Recuperación de la industria petrolera venezolana es posible

Recuperación de la industria petrolera venezolana es posible

Recuperación de la industria petrolera venezolana es posible. Venezuela posee las reservas probadas y certificadas de petróleo más grandes del mundo. Superan los 302 mil 300 millones de barriles según estimaciones del Ministerio de Petróleo.

No obstante, la industria está severamente comprometida por múltiples factores: fallas en la infraestructura, agotamiento de los yacimientos, corrupción administrativa, falta de inversiones, apagones, escasez de químicos, migración de la mano de obra calificada y más recientemente por la entrada en vigencia de sanciones contra la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), por parte de la administración Trump.

LEE TAMBIÉN Reinaldo Quintero: El país, su gente y el petróleo

Producción oscila en los 700 mil barriles diarios

La producción de crudos al cierre de marzo estaba en el orden de los 740 mil barriles de crudo diarios, según reveló la agencia Bloomberg.

La agencia cita a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Esta situación nos coloca en los últimos escaños del cartel internacional. Y nos aleja del punto de mira de las inversiones extranjeras y de la lista de los países competitivos.

El bombeo venezolano cayó 289 mil barriles diarios en el plazo de un mes. Se estima que la producción actual es la más baja en más de tres décadas.

De ser el principal productor de crudos de América Latina, Venezuela pasó al cuarto lugar, superado por Brasil, México y Colombia.

La recuperación de la industria petrolera es posible

Pese a este panorama oscuro, la Cámara Petrolera de Venezuela (CPV), a través de su presidente Reinaldo Quintero, ha dicho que la “recuperación de la industria petrolera es posible”.

La organización que cuenta con más de 500 empresas afiliadas que cubren toda la cadena de valor de los hidrocarburos, presentó un conjunto de propuestas para reactivar al corto, mediano y largo plazo la industria petrolera, con una inversión promedio de $30 mil millones que permitirá frenar la caída, estabilizarla y levantar la producción entre 500 mil y un millón de barriles diarios.

LEE TAMBIÉN:   Samuel Ballester: Construir ciudades sustentables demanda un cambio de paradigma en el desarrollo urbano

La CPV asegura que el planteamiento está enfocado en la recuperación de las industrias petrolera, gasífera y petroquímica, una vez se concrete el cambio político.

Para la cámara que agrupa a las empresas de bienes y servicios petroleros desde hace más de 40 años, lo primordial es detener el deterioro progresivo y frenar la declinación de la infraestructura para comenzar a trabajar en su recuperación.

Nuestra organización ha realizado un levantamiento de información con el objetivo de presentar un diagnóstico actualizado de la infraestructura existente y sus capacidades, tanto en oriente como en el occidente del país”.

Diagnóstico y propuestas

La Cámara Petrolera de Venezuela identificó las áreas críticas, así como las oportunidades para la recuperación del sector en cuanto a exploración, extracción y perforación, transporte y tratamiento primario, almacenamiento inicial, refinación, comercialización exterior, petroquímica y comercio interno del producto se refiere.

La propuesta para la reactivación de la industria consta de cuatro etapas.

La primera de ellas busca frenar la declinación, para lo cual se requiere una inversión cercana a los $8 mil millones. Según sus estimaciones, puede realizarse en 6 meses.

Esta etapa incluye la inspección y validación de pozos; determinar las facilidades de producción, transporte y mantenimiento; establecer prioridades y estimados de costos; y adelantar procesos transparentes de contratación para bienes y servicios.

La segunda etapa es recuperar la producción. Esta fase puede tomar de 12 a 18 meses con una inversión de $12 mil millones.

Una vez frenada la declinación y recuperados los barriles de producción, es necesario mantener ese status quo”.

La tercera etapa es sostener la producción alcanzada, la cual según la CPV, es posible a través de un financiamiento propio proveniente de un flujo de caja positivo.

