México recupera el funcionalismo a través de la arquitectura de O’Gorman

México recupera el funcionalismo a través de la arquitectura de O’Gorman

México recupera el funcionalismo a través de la arquitectura de O’Gorman. Es considerado uno de los artistas más completos e importantes de la escena mexicana del siglo XX.

Juan O’Gorman fue el primer arquitecto que introdujo el funcionalismo en México. Construyó entre 1929 y 1931, el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo.

LEE TAMBIÉN Retomemos la plástica y color de la arquitectura latinoamericana: Senosiain

Teoría funcionalista

Para este inmueble diseñó dos espacios, según la personalidad y necesidades de cada uno de los creadores. Pero terminaron unidos por una escalera y complementados por un estudio fotográfico.

La Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes exponen por primera vez las maquetas originales que el arquitecto utilizó. La actividad se hace casi 90 años después de su construcción.

También dieron a conocer los acabados internos y una serie de fotografías de Michel Zabe, en las que documenta el proceso.

La teoría funcionalista señala que previo a cualquier proyecto, se deben definir las funciones del inmueble. Esto para adaptarlo a las necesidades de los habitantes.

Juan O’Gorman pensó cada una de sus construcciones y murales sobre la base de los espacios y las personas que los habitarían.

Influenciado por Le Corbusier

Otro ejemplo de la innovación del arquitecto fue la construcción de la casa de su padre Cecil. En ella desarrolló una visión radicalmente moderna, pero funcionalista.

Y construyó la primera obra racionalista en Latinoamérica con una forma que derivó completamente de la función utilitaria.

LEE TAMBIÉN:   Las mejores esculturas públicas del mundo

Fue influenciado por la corriente arquitectónica del franco-suizo, Charles-Édouard Jeanneret-Gris, mejor conocido como Le Corbusier.

Para 1931, O’Gorman, amigo personal de Diego Rivera, adquirió dos parcelas y decidió vendérselas al famoso muralista.

Este le encomendó diseñar una vivienda para él y otra para su esposa, la reconocida pintora Frida Kahlo, en la que cada uno tendría su propio estudio.

Casa estudio de Diego y Frida

 

La construcción está hecha de dos bloques de hormigón liso. La del muralista ostenta una fachada roja, en tanto que la de la autora de las dos Fridas es azul emulando el tono de su residencia en Coyoacán.
Las maquetas desarmables de O’Gorman muestran los tres edificios. Están reproducidos a una escala 1:25, las cuales fueron elaborados por la facultad de arquitectura de la UNAM.
En ellas se desarrollaron a detalle los acabados de losas y duelas interiores. También los elementos representativos de la arquitectura y del estudio del autor del mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central (1947).
Además, como parte de esta sección se presentarán seis bocetos originales a lápiz y acuarela realizados por el artista plástico para la edificación de las tres viviendas que se encuentran en San Ángel, pertenecientes al acervo del recinto.

Abrir líneas de investigación

La directora del museo, Marisol Argüelles, aseguró que en la exposición el centro principal es la arquitectura.
Pero también buscar abrir ciertas líneas de investigación que relacionen a los personajes con la memoria de su tiempo y por su puesto centrar a la arquitectura como la exposición de este espacio.
De igual manera, detalló, las tres casas se usarán para exhibir tres muestras. Los 90 años del funcionalismo, una presentación con fotos de Frida Kahlo, y una exposición con 30 fotografías de Michel Zabé: Memoria de una vanguardia.
México recupera el funcionalismo a través de la arquitectura de O’Gorman

Fuente: Contra Réplica – México

Comments

comments