Mercedes-Benz lanza un prototipo que se controla con la mente. Mercedes-Benz da un paso más e introdujo una interfaz para controlar los autos con la mente. Así lo presentó durante el IAA Mobility en Munich, donde Mercedes mostró de nuevo su concepto AVTR.

De acuerdo con el portal Xataca, el año pasado Mercedes presentó el espeluznante prototipo del Mercedes AVTR. Un coche futurista con innovadores características como ruedas esféricas o ausencia de volante a favor de un joystick.

Si bien durante la presentación se aclaró que el nuevo vehículo no está pensado para salir al mercado; se hizo más bien para mostrar las posibilidades que tiene la tecnología en el futuro. En esta ocasión han convertido al coche en una extensión de la mente.

Sin botones ni pantallas táctiles. Sólo cerebro

Según explica Mercedes, buscan marcar “otro hito en la fusión del hombre y la máquina”; y para ello han desarrollado una solución de interfaz cerebro-ordenador para automóviles. Con ello quieren explorar nuevas interacciones más intuitivas con el vehículo.

Pero, ¿qué han hecho exactamente? De momento se trata de una interfaz para controlar la consola de infoentretenimiento del vehículo con la mente. Esto, por futurista que parezca, en realidad utiliza tecnologías que llevan tiempo entre nosotros.

Diferente bandas con sensores permiten leer de forma relativamente fácil la actividad cerebral. Concentrándose el usuario en un símbolo concreto de la interfaz, una banda sobre su cabeza puede leer esa intención y activar el botón determinado.

LEE TAMBIÉN:   Intentan develar el misterio del gusano de los glaciares

La idea detrás de esto es que el usuario se concentre mejor en la conducción y no se distraiga tratando de cambiar una canción manualmente, por ejemplo. Algo para lo que el usuario aún tiene que poner gran parte de su esfuerzo y concentración en calidad. Y de ahí que lo veamos en un prototipo que no está en marcha y no en un vehículo real en las calles. Quizás, en un futuro esto cambie y la tecnología mejore lo suficiente como para realmente “leer la mente”.

La industria automovilística está tendiendo en los últimos años a reducir más la dependencia del conductor y ofrecer más autonomía. Más autonomía implica ‌tener que centrarse menos en el vehículo y poder realizar otras actividades durante el viaje.

Uno de los caminos escogidos por Mercedes para ello parece pasar por colocarse bandas cerebrales en la cabeza y mirar fijamente a la pantalla para activar botones.

Mercedes-Benz lanza un prototipo que se controla con la mente

Foto: Cortesía

Fuente: Xataka

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »