Reinaldo Quintero: Una economía de servicios

Reinaldo Quintero: Una economía de servicios

Reinaldo Quintero: Una economía de servicios. Como sociedad, seguimos frente al desafío de implementar en forma racional y efectiva un Plan de Recuperación de nuestra industria principal. Con los recursos y circunstancias que definen nuestra dura realidad.

Ante esta responsabilidad, los actores políticos, económicos y sociales, nos hemos aproximado en la búsqueda de una salida. Para que en forma ética y a través de valores humanitarios y transparencia, podamos resolver las circunstancias extremadamente difíciles que hoy afectan a nuestra población.

Para este fin, la Cámara Petrolera de Venezuela, como representante del empresariado petrolero por más de 40 años y como la organización que agrupa y está presente a lo largo de toda la cadena de valor de los hidrocarburos, actualizó su propuesta y la ajustó a la realidad actual. Incluyendo aspectos estratégicos en materia financiera, operativa, jurídica y también en seguridad física.

En aguas arriba la prioridad es incrementar la producción un millón de barriles diarios, en un periodo de 2 años.

En cuanto a corrientes medias y refinación, el objetivo es acompañar la meta de 200.000 barriles diarios de refinación de combustibles, primordialmente en el CRP Cardón, El Palito y Puerto La Cruz, para atender las necesidades del mercado interno. Asimismo, se proponen diversos esquemas alternativos para complementar los mecanismos de distribución del servicio de combustible, gas y aceite.

En lo que respecta al gas, se propone avanzar con las licencias otorgadas, como la del Proyecto Cardón IV; también, detener la quema del Gas de Venteo al Norte de Monagas. Y en lo posible, activar y continuar con los Proyectos de los Bloques 2 y 4. Así como también, los del Mariscal Sucre, Mejillones, Patao y Dragón.

LEE TAMBIÉN:   Se agudiza crisis eléctrica en Puerto Cabello

Corrientes aguas abajo e industrialización

En cuanto a corrientes aguas abajo e industrialización, es necesario acompañar los proyectos de mantenimiento y recuperación en los tres complejos petroquímicos existentes en Occidente: Ana Maria Campos, Olefina 1 y Olefina 2. Estas plantas impactan la cadena de valor del plástico.

También, debemos incorporarnos en la planta de fertilizantes de Moron, y en el Complejo Petroquímico de Jose en Oriente, donde se dispone de instalaciones para fertilizantes y aditivos.

Además, es necesario apoyar en los proyectos de explotación de las minas de fosfato en Nabay del estado Táchira y Reyecito en Morón.

Para los fines anteriores, las empresas de la Cámara Petrolera se deben incorporar en las operaciones y mantenimiento de estos proyectos.

Por lo que se han formulado propuestas y mecanismos de financiamiento acompañadas por la inversión privada, y focalizadas en las unidades de producción y refinación, bajo la figura de nuevos modelos de gestión de negocios, de acuerdo a las prioridades que nos plantea el sector público.

Esto, con el fin de darle viabilidad a la cartera de proyectos, la recuperación de recursos disponibles y la continuidad de una economía de servicio estructurada sobre modelos de negocios auto regenerativos y sustentables.

Es decir, desplazar el rentismo petrolero y convertirnos en una economía de servicios capaz de crear puestos de trabajo con progreso, tecnología y conocimientos para todo el tejido social y otras actividades económicas.

Presidente de la Camara Petrolera de Venezuela

www.camarapetrolera.org
junta.directiva@camarapetrolera.org
@CamaraPetrolera
Reinaldo Quintero: Una economía de servicios

Fuente: Opinión

Comments

comments