Rappi: la plataforma que genera empleo a venezolanos en Colombia

Rappi: la plataforma que genera empleo a venezolanos en Colombia

Rappi: la plataforma que genera empleo a venezolanos en Colombia. De acuerdo con un reciente estudio, la empresa de servicios colombiana Rappi, es una de las que más emplea a los venezolanos en el país. Un 57% de la fuerza laboral son venezolanos. Mientras que 41% son colombianos. El porcentaje restante son colombo – venezolanos.

Esto es posible ya que mucha de esta fuerza laboral es joven, no cuenta con estudios, ni experiencia certificada o referencias laborales.

De lo contrario, como apuestan muchos, sería imposible y sumamente costoso dar trabajo a los migrantes que llegan al país.

El informe presentado por el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, refiere que centenas de “rappitenderos” han elegido al «unicornio» colombiano para prestar sus servicios laborales. Los domiciliarios que trabajan a través de la plataforma digital de Rappi son conocidos como “rappitenderos”.

Los venezolanos trabajan más horas que los colombianos

Entre los hallazgos que coinciden precisamente con un estudio del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), sobre el número de horas trabajadas, los venezolanos trabajarían mucho más si se compara con los colombianos, llevando a cabo la misma labor.

El “rappitendero” venezolano estaría trabajando alrededor de 10 y 12 horas. Mientras que el colombiano lo haría hasta 8 horas.

Asimismo, si se compara frente a los días trabajados, los venezolanos superan a los colombianos. Según la nacionalidad, 5% de colombianos trabaja 6 días mientras que 97% de venezolanos lo hace hasta por 7 días.

LEE TAMBIÉN:   Capitalismo de internet: el poder sin límite de las grandes tecnológicas

Muchas barreras de acceso para la población migrante

PanAm Post habló con María Clara Robayo, investigadora del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, sobre las implicaciones si no existieran aplicaciones como Rappi o Uber. ¿Qué haría esa fuerza laboral migrante en el país?

Rappi se ha posicionado en una de estas plataformas novedosas al igual que Uber. Convirtiéndose en un nicho muy importante para la mano de obra migrante, especialmente la proveniente de Venezuela. Tanto las plataformas como la migración en las ciudades, son todavía fenómenos económicos y sociales nuevos. Y hay mucha incertidumbre para predecir cuál sería su comportamiento en unos años”, dijo Robayo.

La investigadora destacó que si cerrara alguna de estas plataformas como Rappi o como Uber, los migrantes seguramente tendrían que insertarse en el sector laboral desde la informalidad.

Para acceder a plataformas como Rappi o Uber hay que tener Permiso Especial de Permanencia (PEP), es decir, una migración regular. Pero todavía hay muchas barreras de acceso para la migración frente un trabajo formal. El empleador colombiano desconoce cuáles son las rutas de contratación para población extranjera. Y desconoce las implicaciones de contratar migrantes”, explicó Robayo.

Seguridad social: el talón de Aquiles de Rappi

Rappi es la primera empresa colombiana considerada un “unicornio”, por lograr superar los $1.000 millones. Y forma parte de los 11 “unicornios” que hay en Latinoamérica.

Pero hay detractores que no están de acuerdo con el modelo de negocio. Y piden que el Estado intervenga. Es decir, exigen que haya mayor regulación.

LEE TAMBIÉN:   Enrique Larrañaga: ¿Por qué la ciudad?

Los creadores de Rappi han dicho que si a ellos los obligan a pagar salario mínimo y seguridad social, su empresa no sería viable. Y tendrían que despedir a muchos empleados.

PanAm Post habló con un “rappitendero” venezolano en la ciudad de Cali. Según el joven migrante, si tuvo un día de muchos pedidos puede ganar entre 50.000 y 70.000 pesos ($70). De seguir con ese ritmo, el joven migrante podría ganar mensualmente mucho más que el salario mínimo en Colombia que está en 828.116 pesos ($244).

Al mismo tiempo, aseguró que paga su seguridad social. Y hasta el momento no ha tenido problema con las labores encomendadas por la aplicación.

Sin duda el pago de la seguridad social por parte de Rappi ha generado malestar en muchos. Incluso en “rappitenderos” que se han unido a protestas apalancados por políticos de izquierda, exigiendo mayores garantías laborales.

Sin embargo, el modelo de negocio no establece un vínculo laboral directo. Pues el “rappitendero” se encarga de entregar al consumidor el pedido hecho a través de la aplicación. No hay un contrato laboral con la compañía y mucho menos están vinculados formalmente.

No tienen horario, ni deben cumplir metas, trabajan cuando quieren y escogen los pedidos que deseen.

El pago de la seguridad social puede incidir directamente en la prestación del servicio y en la vinculación de la fuerza migrante venezolana al mercado laboral colombiano.

De acuerdo con el estudio de la Universidad del Rosario, 53,9% no está afiliado al sistema de salud. Le sigue un 36,7 % que sí está afiliado a través del Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales(Sisben).

LEE TAMBIÉN:   La IA pone en jaque a la lengua española

Por otro lado, 33,7% lo hace a través del régimen contributivo y 29,6 % está vinculado como beneficiario al sistema de algún cotizante.

Rappi: la plataforma que genera empleo a venezolanos en Colombia

Fuente: Panampost

Comments

comments