NASA revela el origen de luces aparecidas en el cielo ártico

NASA revela el origen de luces aparecidas en el cielo ártico

NASA revela el origen de luces aparecidas en el cielo ártico. Por un momento, algunos pensaron que atestiguaban un fenómeno sideral de proporciones épicas. La llegada a gran escala de naves extraterrestres. Una invasión alienígena como la relatada en el histórico libro ‘La guerra de los mundos’. O en películas sobre el arribo de visitantes espaciales a la Tierra.

Fotos del acontecimiento surcaron hace unos días las redes sociales. Las imágenes de luces, ráfagas y aparentes estallidos en lo alto en la región ártica en los cielos de Noruega y Finlandia, fascinaron e intrigaron a muchos.

LEE TAMBIÉN Hallan agentes biogénicos en meteorito de Marte

Misión Azure

¿Es que finalmente una civilización extraterrestre se presentó ante los humanos?

La respuesta a esa interrogante y la explicación de las dinámicas y coloridas imágenes del cielo ártico no tienen nada que ver con ello.

Motherboard explica que el citado fenómeno tiene un nombre, un origen y un propósito muy claros y en gran medida terrestres. Aunque ciertamente vinculados al espacio y sus dinámicas.

Se trató de la misión AZURE de la NASA. Consistió en el lanzamiento de dos cohetes desde el Centro Espacial Andoya en Noruega. Este produjo brillantes, activas y coloridas masas de gas a grandes altitudes en el cielo ártico.

La vista de zigzagueantes puntos naranjas y grandes masas azules y púrpuras hizo pensar a algunos en extraterrestres. Pero todo fue un experimento de la NASA dedicado a estudiar las auroras boreales.

Aluminio, bario y estroncio iluminaron el cielo

El cohete lanzado en Noruega esparció a altitudes de entre 71 y 155 millas compuestos de aluminio, bario y estroncio. Estos permitían iluminar flujos energéticos, parte de la dinámica de las auroras boreales, que no son usualmente visibles.

Las coloraciones artificialmente colocadas en el cielo permitieron a los científicos estudiar mejor el fenómeno de las auroras boreales. Estas se originan en la interacción entre partículas supercargadas provenientes del sol y el campo magnético de la Tierra.

Los materiales lanzados por los cohetes son similares a los utilizados en los fuegos artificiales. El espectáculo que AZURE produjo fue una suerte de exhibición hiperestimulada de luces de artificio.

Su real objetivo es recabar datos vinculados a la ionosfera, una de las capas superiores de la atmósfera terrestre y a la actividad de las auroras.

Y la misión AZURE es parte de una serie de 9 experimentos con 12 cohetes en los que colaboran científicos de la NASA, varias universidades de Estados Unidos y entidades de Canadá, Noruega, Japón y Gran Bretaña que desde 2018 y hasta 202.

En ese lapso lanzarán varios cohetes en la región ártica para estudiar el campo magnético terrestre y sus diferentes interacciones.

Esas luces son un fenómeno muy directo de la curiosidad humana y del ímpetu científico por conocer mejor este planeta y su entorno.

NASA revela el origen de luces aparecidas en el cielo ártico

Fuente: Yahoo Noticias

Comments

comments