Pensar en la gestión urbana es pensar en sostenibilidad y resiliencia

Pensar en la gestión urbana es pensar en sostenibilidad y resiliencia

Pensar en la gestión urbana es pensar en sostenibilidad y resiliencia. La mitad de la población urbana del Perú (45.9%) vive en barios marginales, viviendas precarias o con servicios de agua y saneamiento inadecuados.

Seguridad urbana y resiliencia en un mundo interconectado. The Economist, la reconocida revista inglesa con alcance internacional, realizó una investigación a 60 ciudades del mundo –“Safe Cities Index 2019”– alrededor del eje temático de la seguridad.

La publicación realizada en septiembre, ubicó a Lima en el puesto 45.

Mariela Cánepa, Directora de Políticas de WWF Perú, invita a la reflexión y mirada sobre el escenario actual de las demás urbes peruanas.

¿Cómo están nuestras ciudades?

La seguridad ciudadana puede ser analizada a partir de cuatro ámbitos, según dicha publicación. Digital, seguridad de salud, seguridad en la infraestructura y seguridad personal.

Dentro de ellos, se agrupan evaluaciones a la calidad del aire y el agua, indicadores socioeconómicos, la respuesta y la gestión de riesgos, la movilidad, el clima y la energía.

¿Cómo están nuestras ciudades? Para visibilizar el estado actual de las ciudades peruanas, Periferia y WWF realizaron el Primer Reporte Nacional de Indicadores Urbanos 2018 sobre principales ciudades peruanas. Y trabajan hoy en día “Mi Ciudad”, una plataforma sobre información urbana.

Hoy, la mitad de la población urbana del Perú (45.9%) vive en barrios marginales, viviendas precarias o con servicios de agua y saneamiento inadecuados. Esta cifra en Lima responde al 7.44%. Pero en la Selva ciudades como Pucallpa y Puerto Maldonado, 19.85% y 20.86%, respectivamente”, señaló Cánepa.

Solo 7 de las 30 ciudades evaluadas disponen de todos los instrumentos de planeamiento urbano y territorial requeridos por la normativa.

LEE TAMBIÉN:   Revolucionario aire acondicionado que no consume electricidad

Lima, por ejemplo, en temas de prevención y reducción de riesgos de desastres no tiene un plan elaborado al 100%. Mientras que ciudades como Huancavelica, Pisco, Puerto Maldonado, Puno y Quillabamba sí.

El crecimiento espacial es espontáneo, especulativo y depredador del suelo y los ecosistemas.

Entre 2007 y 2017, 18 de 30 ciudades evaluadas están por encima de los valores promedio para la región latinoamericana sobre la tasa de consumo de tierras y la tasa de crecimiento de la población.

Sostenibilidad y resiliencia

Casi la mitad de las ciudades analizadas no tratan las aguas residuales urbanas o no cumplen los estándares requeridos.

Adicional a este dato, Lima puede tener una cobertura de agua potable mayor al 95.82%. Mientras que Pucallpa alcanza únicamente un 47.07%.

Para Cánepa, es irrefutable la vinculación de los resultados de ambos informes a la gestión del cambio climático.

Pensar en la gestión urbana es tener que pensar, necesariamente, en sostenibilidad y resiliencia. Los hallazgos de los reportes e investigaciones son solo un punto de partida u oportunidad para acelerar la transición hacia estructuras y planeamiento urbano. Las ciudades son centros de consumo de recursos, focos de concentración y crecimiento poblacional, de desarrollo económico, social y cultural. Por ello, son generadoras de grandes impactos, como el cambio climático”.

Pensar en la gestión urbana es pensar en sostenibilidad y resiliencia

Fuente: ATV – Perú

Comments

comments