¿Quiénes eran las computadoras humanas de Harvard? El 13 de mayo de 1913, ante el observatorio astronómico de Harvard, se tomó una fotografía del todo inusual. En ella aparece un hombre de edad avanzada rodeado por 13 mujeres.

No sería de por sí reseñable si no fuera porque la imagen retrata a un equipo científico; y la aplastante mayoría femenina resulta insólita para su tiempo.

La fotografía forma parte de la historia de las llamadas Computadoras de Harvard; un grupo que reunió a decenas de mujeres a las órdenes del astrónomo Edward Charles Pickering; y que aportó grandes avances a la entonces naciente disciplina de la astronomía basada en imágenes.

Así lo recuerda el portal BBVA OpenMind, en un interesante texto sobre las llamadas computadoras humanas de Harvard.

Claro que lo inusual de la imagen para su época no podía saldarse entonces sino con el nombre que sus colegas dieron al grupo: “el harén de Pickering”.

A finales del siglo XIX el médico y astrónomo amateur Henry Draper introdujo la astrofotografía, como alternativa a las largas sesiones con el ojo pegado al telescopio. El uso de prismas permitía además plasmar los espectros de la luz estelar en las placas; lo que ayudaba a clasificar las estrellas y conocer su composición química.

Tras la muerte de Draper en 1882, Pickering vio la oportunidad de completar su trabajo; y escribió a la viuda y colaboradora del fallecido, Mary Anna Palmer Draper.

LEE TAMBIÉN:   Estados Unidos autorizó algunas transacciones de Pdvsa

Ciencia femenina y moderna

Además de sus estudios científicos, ambos compartieron el interés por abrir a las mujeres un espacio en estas investigaciones.

Pero mientras que el empeño de Draper era más idealista, el de Pickering fue del todo pragmático. Por el mismo dinero podía contratar a más mujeres que hombres.

Se cuenta que el astrónomo despidió a un asistente masculino al grito de que aquello lo haría mejor su criada escocesa; para luego contratar para el puesto a su criada escocesa, Williamina Fleming. Si fue así o es un mero embellecimiento de la historia, al menos Pickering apreció la capacidad de trabajo y análisis riguroso de sus colaboradoras.

Y Williamina Fleming es considerada como una astrónoma estadounidense. Fue contratada como auxiliar en el observatorio de Harvard; y sin formación específica en astronomía, finalmente realizó numerosos descubrimientos de cuerpos estelares, contribuyendo decisivamente a la confección del Catálogo Estelar Henry Draper.

Más de 80 mujeres

Más de 80 mujeres trabajaron con Pickering, inicialmente familiares de los astrónomos; pero más tarde universitarias que querían abrirse camino en la ciencia.

Y lo hicieron Annie Jump Cannon, Cecilia Payne-Gaposchkin, Henrietta Swan Leavitt, Antonia Maury, Anna Winlock, Florence Cushman; y muchas otras, que no se limitaron a hacer cálculos de sus placas fotográficas.

Esas mujeres catalogaron miles de estrellas y aportaron un sistema de clasificación estelar aún hoy utilizado; describieron sus composiciones químicas; calcularon sus distancias; y descubrieron nebulosas, novas, estrellas variables y enanas blancas.

La historia de las Computadoras de Harvard ha perdurado como un caso de ciencia femenina en la sombra; pero también fue uno de los primeros ejemplos de la ciencia moderna colaborativa en la transición del siglo XIX al XX.

LEE TAMBIÉN:   Venezuela: 7,8 millones de personas presentaron desnutrición entre 2018 y 2020
¿Quiénes eran las computadoras humanas de Harvard?

Fotos: Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics

Fuente: BBVA OpenMind

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »