Las startups se consideran únicas por su capacidad de escalar como ningún otro tipo de compañía y para muestra, hay que considerar que las categorizadas como “unicornio” tan sólo les bastó en promedio 6 años para lograr una valuación de mil millones de dólares. Son compañías que aprovecharon la tecnología para poder impulsarse y trascender modificando las industrias en las que se desarrollan.

Ejemplos de ellos pueden ser:

Didi fundada en 2012 cuyo valor trasciende a 64,000 millones de dólares, la compañía unicornio más valiosa en 2021.

Byte Dance ( filial TikTok) y creada en 2012 tiene un valor de 140,000 millones de dólares o

La marca de ropa china Shein, creada en 2008, la cual tiene un valor de 15,000 millones de dólares

O Airbnb, creada en 2008 y cuyo valor es de 47,300 millones de dólares. Estas compañías, al igual que muchas otras, pasaron por un proceso de tracción como principal objetivo hasta consolidar su crecimiento.

Tracción significa empujar hacia adelante, en el mundo de las startups traccionar significa progresar.

Representa la evidencia de que tu producto o servicio ha iniciado esa tasa de adopción en un gran mercado.

Que has validado tu modelo de negocios y que comienzas con un crecimiento sostenible. Situación que resulta atractiva para los inversionistas a la hora de levantar capital, ya que esto demuestra que tu idea ya no es mero papel, sino que tiene posibilidades reales de éxito en el mercado.

LEE TAMBIÉN:   Los 5 ingredientes para emprender con lo que amas

Si eres una startup, tienes que traccionar como mandato, así que en G2 Consultores, firma especializada en startups te hacemos saber que significa que tu compañía traccione:

Crecimiento:

En el proceso de maduración tienes tres opciones, creces, retrocedes o te quedas estático. Si te encuentras en las últimas dos seguramente serás superado por alguien más, si traccionas significa que estás creciendo y por lo tanto tu compañía está progresando.

Prueba de concepto:

Validación de que existe una demanda real para tu producto o servicio y de que hay negocio real.
Un camino real hacia los ingresos y las ganancias: estos dos no sólo son vitales para la compañía sino atractivos a la hora de levantar capital.

Obtener financiamiento:

Es una de las métricas más importantes para medir el valor de la compañía, desde el capital inicial hasta las últimas rondas de financiamiento, los inversionistas quieren ver una tracción constante.

FUENTE: Entrepreneur/G2 Consultores/Crédito: Depositphotos.com

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »