Pandemia ha acentuado las desigualdades en el mundo. La pandemia de Covid-19 ha acentuado las desigualdades en el mundo; a la vez que potenció un contexto «más híbrido» en relación con el uso de las tecnologías.

Así lo indicó a la agencia EFE, el neurólogo y neurocientífico argentino Facundo Manes; quien concedió una entrevista a propósito de la presentación de su libro, «Ser humanos» (Ed.Paidós), escrito en colaboración con Mateo Niro, licenciado en Letras.

En él, Manes repasa las consecuencias de la pandemia desde la perspectiva del funcionamiento del cerebro y la salud mental.

«En la respuesta a la pandemia no se ha priorizado la salud mental. El impacto psicológico de la pandemia va a durar más que la pandemia. Tenemos a la vuelta de la esquina una pandemia de salud mental que va a durar más que el virus«, asegura.

¿Hay una vacuna para esta pandemia de salud mental?, se le pregunta.

«Los gobiernos deberían poner en marcha planes masivos de psicoeducación. Más allá de los servicios de psiquiatría y de salud mental de los hospitales, debería existir una comunicación masiva para dotar a los ciudadanos de herramientas para manejar la ansiedad, el estrés, la angustia…».

Riesgos de la tecnología

El neurocientífico considera que la tecnología «ha tenido efectos positivos para sobrellevar el aislamiento»; pero advierte de que «continuar abusando de ella a largo plazo, puede suponer un problema».

«Somos seres sociales. Y para tener bienestar tenemos que desconectar y valorar el contacto humano», argumenta.

LEE TAMBIÉN:   Nobel de Física para la modelización física del cambio climático

Comenta que la tecnología afecta a nuestra capacidad de memoria; y en este sentido apunta que las habilidades de la memoria enciclopédica van a disminuir.

Pero bien considera que se van a potenciar otras «propiamente humanas como la compasión, el altruismo o la creatividad».

Potenciar habilidades

«Estas habilidades, que las máquinas y la tecnología nunca van a poder reemplazar, serán claves para el presente y el futuro laboral».

En este sentido, añade que, «por lo que hemos aprendido de pandemias anteriores a lo largo de la historia, la empatía, la resiliencia o la inteligencia colectiva serán cualidades indispensables para salir reforzados de esta«.

Los más perjudicados por la pandemia, según el neurocientífico, son los menores de 20 años; «que aún no han completado su neurodesarrollo». Así como las mujeres, debido al incremento de la violencia machista desde que estalló la covid.

Pero también incluye a los profesionales sanitarios, los ancianos y las personas pobres.

Un mundo más híbrido y desigual

Preguntado cómo será el mundo postpandemia, Manes responde: «La pandemia es una crisis multidimensional. Sanitaria, económica, educativa, geopolítica, moral y psicológica. Caminamos hacia un mundo más híbrido y desigual».

«Lamentablemente la pandemia va a agravar las desigualdades en el mundo. Los países desarrollados y los pobres se van a distanciar todavía más; e incluso, dentro de los propios países, también se van a agravar las desigualdades».

Para este experto, «este será, junto con el cambio climático, uno de los grandes problemas del futuro.

«Nuestra salud está directamente relacionada con la salud del planeta; por lo que, si seguimos así, veremos más epidemias o pandemias en los próximos años», asegura.

LEE TAMBIÉN:   Francia prohíbe venta de frutas y verduras empacadas en plástico

«Hace falta una estrategia global, pero no veo a los dirigentes globales poniéndose de acuerdo. Creo que la pandemia ha reforzado los nacionalismos y hemos dado un paso atrás en este mundo globalizado y conectado», concluye.

Pandemia ha acentuado las desigualdades en el mundo

Foto: Cortesía

Fuente: Yahoo Finanzas

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »