Los materiales hablan: El reciclaje en la arquitectura y el diseño urbano

Los materiales hablan: El reciclaje en la arquitectura y el diseño urbano

Los materiales hablan: El reciclaje en la arquitectura y el diseño urbano. ¿Es posible diseñar y construir de manera limpia y consciente, optimizando y aprovechando los recursos?

La reutilización de materiales de desecho es una alternativa que protege el medio ambiente.

Uno de los desafíos a los que nos enfrentamos es dejar a un lado conductas tradicionales que dañan el medio ambiente. Y debemos iniciar acciones sanas que involucren todos los aspectos de nuestro entorno.

La gestión de los residuos y la reutilización de los materiales de desecho, es una estrategia que poco a poco toma fuerza en la sociedad. La gente clama por un cambio debido al consumo desmedido de recursos naturales.

Todos causamos estragos al ambiente cada día. Pero encontramos que la industria de la construcción es una de las mayores demoledoras del medio ambiente. Y esto es realmente preocupante.

En esta industria se consume gran cantidad de recursos, se transforman entornos y se generan infinitud de residuos. Muchos tan contaminantes que pueden llegar a matar recursos tan vitales como los naturales, en el caso de los árboles.

La utilización de desechos en la arquitectura y el diseño, es una de las estrategias que permite mitigar el alto índice de consumo y el impacto ambiental que generan estas actividades. Además de ser beneficiosa en términos económicos y energéticos.

Apostarle a la transformación y reutilización es un reto ambicioso, pero realista.

Los materiales hablan

Así lo plantea una investigación liderada por los arquitectos Samuel Padilla Llano y Jairo López Martínez. Y cuyo desarrollo estuvo a cargo de las estudiantes Katerine Arrauth Ochoa y María Alejandra Cuello como proyecto de grado para la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la Costa.

La investigación se centra en una estrategia para reutilizar o reciclar residuos incorporados en la arquitectura, el diseño urbano y la construcción. Baja el nombre de “Los materiales hablan”.

El estudio invita a ver la sostenibilidad como algo práctico, asequible y de imperiosa necesidad, que además permite utilizar y manejar eficientemente los recursos.

LEE TAMBIÉN:   Opep cumplió 60 años: seguirá buscando la estabilidad del mercado

Sus autoras se preguntan si es posible evolucionar y hacer construcción, arquitectura, urbanismo y diseño de manera limpia, sensible y consiente. Y sobre todo optimizando cada recurso desde su concepción hasta su fin e incluso durante su evolución en el tiempo.

En este proceso se deben observar los materiales, sus comportamientos y el potencial para el máximo aprovechamiento de sus cualidades en otros usos.

Los residuos no son tesoros para almacenar

La investigación considera erróneo almacenar los residuos como tesoros en los basureros, donde generan infertilidad a la tierra.

Es ahí donde el reciclaje y reutilización, la segunda o infinitud de vidas que puedan tener los materiales se convierte en una estrategia inteligente para ser eficientes, amigables y sostenibles”, afirman.

Y aclaran que al tratarse de una tecnología limpia de alto nivel, contribuye al ahorro energético y a la ecología.

Así se mejora la gestión de residuos, se reduce la cantidad de vertederos, la contaminación. Y se disminuye la extracción y consumo de materia prima natural.

¿Por qué reutilizar?

El derroche de recursos y la deficiencia en el sistema de tratamiento y disposición de residuos motivaron el desafío de transformar e instruir en el conocimiento de los residuos.

La idea es empezar a verlos como materiales útiles a incorporar en nuevos ciclos de vida, de manera eficiente y sustentable.

Por ignorancia o prejuicios, esos materiales se observan como si no tuvieran valor. Y no se aprecia en ellos las oportunidades de vida e incorporación en nuevos procesos como el diseño, la arquitectura, el urbanismo y la construcción.

Es vital transformar este pensamiento para convertir el manejo de desechos en una actividad eficiente, sostenible y sustentable. Y disminuir el impacto ambiental de uno de los sectores más contaminantes y nocivos.

Sólo en la Unión Europea el sector de la construcción genera 36% de las emisiones de CO2. Emplea 60% en materia prima y consume altas cantidades de energía. Y generar grandes sumas de residuos sólidos.

LEE TAMBIÉN:   Fallas en el Sistema Tuy mantiene a los caraqueños sedientos

Estos datos muestran el impacto ambiental de la arquitectura y el urbanismo en términos globales. La evolución de las tecnologías provoca un consumismo que induce el incremento de los desechos en el planeta.

Nuevas alternativas aplicables

Según estudio de la Superintendencia de Servicios Públicos y el Departamento Nacional de Planeación, Colombia generó en 2015 cerca de 10 millones de toneladas de basura. De ellas, 96.8% fue a parar a los rellenos sanitarios.

En el mundo se generan al año entre 7 mil y 10 mil millones de toneladas de desechos. Y sólo algunos países han creado políticas de reciclaje, liderando Suiza con un 52%.

Pero poner un plástico en un contenedor especial no es reciclar. Ya que nadie garantiza que se vaya a emplear para algo. Y mucho menos que sea utilizado de manera correcta.

Entender esta aguda problemática es plantear nuevas alternativas aplicables al campo de la construcción, la arquitectura y el urbanismo. Pequeñas acciones que implementen la utilización de los desechos que generamos, puede cambiar la cara al planeta y devolverle un poco de vida.

Diseño sostenible

El concepto actual de diseño debe involucrar creatividad, estrategia e innovación.

La sostenibilidad es la capacidad de satisfacer las necesidades sin comprometer a las generaciones futuras.

Por ende, el término de ‘diseño sostenible’ resulta un poco complejo: se deben tener en cuenta aspectos como el ambiental, el económico, el social y el triple impacto. El triple impacto: soluciones a largo plazo, enfoque en ciclo de vida y diseño de consecuencias.

El diseño sostenible desarrolla productos de manera más estructurada para solucionar necesidades reales dentro del marco de lo sustentable.

Busca promover un consumo más racional de los recursos. Y que el diseño vuelva a la idea de resolver problemas y generar soluciones que perduren en el tiempo. Hay que acabar con la cultura de usar y tirar, que agota los recursos y envenena el ambiente.

LEE TAMBIÉN:   PDVSA confirma derrame de petróleo en el mar Caribe

Vamos a la calle

El Grupo de Investigación Aruco y el Semillero Acupuntura Urbana de la Universidad de la Costa,  usa esta estrategia. Impulsa proyectos y actividades que tienen como bandera el reciclaje y la reutilización de materiales.

Tal es el caso de ‘Vamos a la calle’. Es una intervención de espacio público realizada durante 2019 en un boulevar de la ciudad de Barranquilla. El proyecto permitió activar una zona deteriorada del Barrio Abajo y Montecristo.

Se trató de una estrategia de activación de espacio público y transformación rápida con elementos reciclados”, indicó Samuel Padilla, decano del  Departamento de Arquitectura y Diseño de Unicosta.

La investigación “Los materiales hablan”. Hacia la aplicabilidad de materiales reciclados en la arquitectura y el diseño urbano contó con la asesoría externa del arquitecto constructor Mauricio Bedoya Montoya, de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín.

Los materiales hablan: El reciclaje en la arquitectura y el diseño urbano

Fuente: El Heraldo – Colombia

Comments

comments