Para esta etapa se estima una inversión anual de $5 mil 500 millones, con los cuales habrá que mantener la actividad de los taladros y garantizar el sostenimiento de los pozos.

La cuarta etapa es incrementar la producción. Para lograrlo, se tiene que elaborar un plan que responderá a las prioridades del momento. La inversión necesaria y el lapso requeridos para ejecutar los proyectos que se designen, se determinarán tras el establecimiento de prioridades.

LEE TAMBIÉN:   Gente que Construye instaló su Consejo Editorial

Dispuestos a invertir y trabajar por el país

La propuesta de la Cámara que reúne a las empresas de bienes y servicios petroleros constituyó cuatro grupos de trabajo.

El primero es el técnico operacional que trabaja sobre las áreas críticas identificadas para lograr la recuperación del sector.

El segundo viene trabajando sobre el marco regulatorio y contractual necesario para generar confianza, credibilidad y seguridad jurídica.

El tercero busca promover e incentivar la participación nacional.

Y el cuarto, es el que adelanta las propuestas para atender los temas relacionados con seguridad, talento humano y medio ambiente.

El petróleo está, la infraestructura existe y el empresariado con experiencia y conocimiento de los campos venezolanos permanece aquí, dispuesto a invertir y a trabajar por el país”, ha dicho la Cámara.

Los tiempos actuales exigen compromiso de todos los venezolanos, y al respecto la organización ha manifestado una inequívoca voluntad para recuperar con bases firmes y sostenibles la producción petrolera.

De hecho consideran que a pesar de que se promueve e impulsa el desarrollo de otras fuentes de energía como la eólica o la solar, los hidrocarburos seguirán jugando un papel fundamental en la matriz de energía a nivel mundial.

Elevar la producción en 1 millón de barriles diarios

La recuperación de la producción también pasa por la incorporación efectiva del sector privado representado en la CPV.

Tenemos propuestas específicas para acompañar al Estado venezolano en los proyectos de mejora de operaciones, tanto en el subsuelo como en el mantenimiento de la infraestructura de los campos. Y en lo que respecta a refinación y petroquímica, en las áreas de comercialización, distribución y procesamiento”, manifestó Quintero.

Como expertos petroleros saben que trabajando a través de conglomerados, junto a Pdvsa y a  los gremios pares, el sector de los hidrocarburos puede ser reconquistado.

La inversión cercana a $30 mil millones – distribuidos en las fases de estabilización de la producción; mantenimiento en el área de refinación y el sector petroquímico –, apunta a levantar la producción entre 500 mil y 1 millón de barriles diarios en los yacimientos tradicionales en el mediano plazo. Y a largo plazo en 5 años, por encima de los 2 millones de barriles diarios.

LEE TAMBIÉN:   Ecuador reanuda exportaciones de petróleo tras protestas

El aspecto medular es frenar la caída de la producción. Luego se trabajará en función de aumentarla en las áreas tradicionales de Anzoátegui, Monagas y Zulia.

El Estado venezolano también debe reforzar la seguridad de las instalaciones y atender el deterioro natural de la infraestructura para garantizar la capacidad operativa de los equipos.

Venezuela en la mira

Venezuela, geopolítica y energéticamente hablando, seguirá siendo prioridad para muchos países por poseer las reservas certificadas de crudo más grandes del mundo en la faja Petrolífera del Orinoco.

El país no solamente tiene petróleo sino un conocimiento centenario sobre su manejo y la industrialización. Cabe recordar que la industria petrolera no se circunscribe solamente a Pdvsa.

Ella también está conformada por la Asociación Venezolana de Hidrocarburos, la Asociación Venezolana de Procesadores de Gas, las empresas mixtas, la Cámara Petrolera de Venezuela y las universidades, entre otros sectores y gremios.

Recuperación de la industria petrolera venezolana es posible

Fuente: Revista GENTE QUE CONSTRUYE

Comments

comments