Precios de alimentos se disparan por guerra en Ucrania

Precios de alimentos se disparan por guerra en Ucrania. Los precios de productos alimenticios como granos y aceites vegetales alcanzaron sus niveles más altos el mes pasado, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En declaraciones que fueron reseñadas por El Impulso, la FAO apuntó que el incremento en gran parte se debe a la guerra de Rusia en Ucrania y las “interrupciones masivas del suministro” que está causando; amenazando a millones de personas en África, Medio Oriente y Estados Unidos en otros lugares con hambre y desnutrición.

Al respecto, Naciones Unidas dijo que el índice de precios de los alimentos promedió 159,3 puntos el mes pasado; 12,6% más que en febrero. Este índice rastrea los cambios mensuales en los precios internacionales de una canasta de productos básicos.

Tal como está, el índice de febrero fue el nivel más alto desde su creación en 1990.

Rusia y Ucrania grandes exportadores de granos y cereales

La FAO dijo que la guerra en Ucrania fue en gran parte responsable del aumento del 17,1% en el precio de los granos; incluidos el trigo y otros como la avena, la cebada y el maíz. Juntos, Rusia y Ucrania representan alrededor del 30% y el 20% de las exportaciones mundiales de trigo y maíz, respectivamente.

Si bien es predecible dado el fuerte aumento de febrero, «esto es realmente notable»; dijo Josef Schmidhuber, subdirector de la división de mercados y comercio de la FAO. “Claramente, estos precios tan altos de los alimentos requieren una acción urgente”.

Los máximos aumentos fueron para los aceites vegetales, cuyo índice subió 23,2%, impulsado por las mayores cotizaciones del aceite de semilla de girasol que se utiliza para cocinar. Cabe recordar que Ucrania es el principal exportador mundial de aceite de girasol y Rusia el número 2.

“Por supuesto, hay una interrupción masiva del suministro, y esa interrupción masiva de la región del Mar Negro ha disparado los precios del aceite vegetal”; dijo Schmidhuber a los periodistas en Ginebra.

No hay exportaciones por el Mar Negro

“Esencialmente, no hay exportaciones a través del Mar Negro; y las exportaciones a través del Báltico prácticamente también están llegando a su fin”, dijo.

En este sentido, el aumento de los precios de los alimentos y la interrupción de los suministros provenientes de Rusia y Ucrania amenazan con escasez de alimentos en países de Oriente Medio, África y partes de Asia; donde muchas personas ya no estaban comiendo lo suficiente.

También es cierto que esas naciones dependen de suministros asequibles de trigo y otros granos de la región del Mar Negro; a fin de alimentar a millones de personas que subsisten con pan subsidiado y fideos en oferta. Y ahora enfrentan la posibilidad de una mayor inestabilidad política.

A la espera de otros productores

Otros grandes productores de granos son Estados Unidos, Canadá, Francia, Australia y Argentina; y están siendo observados para ver si pueden aumentar rápidamente la producción para llenar los vacíos.

Sin embargo, los agricultores problemas como el aumento de los costos de combustible y fertilizantes exacerbados por la guerra; sequías e interrupciones en la cadena de suministro.

Finalmente, en la región del Sahel de África Central y Occidental, las interrupciones de la guerra se suman a una situación alimentaria ya precaria causada por el COVID-19; los conflictos; el mal tiempo y otros problemas estructurales; dijo Sib Ollo, investigador principal del Programa Mundial de Alimentos para África occidental y central en Dakar, Senegal.

Precios de alimentos se disparan por guerra en Ucrania

Foto: Cortesía

Fuente: El Impulso