OPEP confía en que economía sólida impulse al crudo en 2023

OPEP confía en que economía sólida impulse al crudo en 2023. La OPEP vislumbró un panorama cautelosamente optimista. Y pronosticó que el mundo consumirá en 2023 unos 103 millones de barriles diarios (mbd) de petróleo. Esto es 2,7% más que este año, en un entorno económico «sólido»; facilitado por una «mejora» en la situación creada por la invasión rusa de Ucrania.

Según una nota de la agencia EFE, reseñada por MSN; «se espera que la demanda de petróleo en 2023 se vea respaldada por unos resultados económicos todavía sólidos en los principales países consumidores. Así como por la mejora de los acontecimientos geopolíticos y la contención de la covid-19 en China»; explicó la OPEP en su informe mensual sobre el mercado mundial de «oro negro».

Estimaciones positivas

Por primera vez, la organización publica sus estimaciones para el año próximo, basadas en un crecimiento económico del 3,2%.

Con respecto a la demanda petrolera de este año, la mantiene en 100,29 mbd. Es decir, 3,47% más que en 2021, sin cambios respecto a lo calculado hace un mes.

El incremento del consumo petrolero se verá alimentado principalmente por el sector de transporte y el uso de combustibles industriales; los cuales recuperarían niveles superiores a los prepándemicos en las principales naciones industrializadas.

En esta visión se incluye la esperanza de un alivio de las restricciones impuestas por China, mayor importador mundial de crudo. Y con ello también una agilización de las cadenas de suministros.

Lea también:   Impacto de DART cambió la órbita y forma del asteroide Dimorphos

Oferta incierta

Con respecto a la oferta, la producción generada fuera de la OPEP subiría 3,3% y 2,6% este y el próximo año, respectivamente. Hasta totalizar 67,44 mbd, gracias a las mayores extracciones de Estados Unidos, Canadá, Brasil, China, Kazajistán, Guyana y Noruega.

En cuanto Rusia, tercer productor y segundo exportador mundial de petróleo, se vaticina una caída de su bombeo en 200.000 bd, hasta 10,45 mbd. Aunque la OPEP admite una «gran incertidumbre» sobre el futuro de la industria petrolífera del gigante euroasiático; severamente sancionado por su invasión de Ucrania.

También hay, por otro lado, incertidumbre sobre la cantidad de barriles que aportará la industria de EE.UU. Y en especial la del petróleo de esquisto.

Venezuela, Irán y Libia desaprovechan

De hecho, la OPEP calcula que para «equilibrar» el mercado sus 13 socios deberían bombear una media de 29,16 mbd este año. Y de 30,1 mbd en 2023. Es decir, en ambos casos volúmenes claramente superiores a los 28,72 mbd producidos el pasado mes de junio.

Sin incluir las producciones de Venezuela (0,7 mbd), Irán (2,5 mbd) y Libia (0,6 mbd); el grupo extrajo 24,8 mbd.

En lugar de aumentar, como acordado, se redujeron los suministros. Y con ello la posibilidad de los socios de aprovechar al máximo los altos precios del crudo en junio. Este mes subieron cerca de 9% y superaron los $120 (en el caso del Brent).

Según los analistas, la mayoría de productores están ya al máximo de su capacidad; reducida en los últimos años por inversiones insuficientes en el sector.

Lea también:   Crean nuevo hormigón autocalentable que derrite la nieve sin palas ni sal

En el informe, la OPEP estima que los 13 socios podrán invertir $415.000 millones en sus industrias petrolíferas el próximo año; nivel muy inferior a los $755.000 millones gastados en 2014. EFE

OPEP confía en que economía sólida impulse al crudo en 2023

Foto: Cortesía

Fuente MSN