Ocho hábitos para lograr la libertad financiera. El orden en las finanzas personales no es una ciencia oculta. Pero la mayoría de las personas no logra organizar su vida financiera por una combinación de desconocimiento; falta de disciplina; y, por supuesto, elementos propios de su personalidad y su relación con el entorno.

Obviamente, para quien vive al día -en Venezuela es más de 90% de la población- el orden financiero en términos ortodoxos es una práctica imposible; porque prima la sobrevivencia a la hora de tomar decisiones sobre qué hacer con el dinero.

Así lo señala el portal Banca y Negocios, al hacerse eco de un informe de ProEconomía.

Pero, incluso sobrevivir requiere orden y disciplina. No importa si el dinero es mucho o poco -conceptos, por cierto, absolutamente relativos-; se pueden tomar buenas y malas decisiones que eventualmente conducen a problemas financieros.

En un país económicamente funcional, la libertad financiera significa tener suficientes ahorros; inversiones y dinero en efectivo a la mano para pagar el estilo de vida que se desea o se puede tener; y una reserva de dinero creciente que permitirá financiar un retiro digno o hacer una actividad más por placer que por lucro.

Lamentablemente, muchas personas no lo logran. Están agobiados por una gran deuda, emergencias financieras, gastos innecesarios; y otros problemas que les impiden alcanzar sus metas.

La historia se resume en que la gestión adecuada de las finanzas personales y alcanzar la libertad financiera pasa por el cultivo perseverante de algunos hábitos que determinan una relación sana.

LEE TAMBIÉN:   Ocho apps peligrosas que debes eliminar de tu Android

Establecer metas de vida

La idea es hacer una imagen concreta sobre el estilo de vida que se desea alcanzar o las mejoras concretas que son necesarias. Los expertos recomiendan escribir cuánto se debe ahorrado, qué implica el estilo de vida y a qué edad se debe lograr. Cuanto más específico sean sus objetivos, mayor será la probabilidad de alcanzarlos.

Hacer un presupuesto

Hacer un presupuesto familiar mensual, y apegarse a él, es la mejor manera de garantizar que se paguen todas las facturas y que los ahorros estén bien orientados. También es una rutina regular que refuerza tus objetivos y la determinación contra la tentación de derrochar dinero.

La planificación siempre es útil independientemente de si se generan pocos o muchos ingresos; de hecho, el presupuesto -que implica priorizar gastos y organizar sus proporciones según los ingresos- es aún más pertinente si los ingresos son cortos.

Si se puede, comenzar a invertir

Históricamente no ha habido mejor manera de hacer crecer el dinero que invirtiendo. La magia del interés compuesto ayuda a aumentar exponencialmente con el tiempo, pero necesita cierta paciencia y tiempo para lograr un crecimiento significativo.

No intente ser un seleccionador de acciones, abra una cuenta de inversión en una casa de bolsa y use asesoría experta, sobre todo en un mercado de riesgo elevado y con un entorno volátil.

Si existe la capacidad de generar el excedente necesario para invertir, la clave es la constancia que, al final, es lo que terminan premiando los mercados.

LEE TAMBIÉN:   China debe destinar €17,7 billones para lograr neutralidad de carbono en 2060

Negociar

Muchas personas dudan en negociar bienes y servicios, y les preocupa que los hagan parecer baratos. Supere esta desventaja cultural y podría ahorrar miles cada año. Las pequeñas empresas, en particular, tienden a estar abiertas a la negociación; donde comprar al por mayor o repetir el negocio puede abrir la puerta a buenos descuentos.

Educarse continuamente

Mantente al día con las noticias financieras y los desarrollos en el mercado de valores y no dude en vigilar que su cartera de inversiones se ajuste en consecuencia. El conocimiento también es la mejor defensa contra aquellos que se aprovechan de inversores novatos para ganar dinero rápido.

Mantenimiento adecuado

Cuide bien su propiedad hace que todo, desde automóviles, muebles y hasta la ropa, dure más tiempo. Como el costo de mantenimiento es una fracción del costo de reemplazo, es una inversión que no debe perderse.

Es importante, además, tener en cuenta que los mercados son pendulares, por lo que mantener el valor de los activos puede ser la diferencia entre aprovechar un ciclo alcista o no.

Vivir por debajo de tus posibilidades

Tener una mentalidad de vivir la vida al máximo con menos no es tan difícil. De hecho, muchas personas adineradas desarrollaron el hábito de vivir por debajo de sus posibilidades antes de alcanzar la riqueza.

Hacer pequeños ajustes al distinguir entre las cosas que necesita y las cosas que desea es un hábito económicamente útil para poner en práctica.

LEE TAMBIÉN:   Mercedes-Benz y Svenskt Stal prescindirán del acero fabricado con combustibles fósiles

Incluso, con poco dinero se pueden tener prioridades erradas. Un hábito clave para enfrentar las coyunturas negativas es el sentido de previsión.

Cuidar la salud

Invierte en su salud con visitas regulares a médicos, y sigue los consejos de salud sobre cualquier problema que se encuentre. Muchos problemas pueden aliviarse, o incluso prevenirse, con cambios en el estilo de vida, como más ejercicio y una dieta más saludable.

La prevención siempre es más barata, sobre todo en economías inflacionarias. Es importante tener una rutina de chequeos básicos y cuidar especialmente aquellos aspectos de la salud con incidencia directa en la capacidad para producir.

La administración de las finanzas propias es una tarea compleja por la cantidad de factores internos y externos que la determinan. Los expertos señalan que lograr la libertad financiera, cuya definición depende de cada individuo, parte de una decisión inicial y de una consciencia clara sobre la importancia del dinero como factor de crecimiento.

Ocho hábitos para lograr la libertad financiera

Fuente: Banca y Negocios

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »