Richard Casanova: La pobreza no es sólo un problema de poder adquisitivo

Richard Casanova: La pobreza no es sólo un problema de poder adquisitivo

Richard Casanova: La pobreza no es sólo un problema de poder adquisitivo. A propósito del cambio que experimenta Venezuela y de las propuestas presentadas por la Asamblea Nacional en el Plan País, diversos sectores han venido trabajando en iniciativas que abarcan todas las áreas. Entre ellas las que tienen que ver con la rehabilitación de los servicios públicos, mejoramiento del hábitat urbano y la reducción del déficit habitacional.

El presidente de la comisión de Desarrollo Urbano y Vivienda del Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), Richard Casanova, indicó que urge dar respuestas a ese porcentaje importante de la población que vive en barrios y urbanizaciones populares. Y que ha visto disminuir su calidad de vida como consecuencia de la crisis que afecta al país desde hace algunos años.

LEE TAMBIÉN Richard Casanova: “Es imposible que construyan 400 mil viviendas en siete meses”

65% y 67% de la población vive en barrios o urbanizaciones populares

Entre 65% y 67% de la población vive en barrios o urbanizaciones populares y a ellos tenemos que darles respuestas. Desde el CIV hemos presentado propuestas de desarrollo urbano y vivienda para habilitar o rehabilitar algunas de las zonas populares y construir masivamente viviendas en aquellas donde es posible garantizar la prestación de servicios. El tema de los barrios es fundamental porque la pobreza no es sólo un problema de poder adquisitivo sino fundamentalmente de condiciones de vida”, aseguró el dirigente gremial.

Casanova expuso a Gente que Construye el alcance de las propuestas elaboradas por reconocidos profesionales y recogidas en el documento “Los desafíos de la ciudad en tiempos de cambio”.

Para él, la recuperación y reposicionamiento de las ciudades, pasa por concebir a los barrios y sectores populares como partes orgánicas. En consecuencia deben ser objeto de intervenciones integradoras y no segregativas.

16 programas de intervención urbana

Casanova agregó que la propuesta formulada contiene 16 programas de intervención urbana. Están destinados a elevar la calidad de vida en las principales ciudades del país y a dar respuesta al grave déficit habitacional calculado en dos millones 400 mil viviendas.

En la elaboración de este documento participaron expertos de la talla de Josefina Baldó, Oscar Olinto Camacho, Adriana D ́Elia, Lorenzo González Casas, Pedro González Marín, Félix Ojeda Oropeza, Raúl Prieto, Víctor Rodríguez y Henry Vicente.

Todos coincidieron en el hecho de que la reinstitucionalización y reconstrucción económica y social del país demandará el concurso de los más diversos grupos políticos, económicos, universitarios, gremiales y sociales de la nación.

Las propuestas técnicas que pueden ser consultadas en la página construyenpais.com.

Para mejorar las condiciones de vida de la población se requiere de una gama de planes y programas de inversión que permitan ampliar la cobertura y calidad de los servicios básicos como agua potable, electricidad, saneamiento ambiental y telecomunicaciones.

Pero también acondicionar las infraestructuras urbanas existentes como terminales y puertos marítimos, aeropuertos, metros, ferrocarriles, puentes y autopistas, esenciales para el desarrollo de fuentes de empleo estables, de la actividad económica y de la movilidad.

Estos 16 programas orientados al impulso del desarrollo urbano y del sector vivienda están divididos en cuatro bloques: habilitación de sectores populares; promoción de viviendas; intervención urbana local; y mejoramiento del hábitat metropolitano, y están pensados para ejecutar en el mediano plazo de 10 años”, detalló.

Primer bloque de habilitación de sectores populares

En él fueron diseñados tres programas: uno de habilitación de barrios; otro de reconocimiento de los derechos inmobiliarios en las zonas de barrios y urbanizaciones populares, y otro de rehabilitación de las urbanizaciones populares

Segundo bloque de promoción de viviendas

Están incorporados siete programas: urbanizaciones con servicios y viviendas completas de interés social; construcción de macroparcelas y urbanizaciones; subsidios directos a la demanda de viviendas; microcréditos de corto y mediano plazo; construcción de albergues y refugios; diversificación y tecnificación de la producción de componentes de construcción; y residencias colectivas para ciudadanos en condiciones especiales.

Tercer bloque de intervención urbana local

Fueron diseñados cuatro programas: uno para potenciar la actividad económica local desde la vivienda en los barrios; el programa nacional de asistencia técnico-social integral (ASISTE) que incorpora a las universidades con módulos de asistencia técnica en cada barrio y que es parte de la formación de los estudiantes; el de formación de constructores populares; y otro para actualizar y ampliar la información catastral y de viviendas.

Cuarto bloque del mejoramiento del hábitat metropolitano

Están incluidos dos programas: uno de recuperación integral de la infraestructura de vialidad y modernización del transporte público urbano; y otro de rescate, equipamiento y mantenimiento de los espacios públicos de las ciudades.

Hay todo un tema de ingeniería financiera para convertir la construcción de vivienda popular en un negocio para el sector privado. El Estado tiene que dejar de ser constructor de viviendas y darle esa es competencia al sector privado”, apuntó el dirigente del CIV.

94,4% de la población no tiene capacidad financiera para adquirir vivienda

Casanova hizo hincapié en la crisis que se vive en el sector vivienda. 94,4% de la población – según un estudio adelantado por Datanálisis –, manifestó no tener capacidad financiera para adquirir una vivienda nueva.

En estos programas de vivienda e intervención urbana, el CIV consideró el alto porcentaje de venezolanos que hoy vive en barrios, así como la población de clase media, tradicionalmente excluida de la política habitacional y de los programas de construcción masiva de vivienda.

Para garantizar la gobernabilidad del país es necesario construir consensos. Y asumir que para recuperar la calidad de vida en los grandes conglomerados urbanos donde reside la inmensa mayoría del país, debemos otorgarle al ciudadano el rol protagónico que le corresponde. En otra palabras, debemos asumir como un desafío que la ciudad somos todos y que a todos nos corresponde hacer ciudad”, expuso Casanova.

Involucrar al sector privado

La Comisión de Desarrollo Urbano y Vivienda del CIV considera oportuno involucrar al sector privado y estudiar fórmulas de financiamiento como inversión directa, acuerdos de concesiones, financiamiento de fuentes multilaterales y alianzas estratégicas multisectoriales nacionales y externas, para adelantar estos proyectos de envergadura.

Las políticas públicas puestas en marcha por el Estado venezolano en los últimos 12 años, dejaron de lado la urgente intervención urbana integral de los barrios. También priorizaron la construcción de viviendas sin cumplir las mínimas condiciones ambientales, de equipamiento y servicios básicos, irrespetando el ordenamiento urbano y poniendo en riesgo, en algunos casos, la vida de los beneficiarios, quienes en su mayoría no poseen siquiera el título de propiedad del inmueble.

Richard Casanova: La pobreza no es sólo un problema de poder adquisitivo

Fuente: Gente que Construye

Comments

comments