Mucho se ha hablado del crecimiento del ecommerce en México pero poco se ha escuchado aún de la penetración que está teniendo el Social Commerce: comprar a través de redes sociales como Instagram o Facebook, sin salirse de la app. Esto, favorecido por las herramientas de automatización que ofrecen las redes, empieza a ser una modalidad que ya le compite al e-commerce que hoy podemos llamar «tradicional». ¿Le ganarán las redes mercado a los marketplace? ¿Hablamos de canales complementarios o de una nueva competencia?

Rapyd, Fintech-as-a-Service (FaaS) global, realizó en agosto una encuesta para explorar la preferencia de los mexicanos por el ecommerce o el social commerce según el tipo de compra a realizar. Debajo, algunas de las conclusiones más sobresalientes:

El e-commerce gana la carrera… por ahora:

si bien el 41% de los encuestados sigue prefiriendo el e-commerce, llama la atención que un 20% ya prefiere comprar por social commerce y a un 38% le resulta indistinto un canal u otro lo cual hace pensar que el social commerce dispone de un amplio espacio para crecer.

En cuestión de precio el social commerce no genera aún la confianza que ya goza el e-commerce. Casi un 70% de los encuestados manifestó que prefiere comprar bienes/ productos de alto valor por e-commerce y no por social commerce.

El social commerce en México está asociado a compras más impulsivas y de productos más económicos. Un 60% de los encuestados estuvo de acuerdo con esta reflexión.

LEE TAMBIÉN:   Cómo elaborar un perfil profesional

Casi el 70% de los encuestados admitió que prefiere hacer las compras planificadas de productos por sitios de e-commerce y no por redes sociales.

Key drivers del e-commerce:

Entre los aspectos más valorados del e-commerce se destacan la facilidad y rapidez (59%), la posibilidad de comprar las 24hs (58%) y la oferta de métodos de pago disponibles (42%).

Credibilidad de reseñas:

El 83% de los encuestados confían en las reseñas de los sitios de venta en línea mientras el 66% cree que las recomendaciones de los influencers en redes sociales son honestas y creíbles.

Topes máximos de compra:

Con respecto a la cantidad máxima de dinero que los encuestados manifestaron animarse a gastar en un canal y otro, el e-commerce se llevó más de lo doble que el social commerce con montos promedios de casi $7,000 y poco más de $3,000 respectivamente.

Es indudable que el ecommerce es una tendencia con fuerte expansión en América Latina, siendo México el segundo país con el mayor crecimiento en el último año, después de Brasil. Sin embargo, no se puede dejar de lado la adopción del social commerce que si bien aún parece tímida, está cobrando fuerza sobre todo por las nuevas generaciones.

Varios de los retos en materia de pagos, como el de la digitalización del efectivo al momento de la compra se vieron solucionados por el e-commerce, por lo que, los aprendizajes y avances logrados por su compañero afín, deben ser aprovechados.

LEE TAMBIÉN:   10 consejos que los expertos del mundo emprendedor nos dieron este año

¿Cómo llegamos a esto?

Hicimos un análisis del Social Commerce para entender el estado de la adopción de esta forma de compra. Los resultados muestran que:

Adopción del canal:

El 57% de los encuestados manifiesta haber realizado una compra por Social Commerce. De este segmento, el 88% afirmó haberlo hecho en Facebook, un 39% en Whatsapp y un 30% en Instagram.
Categorías más populares: la de ropa e Indumentaria (52%) encabezó la lista de adquisiciones por social commerce, seguida por artículos de cosmética y belleza (37%) y alimentos y bebidas (35%). Incluso cuando esta pregunta se extendió a los que aún no exploraron este canal, las verticales ganadoras fueron las mismas.

Huesos duros de roer:

Tanto los servicios de salud, como viajes y turismo y joyas y bisutería resultaron ser las tres categorías que mostraron más reticencia para el social commerce (encuestados manifestando que directamente NO comprarían). Llama especialmente la atención el resultado de Viajes y Turismo, tratándose de una de las categorías de mayor penetración de la venta online (e-commerce) en México.

Métodos de pago:

Los más comunes para este tipo de compras son la transferencia bancaria (54%), PayPal (51%) y tarjeta de débito (41%). Cabe destacar el porcentaje importante de pagos en efectivo en tiendas de conveniencia u otros puntos de venta (29%) para este tipo de compras que se concretan en la esfera digital; incluso entre un público mayoritariamente bancarizado.

Temores/ Barreras:

Las principales preocupaciones que genera el social commerce en los encuestados mexicanos son que el comerciante resulte un estafador (67%), la seguridad de sus datos (53%) y la seguridad del pago (52%).
Si bien los mexicanos ya están explorando el Social Commerce, por el tipo y montos de compras que hoy realizan se intuye cierto escepticismo aún en el canal. Creo que un rol clave en este camino de ganar la confianza del usuario lo juega la oferta de métodos de pago conocidos, confiables y preferidos de los usuarios; al menos esa fue la experiencia con el e-commerce. Los otros miedos se irán diluyendo poco a poco con la propia experiencia en el canal.

LEE TAMBIÉN:   3 métricas clave para medir la experiencia del cliente

FUENTE: Entrepreneur/Eric Rosenthal/Depositphotos

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »