Narcotúneles: obras que son orgullo de la ingeniería ilegal

Narcotúneles: obras que son orgullo de la ingeniería ilegal

Los narcotúneles han cambiado: ya no son pasadizos riesgosos, sino que se han convertido en piezas de ingeniería que cuentan con ventilación, equipos para prevenir inundaciones, incluso en algunos de ellos se han colocado paneles solares.

LEA TAMBIÉN La construcción de La Sagrada Familia entra en su última etapa

La muestra que confirma lo anterior es un narcotúnel descubierto en la zona de Baja California y California apenas a finales de septiembre, el cual contaba con 191 metros de largo y estaba equipado con ventilación, iluminación y suministro de energía con paneles solares.

Dicha obra de ingeniería comenzaba en Jacume, Baja California, y terminaba en San Diego. Además, el narcotúnel tenía instalados rieles para transportar contenedores de carga y bombas para drenar agua.

narcotuneles 1

(Foto: Univisión)

Los orígenes:

El primer narcotúnel fue descubierto el noviembre de 1993, hace casi 25 años. La existencia de este pasadizo fue posible gracias a que en la primera captura de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, se encontró un mapa con la ubicación de este paso.

A partir de ese momento, los narcotraficantes, contrabandistas de personas y armas, han sido los ocupantes de los narcotúneles.

Antonio Reynoso González, alias “El Ingeniero”, fue el operador de ese primer narcotúnel.

Actualmente, Reinoso González -autodeclarado empresario mexicano- tiene 72 años y permanece preso en Estados Unidos.   Aceptó trabajar para el Cártel de Sinaloa.

narcotuneles 2

Antonio Reynoso González, “El Ingeniero”. (Foto: AIC)

En el año 2014 se tenía un reporte oficial de la Patrulla Fronteriza en detalló la existencia y detección de 140 narcotúneles, desde entonces el auge de estas construcciones no ha cesado y se desconoce la totalidad de los mismos tanto en edificación como en operación.

Los primeros túneles eran excavaciones rudimentarias, pero ya no lo son.

Los constructores:

Según un experto citado por la agencia EFE en 2011, la mayoría de estas construcciones ha sido ordenada por el Cártel de Sinaloa, grupo fundado y liderado hasta su captura por Joaquín El Chapo Guzmán. Actualmente, este grupo está dirigido por Ismael Zambada, El Mayo.

No hay que olvidar que la segunda fuga de El Chapo, el 11 de julio de 2015, se logró gracias a un túnel que logró penetrar el Penal de Almoloya. Esa obra requirió cálculos especializados y mano de obra de primer nivel debido a la profundidad e la excavación, la necesaria para burlar las paredes de seguridad del penal.

Para la construcción de estos pasadizos, los grupos delictivos contratan ingenieros, arquitectos especializados o expertos en minería. Una estimación del costo de cada túnel, según la prensa estadounidense, indicaba que por lo menos 3 millones de dólares se invierten por cada construcción.

Sin embargo, la inversión es muy rentable, ya que un túnel puede servir para transportar toneladas de droga en una semana.

En un operativo de 2011, el Ejército de Estados Unidos decomisó 17 toneladas de droga en una bodega en la parte superior del narcotúnel. Se cree que era la mercancía trasladada en una semana.

En 2016, se reportó la detección de un narcotúnel de un kilómetro, el más largo detectado hasta ese momento.

Los narcotúneles son el orgullo de la ingeniería ilegal y no se vislumbra que los gobiernos puedan frenar su construcción.

Narcotúneles: obras que son orgullo de la ingeniería ilegal

FUENTE: CC News

Comments

comments