soluciones para este desafío se pondrán en marcha en Rottweil, en la torre de pruebas de Thyssenkrupp.

Se trata de una torre de 246 metros de altura, situada en Alemania, que sirve de prueba y certificación para las nuevas soluciones de movilidad implementadas por Thyssenkrupp. Esta torre de pruebas cuenta con doce huecos de ascensor y velocidades de hasta 18 m/s (64 km/h), proporcionando oportunidades hasta ahora nunca vistas para dar solución a los retos futuros. Una plataforma segura para testear sus innovaciones que, además, ofrece una vista panorámica de los Alpes suizos.

No hay duda de que Thyssenkrupp es una de las empresas líderes que han revolucionado el sector de las tecnologías de movilidad vertical. Conquistando incluso el mundo de la movilidad horizontal con el primer ascensor de horizontal, en el que han sustituido los cables por motores de inducción lineal, una prueba más de sus grandes conocimientos de ingeniería y algo que representa el nacimiento de muchos productos innovadores. Con las posibilidades que ofrece la tecnología de movimiento vertical y horizontal, se podrá diseñar y planificar un futuro todavía más creativo, más alto, más eficiente y más cómodo para los usuarios.

En España

Presentes desde 1984, Thyssenkrupp Elevadores es también una de las empresas líderes en el mercado nacional. Con una red de más de 70 delegaciones repartidas por todo el territorio y un equipo humano formado por más de 2700 profesionales, su área de ITS (International Technical Service) forma a ingenieros para convertirlos en expertos. Una empresa especializada en proyectos de movilidad urbana durante todo su ciclo de vida, que será la indiscutible protagonista de la revolución de las ciudades verticales.

La revolución de las ciudades verticales

FUENTE: Thyssenkrupp / Hipertextual 

Comments

comments