OD Barcelona: cuidada arquitectura y fachada vegetal

OD Barcelona: cuidada arquitectura y fachada vegetal

OD Barcelona: cuidada arquitectura y fachada vegetal. Miami inspiró la renovación de un hotel ecléctico que había en la Marina Botafoch de Ibiza: el Ocean Drive.

Siglas que después dieron nombre a la cadena hotelera OD, cuyo fundador es el empresario ibicenco Marc Rahola Matutes.

Sus establecimientos en Ibiza, Mallorca y Barcelona, resumen la experiencia de una saga de hoteleros especializada en turismo vacacional. Ahora aterrizan en la ciudad catalana. Tiene previstas aperturas en Miami, Saint-Tropez y Madrid.

OD Barcelona está en pleno Eixample, no muy lejos de la gaudiana Casa Batlló y de los llamativos escaparates del paseo de Gràcia.

Rompe todo lo que está a su alrededor

Su fachada rompe con todo lo que tiene a su alrededor. Desde los edificios señoriales de principios del siglo XX hasta los impersonales acristalamientos de los años setenta.

Es una retícula purista, articulada con el mejor estilo Bauhaus, que el arquitecto Víctor Rahola tuvo que respetar aportando una quiebra volumétrica en dos niveles para configurar una terraza ajardinada con piscina y sky bar.

Así como una fachada vegetal interior que proporciona ventilación cruzada y aislamiento térmico y acústico, entre otros criterios bioclimáticos.

En este oasis verde apetece almorzar y, aún más, quedarse toda la tarde de relax contemplativo, mientras se disfruta de deliciosos cócteles imaginativos.

Una habitación del hotel OD Barcelona.
Una habitación del hotel OD Barcelona.

Ayuda a filtrar la luz exterior el revestimiento en madera instalado en las habitaciones, junto a un corrimiento de alta atenuación acústica. Este es obra de la diseñadora de interiores Mayte Matutes, madre de Marc Rahola.

LEE TAMBIÉN:   Capitalismo de internet: el poder sin límite de las grandes tecnológicas

La atmósfera lograda es pulcra, íntima, con baños abiertos a la alcoba y un detalle floral sobre la repisa del lavabo.

En la categoría Loft se incluyen unos altavoces de la marca Bowers & Wilkins conectables al móvil. Y quien tenga la posibilidad de alojarse en la grand suite, allí una piscina privada aguarda en ángulo sobre la fachada oeste, la más expuesta al sol.

En línea con el programa experiencial diseñado para los hoteles de la cadena, el OD barcelonés organiza los domingos a mediodía un animado brunch por 25 euros.

Y eventualmente, conciertos de bossa nova o alguna fiesta privada que el hotel siempre anuncia en la revista OD Mag.

OD Barcelona: cuidada arquitectura y fachada vegetal

Fuente: El País – España

Comments

comments